Últimas noticias

Ver más noticias

¿Querés apoyarnos?

¡Enteráte!

Entidades que apoyan a Ecoportal

Apoya nuestro trabajo

¡Con tu aporte beneficiarás a todos nuestros visitantes y suscriptores!

suscripciones

Cultivos Transgénicos: Más allá de las Promesas Incumplidas

07/02/03

La reciente visita a varios países latinoamericanos del agricultor canadiense Percy Schmeiser, nos pone en preaviso en torno a las implicaciones relacionadas con el uso de las semillas de los cultivos transgénicos.

La introducción de la ingeniería genética en la agricultura está confrontando, a desafíos inimaginables, tanto al movimiento orgánico como al convencional. La reciente visita a varios países latinoamericanos del agricultor canadiense Percy Schmeiser, explicando los alcances de su caso y el de muchos otros agricultores en Canadá y los EE. UU., nos pone en preaviso en torno a las implicaciones políticas, económicas, ambientales y de dependencia, relacionadas con el uso de las semillas de los cultivos transgénicos.

En su disertación el Sr. Schmeiser, explicó claramente los alcances, a nuestro parecer, inauditos, de los poseedores de las patentes de las semillas transgénicas, quienes con patentar un solo gen se abogan el derecho de ser los dueños de los organismos donde este gen se encuentre, sin importar la forma en que estos genes alcancen otros organismos. Así, en su caso particular, la Corte Federal que acogió la demanda de la empresa multinacional Monsanto contra este agricultor de 71 años dictaminó, por medio del juez Andrew MacKay, que no importaba cómo la colza transgénica de la empresa llegó allí, fuera por polinización cruzada, a través del agua de lluvia, o transportada por los pájaros y abejas. El hecho es que en sus campos había algunas plantas transgénicas y eso significaba ser culpable (decisions.fct-cf.gc.ca/fct/2001/2001fct256.html).

Básicamente, lo que este "razonamiento" expone es que el contaminador, en estos casos, no paga, sino más bien las personas que sufren la contaminación. Lo anterior es como afirmar que la tecnología de Monsanto está contagiando una enfermedad de transmisión sexual, pero que son todos los demás los que tienen que usar condón ( www.biodiversidadla.org/noticias/noticias179.htm). Con esto se les está negando a los agricultores su derecho de continuar sembrando sus propias semillas cuando estas llegan a contaminarse, al tiempo que podrían estar perdiendo algunas de las características deseables, seleccionadas por ellos y sus generaciones anteriores ( www.percyschmeiser.com, www.agrisustentavel.com/trans/percy.htm) .Por otra parte, las promesas ofrecidas por estas empresas: de mayores rendimientos y menor uso de agroquímicos con sus semillas ( www.isaaa.org), no se están cumpliendo en todos los casos, tal y como lo comprueba la reciente publicación Seeds of doubt, de G. Meziani y H. Warwick, 2002 ( www.madge.net.nz/doclibrary/pdfs/seeds_doubt2002.pdf), donde se exponen casos concretos al respecto que demuestran, entre otros problemas, las bajas en los rendimientos, el mayor uso de plaguicidas, la aparición de las denominadas "supermalezas transgénicas", la pérdida de mercados importantes (como el de los países de la Unión Europea, quienes están aplicando el Principio de Precaución al no autorizar la entrada de productos transgénicos), los problemas de la contaminación (tanto de los cultivos convencionales como orgánicos, sin excluir a la vida silvestre expuesta).

Lo anterior hace necesario una revisión cuidadosa, tanto de nuestra legislación actual, como de las implicaciones que esta tecnología podría tener para nuestros países, basadas en las experiencias y las consecuencias precitadas que ya se están viviendo en otras naciones. No dejemos que la realidad virtual, presentada alegremente por las compañías de semillas transgénicas, nos lleve por delante.

Las evidencias actuales sobre este particular refuerzan la idea de la aplicación inmediata e impostergable del Principio de Precaución, por parte de la autoridades pertinentes (El principio de precaución en medio ambiente y salud pública: de las definiciones a la práctica, 2002, de J. Riechmann y J. Tickner coord., Icaria: Barcelona), tanto por los problemas expuestos como por las eventuales repercusiones que estos productos pudieran tener o estar teniendo sobre la salud humana y animal (Riesgos transgénicos para la salud humana, de Jorge Kaczewer, MAPO: Argentina. Fallos fatales en la evaluación de seguridad de los alimentos transgénicos, de M.W. Ho y R.A. Steinbrecher, ecologistesenaccio-cat.pangea.org/temes/genetica/transdocuments/mae.doc).
Por último, deseo terminar mis apreciaciones al respecto con un pensamiento de Daniel Yankelovitch, sobre la necesidad de aplicación del Principio de Precaución en una materia como la que nos ocupa: "El primer paso consiste en medir todo lo que se puede medir fácilmente. Eso es correcto. El segundo paso estriba en ignorar lo que no puede medirse, o darle un valor cuantitativo arbitrario. Eso es artificial y engañoso. El tercer paso consiste en suponer que lo que no se puede medir fácilmente en realidad no importa mucho. Eso es ceguera. El cuarto paso estriba en decir que lo que no puede medirse fácilmente no existe. Eso es suicidio."- www.EcoPortal.net

Enviado por:
Jaime E. García G., Dr.sc.agr. Profesor Catedrático de la Escuela de Biología de la Universidad de Costa Rica y Extensionista-Investigador del Área de Agricultura y Ambiente (AAA) del Centro de Educación Ambiental (CEA) de la Universidad Estatal a Distancia (UNED). C.e.: jgarcia@uned.ac.cr

Comentarios de los visitantes sobre este artículo

Suscribete GRATIS a "Ambiente y Sociedad", nuestra publicación semanal de Noticias y Novedades ambientales con mas de 120.000 suscriptores, envía un mensaje a subscribe@ecoportal.net