¿Sabían que los océanos tienen todo?

En los océanos se puede encontrar desde vida microscópica hasta los animales más grandes que hayan vivido en la Tierra; desde los más descoloridos hasta los más relucientes; desde los que habitan zonas gélidas hasta los que lo hacen en las más cálidas, los que necesitan sol y los que se adaptaron a la oscuridad de las profundidades marinas.

Por Baher Kamal

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) nos recuerda que los océanos son esenciales para los ecosistemas terrestres, así como una fuente de biodiversidad, alimento y vida. De hecho, alrededor de 40 por ciento de la población mundial vive a unos 100 kilómetros de la costa.

Por ello, una mejor gestión de los recursos marinos es necesaria “para garantizar la seguridad alimentaria mundial”, recuerda la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) nos recuerda que los océanos son esenciales para los ecosistemas terrestres, así como una fuente de biodiversidad, alimento y vida. De hecho, alrededor de 40 por ciento de la población mundial vive a unos 100 kilómetros de la costa.

Por ello, una mejor gestión de los recursos marinos es necesaria “para garantizar la seguridad alimentaria mundial”, recuerda la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

Sobrepesca o cómo agotar los océanos

La FAO estima que se capturan unas 91 o 93 millones de toneladas de peces al año, y los mariscos están entre los productos básicos más comercializados del mundo con un valor de exportación que en 2016 ascendió a 142.000 millones de dólares.

Además, se estima que la pesca ilegal, no registrada ni regulada extrae otras 26 millones de toneladas de peces al año, perjudicando a los ecosistemas marinos y saboteando los esfuerzos para lograr la sostenibilidad de esta actividad.

Alrededor de 80 por ciento de la contaminación oceánica procede de la tierra, y las zonas costeras son especialmente vulnerables a los contaminantes, observa la FAO. Por ejemplo, los plásticos, que son un problema particular cuando se forman enormes manchas de basura en el agua.

Y a eso se suma que el cambio climático con consecuencias como la acidificación oceánica, afecta la supervivencia de especies marinas.

El desarrollo costero también destruye y degrada importantes ecosistemas marinos, como los arrecifes de coral, las praderas marinas y los manglares.

La gravedad del problema es tal, que dirigentes, científicos, especialistas y organizaciones de la sociedad civil se preparan para participar en la Conferencia Mundial sobre los Océanos, que se realizará del 5 al 9 de junio de este año en Nueva York.

Un Festival Mundial del Océano

Como forma de ampliar su visibilidad, la ONU anunció el 11 de este mes la realización del primer Festival Mundial de los Océanos, que será el punta pie inicial de la conferencia y en el marco del cual activistas y artistas tomarán las calles y los cursos de agua de Nueva York para generar consciencia sobre la necesidad de revertir la decadente salud oceánica.

Con ese fin, la responsable para asuntos internacionales de la alcaldía de Nueva York, Penny Abeywardena, se reunió con el presidente de la Asamblea General de la ONU, Peter Thompson, para informar que el festival tendrá lugar el 4 de junio, el día antes del inicio de la conferencia de una semana.

Suecia, que ha sido un gran actor de los esfuerzos para salvar los océanos, remarcó por medio de la vice primera ministra y ministra para el Clima, Isabella Lövin, que la Conferencia sobre los Océanos será una “oportunidad única” para salvarlos del enorme estrés al que están sometidos.

“No necesitamos inventar ni negociar nada nuevo, solo tenemos que tomar medidas para implementar lo que ya acordamos”, subrayó Lövin.

Los hechos son claros, al igual que la solución. Resta ver si los gobernantes del mundo se deciden a actuar.

Traducido por Verónica Firme

Ecoportal.net

IPS Noticias

http://www.ipsnoticias.net/

Agrega un Comentario

Pulsa aquí para hacer un comentario