Últimas noticias

Ver más noticias

¿Querés apoyarnos?

¡Enteráte!

Entidades que apoyan a Ecoportal

Apoya nuestro trabajo

¡Con tu aporte beneficiarás a todos nuestros visitantes y suscriptores!

suscripciones

Contra la desertificación y la sequía del Río Cauto a Pinar del Río

12/03/04 Por Por Ricardo Potts

La cuenca hidrográfica del Río Cauto, el más caudaloso de Cuba, es testigo de un intenso esfuerzo que intenta neutralizar siglos de explotación irracional, revitalizando sus más de 9,600 km. cuadrados, más del 8% del territorio de la Isla, con la décima parte de toda la población del país, abarcando parte de las provincias orientales de Santiago de Cuba, Las Tunas, Holguín y Granma.

Del Río Cauto en las zonas orientales a la provincia de Pinar del Río en el extremo occidental, los caminos de la ciencia conducen en Cuba por un desarrollo verdaderamente sostenible.
Variadas han sido las referencias al trabajo de entidades y especialistas cubanos en el mejoramiento del medio ambiente durante esta COP-6, pero es preciso destacar algunas entre las más significativas.
La cuenca hidrográfica del Río Cauto, el más caudaloso de Cuba, es testigo de un intenso esfuerzo que intenta neutralizar siglos de explotación irracional, revitalizando sus más de 9,600 km. cuadrados, más del 8% del territorio de la Isla, con la décima parte de toda la población del país, abarcando parte de las provincias orientales de Santiago de Cuba, Las Tunas, Holguín y Granma.

Con una carga contaminante que superaba las 24 mil toneladas anuales, según expertos, los árboles sólo cubrían el 11% del área, disminuían la fauna y las lluvias y se degradaban los suelos. Para combatir estos efectos se inició desde 1959 un plan que posteriormente se integró en el Programa Nacional de Lucha contra la Desertificación y la Sequía, auspiciado por la secretaría de la COP de Naciones Unidas.

En este plan se introdujeron sistemas de riego de alta eficiencia, construcción de terrazas planas, nivelación de tierras, lucha biológica contra plagas y enfermedades de los cultivos, fertilización orgánica, repoblación forestal y otras acciones en la cuales participan un grupo de organismos, instituciones científicas y universidades agrarias.

Desde 1997 hasta la actualidad se han ejecutado en la cuenca unos cien proyectos de ciencia e innovación tecnológica, se han creado 252 fincas forestales y construido 80 acueductos rurales para unas 50 mil personas. Hoy en día, la carga contaminante ha disminuido en cerca de un 40%.

En toda la Isla, el Programa ha beneficiado unas 600 mil hectáreas de terreno, y según datos del comité organizador del foro de las ONG, el área boscosa cubre ahora más del 23% del territorio nacional. Durante el 2002, más del 18% de la inversión total anual se dedicó a la recuperación de suelos, cifra que sin embargo necesita incrementarse, pues todavía existen unos dos millones de ha. en estado de degradación, especialmente en la zona oriental y parte de la más occidental, con altos grados de erosión y salinidad.

Mientras tanto, en el extremo occidental de la Isla, los pinareños trabajan para recuperar la fertilidad de sus tierras, consideradas entre el 76% de las menos productivas del país, donde el deterioro del terreno es el mayor problema ecológico, especialmente su planicie suroccidental que sufre un proceso de desertificación.

Expertos de la delegación territorial del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (CITMA), expresaron que la recuperación de suelos adelanta mediante biofertilización y policultivos en rotación con el tabaco, principal rubro agrícola de la zona, así como de un extendido plan de reforestación que se espera contribuya a convertir al área en una de las grandes zonas boscosas de Cuba.

Según datos del Ministerio de Agricultura cubano, en 1989 se aplicaban en la Isla unas 890 mil toneladas anuales de fertilizantes químicos, reducidas hoy a 81 mil, lo cual testimonia la resolución de desarrollar una agricultura mayormente orgánica y sostenible. Documentos de la FAO circulados en la convención indican que el programa cubano constituye un modelo de referencia mundial.

Al respecto Cuba es comparada con Suiza como los dos únicos países que brindan apoyo estatal directo a la agricultura sostenible, con una estrategia de articulación nacional que incluye políticas económicas, ambientales y sociales. El documento de la FAO que compendia las mejores experiencias mundiales, afirma que entre los resultados destacables en la Isla se encuentran los de la agricultura urbana y el establecimiento a nivel comunitario de 220 centros de reproducción de controladores biológicos para sustituir pesticidas.
Se menciona también que la aplicación en multicultivos de técnicas de conservación de suelos, abonos verdes, rotación de cultivos y siembras intercaladas, logran de 1,5 a 2,8 veces más productividad que la suma de monocultivos individuales.

Debe señalarse que Cuba fue el primer país de América Latina y el Caribe en disponer a partir del 2002 de un programa nacional contra la desertificación y la sequía, cuyo diseño y ejecución han merecido elogios de organismos internacionales y solicitudes de colaboración para compartir experiencias con otras naciones.

En 1999, Cuba recibió el premio "Salvando las Tierras Secas", otorgado por el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente, por el conjunto de acciones ejecutadas para rescatar áreas afectadas por salinidad y aridez, elevar la educación ambiental comunitaria en las montañas y aprovechamiento racional de los recursos hídricos.-EcoPortal.net

* Miembro de la Asociación Iberoamericana de Periodismo Científico
Secretario del Capítulo Cubano de la Asociación Iberoamericana de Periodistas Especializados y técnicos.

Comentarios de los visitantes sobre este artículo

Suscribete GRATIS a "Ambiente y Sociedad", nuestra publicación semanal de Noticias y Novedades ambientales con mas de 120.000 suscriptores, envía un mensaje a subscribe@ecoportal.net