Últimas noticias

Ver más noticias

¿Querés apoyarnos?

¡Enteráte!

Entidades que apoyan a Ecoportal

Apoya nuestro trabajo

¡Con tu aporte beneficiarás a todos nuestros visitantes y suscriptores!

suscripciones

AGONIA y RETO "Crisis Marina Global"

03/01/02 Por Dr.M.Sommer

Los océanos, que contienen el 90 por ciento de la biomasa viviente del mundo y son fuente primaria de alimento para mas de tres mil millones y medio de personas, actualmente sufren una grave degradación debido a la contaminación, la pesca excesiva y el desmesurado crecimiento urbano costero.

Hay momentos en que la decisión más difícil es admitir lo obvio. Es obvio que en todo el mundo las economías nacionales están basadas en bienes y servicios derivados de los ecosistemas, como también lo es que la vida humana depende de la capacidad que tengan esos ecosistemas para seguir proporcionando sus múltiples beneficios. Con todo, tanto en los países ricos como en los pobres, por mucho tiempo las prioridades del desarrollo se han centrado en aquello que podemos extraer de los ecosistemas, sin tomar demasiado en cuenta el impacto de nuestras acciones.

Cerca del 40 por ciento de la población del mundo vive en un radio de 100 Km. de la línea costera, un área que escasamente representa el 20 por ciento de la masa terrestre. Las poblaciones costeras están aumentando y, a medida que se incrementan, la presión sobre los ecosistemas costeros también crece.
Cuatro de 10 personas viven a 100 Km. de la costa. El turismo es el sector de la economía mundial que mas rápido se esta expandiendo; en 1999 su valor se estimo en US$ 3,5 billones. Si bien se sabe que hay zonas que han sido degradadas por la actividad turística - particularmente los arrecifes de coral-aun se desconoce el efecto inverso que tiene la degradación costera en ese sector de la economía.

Actualmente nos encontramos en medio de una crisis marina global. Los recursos costeros y marinos, y los ecosistemas de los cuales dependen, están mostrando muestras del derrumbamiento.

· Aproximadamente el 50 por ciento de los ecosistemas costeros del mundo (por ej.; arrecifes coralinos incluyendo, los mangles, y los seagrasses, etc.) han sido alterados ya o destruidos, por la demanda creciente de las ciudades, industrias, acuicultura, turismo etc. La modificación de la línea costera como consecuencia de la actividad humana ha alterado las corrientes y el deposito de sedimentos en beneficio de algunas playas pero en detrimento de otras. Los habitats costeros que tienen una capacidad natural de amortiguamiento y de adaptación están siendo modificados por la urbanización y reemplazados por estructuras artificiales.

Es así como el impacto del oleaje durante las tormentas se ha incrementado lo que a intensificado la erosión costera, la perdida de hábitat, el crecimiento de la salinidad en los acuíferos de agua dulce.

Mas grave todavía, se proyecta un aumento en el nivel del mar como consecuencia del calentamiento global, lo cual puede amenazar varios asentamientos costeros y algunos estados insulares. El cambio climático y el aumento de la temperaturas podría dar lugar a niveles de mar de levantamiento cerca tanto como 95 centímetros al final de este siglo. Los océanos Atlántico, Pacifico y Indico se están calentando lentamente con un promedio de 0,06 grados centígrado desde 1955 debido a al efecto del invernadero.

· La mitad de los humedales del mundo se perdió en el siglo XX. En los últimos 50 años se ha perdido cerca del 85 por ciento de los manglares de Tailandia, Filipinas, Pakistán, Panamá y México.

· La tala indiscriminada y la conversión han reducido a la mitad los bosques del mundo con la consecuencia de aumento de las erosiones y turbidez de los ríos.

· La flotas pesqueras son 40% más grandes de lo que los océanos pueden sostener.

· Cerca del 95 por ciento de la cosecha de peces marinos del mundo viven en las aguas costeras.

El pescado y los mariscos proporcionan casi una sexta parte de la proteína animal que consume la gente en todo el mundo. Cerca de 1000 millones de personas en su mayoría en los países en desarrollo, dependen del pescado como principal fuente de proteína.

La producción de las pesquerías marinas ha aumentado seis veces desde 1950, pero la tasa de incremento anual en la pesca de captura marina disminuyo de 6 por ciento en los anos cincuenta y sesenta, a 0,6 por ciento en 1995-96. La pesca de especies de poco valor ha aumentado a medida que la extracción de especies de alto valor se ha estabilizado o ha disminuido, ocultando así algunos de los efectos de la sobrepesca. Casi el 75 por ciento de las principales poblaciones de peces marinos experimentan sobrepesca o están siendo extraídas hasta su límite biológico. Las técnicas de arrastre son dañinas y destruyen los habitas para la reproducción.

· Desde 1980, el tamaño de la economía global se ha triplicado, al tiempo que la población ha aumentado en un 30% hasta alcanzar 6.000 millones de personas. El aumento de la población y la conversión para fines de urbanización, agricultura y acuicultura están conduciendo a la reducción de manglares, humedales costeros, áreas de praderas marinas y arrecifes de coral a una tasa alarmante.

· Dos tercios de la acuicultura depende del ecosistema costero (manglares, pastizales, arrecifes coralinos etc). A medida que disminuye la extensión de los manglares, humedales costeros y praderas marinas, los habitats costeros pierden su capacidad de actuar como filtros de organismos y sustancias contaminantes.

Los indicadores de perdida de habitad, enfermedad, especies invasoras y blanqueamiento de corales (efecto invernadero) muestran todos que la biodiversidad esta disminuyendo. La sedimentación y la contaminación provenientes de la tierra están asfixiando algunos ecosistemas costeros, mientras que en ciertas áreas la pesca de arrastre esta reduciendo la diversidad. Algunas especies comerciales como el bacalao del Atlántico, cinco clases de atún y abadejo se hallan amenazadas en todo el mundo, junto con varias especies de ballenas, focas y tortugas marinas.

· Del total de especies de peces de agua dulce, el 20% se halla extinto, amenazado o en peligro.

· Aproximadamente la mitad de los ecosistemas costeros del mundo (por ej.; arrecifes coralinos incluyendo, los mangles, y los seagrasses, etc.) se encuentran actualmente en riesgo de ser totalmente degradados.

· Se estima que mas de 70 mil productos químicos sintéticos han sido descargados en los océanos del mundo. Solo un pequeño porcentaje de ellos ha sido monitoreado, y este corresponde a aquellos relacionados con la salud humana y no con el impacto ecológico. El aumento de los niveles de contaminación esta ligado al uso cada vez mayor de químicos sintéticos y fertilizantes.

· El explosivo aumento de algas dañinas en las costas de USA ha implicado, desde 1991, cerca de 300 millones de dólares en perdidas debido a la muerte masiva de peces, problemas de salud publica y disminución del turismo. De hecho, la frecuencia cada vez mayor con que se presentan proliferaciones de algas e hipoxia indica que algunos ecosistemas costeros han perdido su capacidad para absorber nutrientes contaminantes. Las especies invasoras producen la interrupción de la cadena alimenticia, produciendo la eliminación de especies nativas.

· El aumento de la contaminación proveniente de tierra adentro y la perdida de habitats capaces de filtrar la polución han provocado la expansión de zonas hipoxias. Estas corresponden a áreas faltas de oxigeno y, por lo tanto, con escasa vida marina.

· El aumento de especies foráneas en las zonas costeras, producen la interrupción de la cadenas alimenticia al eliminar a las especies nativas.

En los últimos años se han identificado 480 especies invasoras en el Mediterráneo, 89 en el Mar Báltico y 124 en aguas australianas. En el Mar Negro la introducción de la medusa del Atlántico ha ocasionado el colapso de la pesquería. Se estima que 3000 diferentes especies son transportadas en el lastre de los barcos.

La dependencia de los seres humanos con respecto a los recursos marinas y la migración masiva de los seres humanos a las zonas costera están aumentando en todo el mundo. Con el aumento de la población global, la pobreza, y el hambre, la confianza humana se deposita en la industria pesquera para poder enfrentar el sustento de la humanidad en los próximos años.

Los pescados representan por lo menos un quinto de la proteína animal total consumida en la tierra.
La pesca proporciona en los países en vías de desarrollo entre el 40 y el 100 por ciento de la proteína animal total que necesita la población.

De los 51 millones de pescadores estimados en el mundo, 95 por ciento de ellos se encuentran en los países en vías de desarrollo. El 98 por ciento de estos 51 millones pescadores son operadores de reducida escala. Para prevenir la sobreexplotación y la degradación adicionales de los recursos costeros y marinos se depende de ellos.

COASTAL MANAGEMENT. RETO PARA UNA MEJOR PROTECCION MARINA POR LOS POLITICOS Y CIUDADANOS:

* Trabajar en cooperación con otros grupos, con los gobiernos locales, así como con industriales y comerciantes a fin de encontrar alternativas para erradicar la colocación en el océano de sedimentos de lodo sucio y basuras municipales (colectores de aguas servidas), muchas veces peligrosas.

* Apoyar acciones de remoción de los desechos que flotan en las aguas o que llegaron hasta las orillas de las playas. El guardia costero o militar puede involucrarse en esas tareas, al lado de grupos locales de ciudadanos que desplieguen campañas los fines de semanas.

* Controlar las aguas de desagüe urbano, importante fuente de contaminación del océano. Todo lo que aparece arrojado a las calles, dentro de los sumideros o barrancas y en lotes baldíos es posible que llegue hasta el mar, los ríos o lagos del área. La lluvia lava los desperdicios dentro de alcantarillas locales y contribuye con cantidades grandes de sedimento, alimentos, bacterias y químicos tóxicos (orgánicos, metales pesados, petróleo y grasas).

* Apoyar iniciativas de autoridades y organismos internacionales para prohibir el uso de redes de acarreo a gran escala, así como otras técnicas destructoras en alta mar en cualquier parte del mundo.

* Trabajar con las autoridades estatales y federales para proteger un hábitat donde exista una situación critica, ya sea estableciendo áreas protegidas o santuarios marinos. En esta definición deben incluirse todos los arrecifes importantes de coral. Cada ciudadano puede animar a su gobierno a establecer incentivos económicos con miras a proteger ecosistemas amenazados y a desactivar la tendencia a destruirlos, solicitando suspender iniciativas de inversión económica que promuevan desarrollos en áreas costeras vulnerables.

* Localizar la contaminación marina y su origen, Los océanos y las áreas costeras necesitan ser protegidos de los desechos dañinos, entre ellos, los desperdicios tóxicos industriales, la basura radioactiva y el lodo sucio.

Los expertos en el Manejo Costero reconocemos cada vez mas la necesidad de cambiar el enfoque de la investigación pura de la ciencia biológica y física, a un estudio mas compresivo de la situaciones sociales, económicas, institucionales y políticas.

Un paso crucial dirigido a cuidar los ecosistemas marinos es hacer un inventario de sus condiciones y su capacidades para continuar satisfaciendo nuestras necesidades. Sin embargo, tal evaluación global del estado de los ecosistemas marinos y costeros todavía no se ha hecho.

*Dr.M.Sommer
Kiel-Alemania
(e-mail: stu38884@mail.uni-kiel.de)

Comentarios de los visitantes sobre este artículo

Suscribete GRATIS a "Ambiente y Sociedad", nuestra publicación semanal de Noticias y Novedades ambientales con mas de 120.000 suscriptores, envía un mensaje a subscribe@ecoportal.net