Últimas noticias

Ver más noticias

¿Querés apoyarnos?

¡Enteráte!

Entidades que apoyan a Ecoportal

Apoya nuestro trabajo

¡Con tu aporte beneficiarás a todos nuestros visitantes y suscriptores!

suscripciones

Los Residuos Sólidos Urbanos

La situación real que ha dado origen a esta investigación es el deterioro progresivo del ambiente urbano en la ciudad de Resistencia debido a la incorrecta gestión de los residuos sólidos urbanos (RSU), los cuales producen un impacto ambiental negativo.

INTRODUCCIÓN - ANTECEDENTES

La situación real que ha dado origen a esta investigación es el deterioro progresivo del ambiente urbano en la ciudad de Resistencia debido a la incorrecta gestión de los residuos sólidos urbanos (RSU), los cuales producen un impacto ambiental negativo.
Si consideramos el crecimiento demográfico que se produce en la ciudad, y con ello la expansión del área urbanizada, se aprecia que no todos los sectores de la ciudad se benefician de un adecuado servicio de recolección de residuos, lo cual conduce a muchos vecinos a convivir cerca de numerosos microbasurales generados por ellos mismos.

De acuerdo a esto decimos que, la gestión de los RSU capitaliza en la ciudad una importante porción de su presupuesto y de su personal. Esta inversión está asociada a un servicio de recolección que generalmente es deficiente y una disposición final en "basurales" a cielo abierto, con el menor costo de operación pero el mayor impacto ambiental.

Este trabajo de investigación tiene como uno de sus objetivos, obtener una caracterización de las condiciones ambientales de determinados sectores de la ciudad (sumamente deteriorados por la acumulación de todo tipo de residuos) y evaluar las implicancias que produce sobre la calidad de vida de la población.

Con respecto a ello señala Guillermo Velazquez que la calidad de vida, es una medida de logro respecto de un nivel establecido como óptimo teniendo en cuenta dimensiones socioeconómicas y ambientales dependientes de la escala de valores prevalecientes en la sociedad, y que varían en función de las expectativas de progreso histórico.
Vinculado a este proyecto y en relación con la temática ambiental, se han tomado como referencia los siguientes trabajos, los cuales aportaron una importante base informativa para la presente investigación:

1."Los residuos domiciliarios y los actores sociales en el área metropolitana del Gran Resistencia (Barrios periféricos del sudoeste). Una visión geográfico-ambiental". BATTAGLIA, Mariela Alejandra. (1998). Resistencia.
2."Análisis de un problema ambiental urbano: impacto ambiental producido por la disposición final de los residuos sólidos". MORÁN, Rosana Griselda. (1995). Resistencia.
3."Análisis del manejo de los residuos domiciliarios de la ciudad de Resistencia". PELLIZARI, Patricia Beatriz. (1995). Resistencia.
4."Geografía, calidad de vida y fragmentación en la argentina de los noventa. análisis regional y departamental utilizando SIG's". VELÁZQUEZ, Guillermo (2001).Universidad Nacional del Centro e la Provincia de Buenos Aires. CIG, Centro de Investigaciones Geográficas. Buenos Aires.
5."Medición de calidad de vida urbana. Comparaciones entre variables objetivas y de percepción en la ciudad de Tandil, Buenos Aires". VELÁZQUEZ, Guillermo y GARCÍA, María Celia (1999). En V Jornadas Argentinas de Estudios de Población. Universidad Nacional de Luján, Buenos Aires.
6."Calidad de Vida y Género en Sectores Populares Urbanos. Un Estudio de Caso en Santiago de Chile: Síntesis Final y Conclusiones". Giulietta Fadda, Paola Jirón. Boletín Invi Nº 42. Inst. de la Vivienda Fac. de Arquitectura y Urbanismo. Universidad de Chile. Mayo 2001.

METODOLOGÍA

Para poder cumplir con los objetivos de la investigación se recurrió a determinadas fuentes de información que contribuyeron para el desarrollo del marco teórico, podemos citar a: la Dirección de Saneamiento Ambiental, el Ministerio de Salud de la Provincia del Chaco (que brindó información referida a algunas enfermedades provocadas por el contacto directo con determinados residuos) y la Dirección de Planeamiento Urbano de la Municipalidad de Resistencia (que proporcionó datos referidos al servicio de recolección de residuos y a la localización de algunos microbasurales) y la Dirección de Limpieza y Carrería.

Brevemente resumiremos algunas de las etapas cumplimentadas:
La 1º etapa comienza con el estudio conceptual del tema problema, que consiste en la intensa búsqueda de información específica, estadística y periodística de carácter relevante y actualizada, mediante una investigación exploratoria que permita crear el marco teórico adecuado.
En una 2º etapa, se trató de extraer de la bibliografía seleccionada, el material de mayor utilidad para los propósitos de la investigación; es decir que se efectuó una lectura comprensiva de la bibliografía, para poder realizar a su vez la recopilación de información geográfica necesaria y adecuada. Se trabajó aquí con datos primarios y secundarios.
En la 3º etapa, se analiza el estado de situación de los residuos sólidos urbanos en las diferentes áreas, sintetizando algunas de las consecuencias negativas sobre la calidad de vida de los habitantes.
Por último, en una 4º etapa, se elaboraron las conclusiones del trabajo.

AREA DE ESTUDIO

El área de estudio cumple la función de precisar espacialmente la incumbencia de un fenómeno a ser investigado. En nuestro caso, esta área se circunscribe al municipio de la ciudad de Resistencia, espacio urbano que tiene como límite oeste al municipio de Fontana, y hacia el este los municipios de Barranqueras y Puerto Vilelas.

LOS RESIDUOS SÓLIDOS URBANOS EN LA CIUDAD DE RESISTENCIA.
MODALIDAD DE LA PRESTACIÓN DEL SERVICIO.

La recolección de los residuos sólidos urbanos en el municipio de Resistencia está actualmente a cargo de la Municipalidad, quien presta el servicio de manera directa. Son responsables del mismo las Direcciones de Limpieza y de Carrería, de la Subsecretaría de Servicios, dependiente de la Secretaría de Obras y Servicios Públicos de la provincia del Chaco.

La ciudad se divide en 37 zonas a efectos de la recolección de los residuos, cumpliéndose el servicio en tres turnos (mañana, tarde y noche).

La Dirección de Limpieza se hace cargo de la recolección en las zonas pavimentadas y en el 80 % de las calles de tierra, en tanto la Dirección de Carrería lo hace en las restantes, que significa aproximadamente el 12 % del total de las cuadras de la ciudad, poniendo especial énfasis en el sector sur, especialmente después del canal de Soberanía Nacional. La recolección y el transporte se realizan en camiones compactadores, volcadores y tractores con acoplados. Además, existen contenedores en diversos puntos de la ciudad para que cada usuario deposite allí los residuos diarios.

En las zonas pavimentadas la recolección de residuos se realiza seis veces por semana (exceptuando los días sábados), mientras que en el resto de la ciudad, entre cinco y tres veces por semana, de acuerdo con el estado de las calles a recorrer. En los barrios residenciales de alta densidad, especialmente los construidos por programas oficiales, con dificultades de acceso, la disposición se realiza en contenedores comunitarios, de donde se retira diariamente la basura. También se utilizan contenedores en lugares preestablecidos como escuelas, ferias francas, clínicas, sanatorios y hospitales. Cabe aclarar que éstos últimos reciben una recolección diaria especial.

En las zonas con calles de tierra (que en Resistencia representa casi un 50 % del municipio) el problema se agrava durante los días de lluvia, puesto que debido a la formación de barro la calle se torna intransitable durante días o semanas, originando una acumulación importante de residuos que no pueden ser recogidos.

PRODUCCIÓN DE RESIDUOS EN LA CIUDAD DE RESISTENCIA

Según responsables de la Dirección General de Limpieza de la Municipalidad de Resistencia, la producción diaria de residuos sólidos urbanos es de aproximadamente 175,35 toneladas. Esto incluye los residuos domiciliarios, comerciales, de establecimientos educativos, de clínicas, sanatorios y hospitales. No se cuantifica aquí la tierra de barrido de las calles, las ramas y los escombros.

Considerando que el municipio de Resistencia tiene una población superior a 274.000 habitantes , puede estimarse una producción diaria de 639 gramos de residuos por habitante realizando el siguiente cálculo: 175.350 kg./día / 274.000 hab.= 0,639 kg/día/hab.

Este dato es inferior comparado con el de otras ciudades argentinas, ya que si consideramos por ejemplo el Área Metropolitana de Buenos Aires, la gran concentración urbana y económica que allí se produce da origen a los mayores índices de residuos per cápita de nuestro país, con 1,8 kg/día/hab en la ciudad de Buenos Aires y un promedio de 800 gramos/día/hab en el conurbano bonaerense.
El casco céntrico de la ciudad de Resistencia, que posee una superficie de 4 km2, produce poco más de 55 toneladas diarias de residuos, es decir el 32 % del total recolectado en la ciudad. En tanto, el resto de la ciudad produce entre 115 y 125 toneladas de residuos, es decir el 68 % del total generado.

En este sentido cabe decir que, la composición y cantidad de residuos depende de la estructura socio-espacial. No produce la misma cantidad residuos orgánicos la clase relativamente alta, con mayor poder adquisitivo y dotada con todos los servicios municipales, que la clase media y baja ubicada en zonas urbanas más alejadas o rururbanas con deficiencias.

La cantidad de residuos generados es diferencial según los grupos sociales (área de residencia y posición económica): la clase alta se caracteriza por generar mayor cantidad y con alto porcentaje de residuos reciclables de alto valor comercial; mientras que las clases media y baja generan menor cantidad y con menor proporción de residuos de alto valor de venta.

LA DISPOSICIÓN FINAL DE LOS RESIDUOS

La disposición final de los residuos también es responsabilidad de la Municipalidad de RESISTENCIA, ciudad que al igual que otras tantas de nuestro país, fue disponiendo de distintos predios destinados al vuelco de los residuos urbanos recolectados diariamente. Actualmente y desde principios de 1992 está habilitado como basural municipal, un predio localizado al sur de la ciudad, con la idea futura de realizar allí un relleno sanitario , el cual nunca llegó a concretarse.

Dicho basural ocupa una superficie aproximada de 64,02 hectáreas, y está situado a solo 4 kilómetros del área comercial de la ciudad. Este vertedero constituye un basural a cielo abierto, donde se dispersan todos los residuos domiciliarios juntos: materia orgánica, plásticos, pilas, vidrios, latas y otros, sin tener en cuenta los diferentes tiempos de descomposición de cada elemento, la toxicidad de algunos de ellos (como las pilas) y el volumen que ocupan ciertos materiales. Sobresale aquí la presencia de numerosos animales sueltos (cerdos, caballos y vacas) y más de 300 personas de diferentes edades que diariamente remueven la basura, sin control por parte del municipio, y en contravención a lo convenido inicialmente con el propietario, que estipulaba la obligatoriedad de mantener el predio libre de personas y animales. Además se va extendiendo desordenadamente ocupando amplias superficies de sus inmediaciones.

Cabe aclarar que el predio cuenta con un ancho de 15 metros y una longitud de aproximadamente 800 metros, superficie que en su mayor parte se ve afectada por profundas cavas, donde se acumula el agua de las precipitaciones, ocasionando problemas de accesibilidad durante los días de lluvia.

Este espacio también se caracteriza por sus niveles freáticos próximos a la superficie, y por los líquidos lixiviados (producto de la basura dispersa) y por desprendimiento de humos densos, muy tóxicos, generados por la combustión espontánea de algunos materiales o por fuegos que producen algunas personas cuando queman la gran diversidad y mezcla de residuos.

Actualmente ingresan y salen cerca de 50 veces por día los camiones que descargan al azar y sin control alguno algo más de 170 toneladas de residuos en el playero, los que posteriormente son removidos por una retroexcavadora, que traslada los residuos hasta la cava donde cada dos meses se procede a su compactación y recubrimiento con una capa de tierra. Aún así, en muchos sectores se produce la acumulación de grandes montículos de residuos, originando una gran contaminación del aire durante el momento en que se produce la quema de los mismos.

Por este motivo, el basural municipal -a cielo abierto- y otros basurales en formación son considerados muy contaminantes, e inconscientemente favorecen el crecimiento poblacional de virus, bacterias, hongos, roedores e insectos. Si a esto le sumamos la gran cantidad de personas que permanecen en el predio realizando una separación informal de las basuras, como así también los animales porcinos y vacunos que se alimentan de restos, provocan una situación ambiental sumamente crítica en el área y en su entorno.

IMPACTO AMBIENTAL Y SANITARIO

Para poder detectar en nuestra ciudad aquellas áreas de mayor riesgo sanitario y alto deterioro ambiental a causa de grandes concentraciones de residuos sólidos, consideraremos fundamentalmente aquellas en donde existe una gestión negativa o mal manejo de los mismos, ya que genera contaminaciones en el aire, en el suelo y en el agua, influyendo de manera directa en la salud de un importante sector de la población, generalmente la de bajos recursos.

Desde un punto de vista integral, la salud, el bienestar y la enfermedad son consecuencias de la interacción del hombre con su medio. En este sentido, las enfermedades que mayor peso tienen sobre la mortalidad no provienen de causas aisladas, sino que se las puede considerar como un fenómeno desencadenado por un conjunto de causas biológicas, ambientales y sociales.

De esta manera, los riesgos asociados a la gestión negativa de los residuos sólidos en un período largo de tiempo son:

a) La transmisión de determinadas enfermedades que pueden producirse por contacto directo con los residuos y por la vía indirecta a través de los vectores o transmisores más comunes como moscas, mosquitos, cucarachas, ratas, perros y gatos callejeros que comen de la basura.
Según la revista Panamericana de la Salud, la acumulación de los residuos urbanos, puede causar más de 40 enfermedades que producen desde una simple colitis pasajera hasta infecciones de todo tipo que podrían ocasionar la muerte.
En este sentido, los más vulnerables a sufrir cualquier tipo de enfermedades infecciosas, parasitarias o respiratorias son los niños menores de 5 años, los bebes recién nacidos y las personas de mayor edad, siendo mayor el riesgo para la población de muy bajos recursos (sobre todo los más pobres que residen en los asentamientos marginales y los considerados indigentes). Este tipo de población, por lo general carece de una obra social que pueda cubrirle los costos de las enfermedades, por lo cual es fundamentalmente en esos sitios donde es alta la mortalidad infantil.
Algunas de las enfermedades que se registran en las unidades sanitarias y que están directamente relacionadas con la basura son: ascariasis, hepatitis virósica, toxoplasmosis, fiebre tifoidea y poliomelitis, entre otras.
Podrían también nombrarse otras patologías como las broncopulmonares, los broncoespasmos, el asma (adquiridas por vía respiratoria) y las enfermedades de la piel y los problemas intestinales como la diarrea aguda, que constituyen los trastornos más frecuentes provocados por el contacto directo con los desechos que tienen las personas que viven en el basural municipal y en áreas muy próximas.
Por lo tanto, no se puede dejar de mencionar la importancia sanitaria de la contaminación ambiental por residuos con sus correspondientes consecuencias negativas. Esto, en una ciudad como la nuestra, donde la pobreza y la miseria avanzan a grandes pasos, representa un problema social muy importante por el grupo humano (hombres, mujeres y niños) que remueven y tratan de rescatar basuras al margen de las más elementales normas de higiene y seguridad, sin tomar conciencia sobre cómo puede verse afectada su salud, puesto que para ellos conseguir un mínimo de alimento diario es la prioridad.
Todo esto influye en el proceso salud-enfermedad de la comunidad, puesto que a las enfermedades anteriormente nombradas se agregan otras como sarna, pediculosis y tuberculosis, que padecen éstos sujetos y que en su deambular por toda la ciudad las van propagando.

b) Contaminación del aire: Paralelamente a las infecciones que promueve la exposición de la basura al medio ambiente urbano, la quema de residuos a la que recurren los pobladores de algunos barrios periféricos de Resistencia y en basural municipal, en ocasiones puede derivar en lesiones muy graves para el sistema respiratorio, puesto que produce la suspensión de partículas que pueden ser altamente contaminantes; si a esto le agregamos los malos olores que producen, estamos en presencia de las principales causas de contaminación del aire que respiran los habitantes de la ciudad.

c) Contaminación del agua: La contaminación producida por algunos residuos (productos de la actividad humana) sobre los recursos hídricos constituye uno de los problemas ambientales que caracterizan a la ciudad de Resistencia, ocasionando un deterioro en casi todos los elementos del sistema fluvio lacustre del área; dicha contaminación proviene en su mayoría de la descarga, en forma clandestina, de líquidos cloacales y del arrojo de residuos de origen doméstico sobre algunas lagunas del borde norte y nordeste y al río Negro. Constituye una gran cantidad de basura que a veces no puede visualizarse debido a la abundante vegetación que cubre el agua, a lo cual hay que agregar que se producen en muchos casos asentamientos de población en sus márgenes, quienes en determinadas ocasiones desarrollan actividades absolutamente incompatibles con los recursos hídricos y que impactan directamente sobre éstos en forma negativa. De esta manera, tanto los efluentes como los residuos que son arrojados por quienes habitan zonas próximas a las lagunas, hacen que la misma se vaya colmatando y generando olores nauseabundos donde proliferan todo tipo de insectos, originando además de la contaminación de las napas subterráneas, un importante deterioro visual.

d) Contaminación de suelos: Los suelos pueden ser alterados en su estructura debido a la acción de los líquidos percolados, que al contaminarlos, los dejan inutilizados por largos periodos de tiempo. La contaminación del suelo es producto del sedimento de las aguas de inundación y de los anegamientos transitorios debido a las precipitaciones. Es importante destacar el impacto que sufren los suelos en las áreas de influencia de las lagunas de tratamiento de líquidos cloacales, como así también las zonas del basural municipal y los numerosos micro basurales que se originan en esquinas, en terrenos baldíos, canteros centrales de avenidas, riberas del río Negro y del riacho Arazá, bordes de lagunas y en los principales accesos urbanos.

e) Problemas paisajísticos y riesgo: La acumulación de residuos en lugares no aptos trae consigo un impacto paisajístico negativo, constituye un deterioro visual que además de tener en algunos caso asociado un importante riesgo ambiental, puede también producir accidentes, tales como explosiones o derrumbes. Un ejemplo es el basural ubicado frente a la Universidad Nacional del Nordeste, que incluso constituye un riesgo sanitario para las familias que allí residen en forma ilegal.

LOS ESPACIOS DE MAYOR RIESGO SANITARIO Y AMBIENTAL:

En la ciudad de Resistencia las áreas de uso predominantemente residencial adquieren diferentes características urbanísticas, socioculturales y de provisión de servicios, equipamientos e infraestructura casi en correspondencia con el proceso de expansión que ha sufrido la urbe.

El área central o casco céntrico mantuvo su población y densidad de ocupación relativamente estable, y en la actualidad cuenta con la infraestructura de servicios básica y el total de sus calles pavimentadas. Presenta algunos problemas de anegamientos en amplios sectores en las épocas en las que se producen lluvias de variada intensidad.

Lo contrario ocurre en algunos sectores periféricos de la ciudad, donde a la acumulación constante de residuos de todo tipo se le suma la carencia de una red cloacal y la falta de agua potable, beneficios que están íntimamente relacionados con las prácticas higiénicas y con la salud de la población.

Es decir que, la procedencia y abastecimiento de agua y el servicio de cloacas son dos de los principales indicadores que permiten analizar la calidad de vida de los habitantes.

En cuanto al primero de ellos, es importante advertir que existen en determinados sectores periféricos de la ciudad como las villas Cristo Rey, Don Santiago y Parque Autódromo (en el norte), y villas Don Andrés, Don Alberto, Nueva y Facundo (en el sur), que cuentan con más del 50 % de los hogares sin agua de red; cabe aclarar que los mismos presentan además los niveles más críticos respecto a la mortalidad infantil y a las condiciones de salud, a causa de algunas enfermedades infecciosas y parasitarias, muchas de ellas originadas por el contacto con los residuos en estados de descomposición .

En estos sectores de la ciudad, las aguas servidas y las excretas representan un riesgo de trascendencia para la salud pública y especialmente en lo que se refiere a la supervivencia infantil, por la alta concentración de organismos patógenos y sustancias químicas orgánicas e inorgánicas que contienen. Existen otras enfermedades de importante significado que están muy relacionadas con la falta de suministro de agua, el mal saneamiento, la eliminación inapropiada de las excretas y la falta de higiene personal, entre las cuales podemos citar a la gastroenteritis y la diarrea.

En lo referente al servicio de cloacas es el menos expandido, ya que solamente el 28 % de los hogares cuentan con este servicio, el cual se limita al casco céntrico de Resistencia y a los barrios de vivienda planificados como ser: Güiraldes, Santa Inés, San Cayetano, España, Provincias Unidas y otros (Fantín, 1999).

A la carencia de este servicio se agregan los problemas de las conexiones clandestinas a las lagunas del borde norte y noreste como ser (Vargas, Los Lirios y Villa Chica entre otras) y al río Negro, con la consecuente contaminación de las mismas. El desagüe de los efluentes cloacales se realiza, para el casco céntrico a través de la cloaca máxima en servicio que desagua en el río Paraná, mientras que los efluentes producidos en los complejos habitacionales desaguan en el riacho Arazá. "Cabe destacar la falta de una planta de depuración de los líquidos cloacales, carencia que hacen que los mismos sean descargados sin el debido tratamiento sobre los cuerpo de agua señalados, con la consiguiente contaminación que ello supone" (Valenzuela de Mari, 1991), y los problemas de salud que pueden ocasionar a la población, ya que tanto los efluentes como los residuos que son arrojados por quienes habitan zonas próximas a las lagunas, hacen que la misma se vaya colmatando y generando olores nauseabundos donde proliferan todo tipo de insectos, originando además de la contaminación de las napas subterráneas, un importante deterioro visual.

CONCLUSIÓN

Este trabajo podría aportar a la definición de las bases técnicas e instrumentales para formular una propuesta de Modelos de Gestión Ambiental de Residuos Sólidos Urbanos, y para el desarrollo de una tecnología alternativa válida con respecto a la tecnología actual de recolección y disposición final convencional de "basural a cielo abierto" que se utiliza mayoritariamente en la región NEA.

Lo dicho anteriormente contribuirá a gestar cambios estructurales en un tema largamente postergado y sobre el cual la ciudadanía como sus dirigentes, tienen una deuda consigo mismos. Estos deben ser conscientes de que vivir en un ambiente totalmente contaminado y repleto de desechos puede generar graves consecuencias sobre los seres humanos. No sólo afecta el derecho a vivir en un ambiente saludable y equilibrado, sino que puede provocar graves daños sobre la salud.

El gran basural a cielo abierto en el que se realiza la disposición final de residuos, expone al área a una situación de alto riesgo sanitario ya que constituye un potencial vehículo de transmisión de enfermedades que puede dañar la salud de la población, máxime cuando son habituales los vientos del sur, que afectan a casi toda el área urbana.

Si a esto le sumamos que esta montaña de desechos está próxima a algunos asentamientos marginales y barrios planificados, los riesgos a los que se exponen los habitantes son muy grandes, ya que ante la realidad social y en un contexto donde aumentan la pobreza y la indigencia, es cada vez mayor el número de personas que viven revolviendo la basura en busca de un sustento diario.

Los grupos más empobrecidos de la población habitan en estructuras edilicias precarias y con espacios reducidos, por lo que poseen los índices más altos de hacinamiento, por lo general la alimentación es deficiente, a lo que suma la baja cobertura de servicios básicos que reciben y las enfermedades asociadas a la contaminación de las aguas y/o acumulación de basuras; todas estas características están íntimamente ligadas a los niveles más altos de mortalidad infantil.

En este sentido, los sectores de la ciudad que más sufren esta problemática son el sur de las villas Don Alberto y Don Andrés, que a su vez poseen un alto número de viviendas sin suministro de agua potable, hecho que facilita la reproducción de enfermedades como diarrea y gastroenteritis.

Otros de los sectores que también están afectado en cierta medida son los Lotes 202 y 203 y las áreas próximas al terraplén, al igual que Villa Cristo Rey y el Barrio Mapic, que deberán ser atendidos con la mayor urgencia posible, por presentar condiciones críticas de saneamiento ambiental; en este sentido, la mayor parte de las diarreas, tifus, parásitos intestinales y envejecimiento por comidas podrían prevenirse con una adecuada recolección de basura, con desagües cloacales y con mejoras en el sistema de agua potable y de prevención de la salud. La prioridad del municipio debería ser: alcanzar una cobertura total de los servicios de recolección, limpieza y asegurar una disposición final que desde el punto de vista ambiental sea adecuada para el conjunto de la población, sin discriminación de estratos sociales.

* Por Prof. Fernando Ariel Bonfanti
Instituto de Geografía - Facultad de Humanidades- UNNE.
Resistencia - Chaco - Argentina.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS
BATTAGLIA, Mariela Alejandra. (1998). "Los residuos domiciliarios y los actores sociales en el área metropolitana del Gran Resistencia (Barrios periféricos del sudoeste). Una visión geográfico-ambiental". Resistencia.
CAPITANELLI, Ricardo y otros (1997). "Problemas del medio ambiente de la provincia de Mendoza". Ed. Ecogeo, Mendoza.
DEL PALACIO, Norma. (1995). "Diagnóstico de los residuos sólidos en Resistencia". Resistencia.
DESIMONI, María Celia. (1998) "La problemática de los residuos sólidos urbanos". Resistencia, Chaco.
FANTÍN, María Alejandra. (1999) "Mortalidad de niños menores de 15 años en el Gran Resistencia". En: IV Jornadas Argentinas de estudios de la población. IIGHI - Conicet. Resistencia, Chaco.
MITCHELL, Bruce. (1999). "La Gestión de los Recursos y del Medio Ambiente". Ediciones Mundi-Prensa. Barcelona, España.
MORÁN, Rosana Griselda. (1995) "Análisis de un problema ambiental urbano: impacto ambiental producido por la disposición final de los residuos sólidos". Resistencia.
PELLIZARI, Patricia Beatriz. (1995) "Análisis del manejo de los residuos domiciliarios de la ciudad de Resistencia". Resistencia.
REBORATTI, Carlos. (2000). "Ambiente y Sociedad. Conceptos y relaciones". Cap. 1. Editorial Planeta Argentina. S.A.I.C / Ariel. Buenos Aires, Argentina, pp. 13-29.
SCHRODER, Ricardo. (1999) "Impacto ambiental y económico producido por envases descartables de bebidas". Cap. 2. Tesis de Post-Grado. Facultad de Arquitectura y urbanismo. Resistencia. pp. 15-65.
VARAS, Juan Ignacio. (1999). "Economía del Medio Ambiente en América Latina". 2da. Edición. Editorial Alfaomega Grupo Editor. México.
VELÁZQUEZ, Guillermo (2001). "Geografía, calidad de vida y fragmentación en la argentina de los noventa. análisis regional y departamental utilizando SIG's". Universidad Nacional del Centro e la Provincia de Buenos Aires. CIG, Centro de Investigaciones Geográficas. Buenos Aires.
VELÁZQUEZ, Guillermo y GARCÍA, María Celia (1999). "Medición de calidad de vida urbana. Comparaciones entre variables objetivas y de percepción en la ciudad de Tandil, Buenos Aires". En V Jornadas Argentinas de Estudios de Población. Universidad Nacional de Luján, Buenos Aires.

Comentarios de los visitantes sobre este artículo

inconforme, por julio (14/11/2011)

me encuentro inconforme aL ENCONTRARME UNA TESIS TYAN POBRE

Exelente Informe, por Rodrigo Gallardo (28/09/2011)

Hola, Gracias por el Informe, me ayudo para un trabajo de Geografia, sobre Problemas Ambientales del Gran Resistencia, tengo 15 y espero sacarme un 10! Gracias de verdad!

, por melanie (26/11/2010)

Me encanto graxx me sirvio para un trabajo de geografia...bss...

los residuos solidos urbanos, por (04/10/2010)

me parece que es un tema muy importante que nos afecta a todos y que esta bueno poder informarse

recolectores de residuos, por Maura Aquino (21/05/2010)

hola, me podrian guiar sobre donde puedo encontrar informacion de los recolectores de residuos, pero caracteristicas de la actividad en resistencia.necesito carectizar al trabajo y al trabajador.soy estudiante de relaciones laborales de la unne. gracias

, por lizeth (21/04/2010)

hola soy estudiante de ing amiental si puediran ayudarme con temas sobre residuos solidos urbanos por favor queiro hacer un proyecto de tesis .gracias.

, por jaime romaña (03/01/2010)

soy estudiante de 5 semestre de ingenieria ambiental de lacorporacion universitaria de la costa de B/quilla cuc jaime romaña megusto el estudio de impacto ambiental urbano sillegan a leer este mensage por favor mealimentan sicologica mente con sus estudios para terminar mis estudios con fundamenento pero tienen un 10

los residuos, por franco bianchi (20/08/2009)

ta re piola chavonn...mandeme un email y diganme quien fue toda esa gilada que escribio esto porq me sirvio pa un trabajo de construccion de la ciudadaniaa...
aguante olavarriaaa
rocio istillarte te amoooooo

Comentario, por Mariela (29/05/2009)

Muy interesante y completo la investigación, me sirvió para realizar un trabajo de Geografia!! Gracias, Saludos.

Obtuvimos segundo premio , por SILVIA LILIANA SENATORE (29/11/2007)

Dos Escuelas Publicas del GCBA, N15 DE 11 y N8 DE 8, Participamos en las II Olimpiadas Ambientales organizadas por el Mimnisterio de Medio Ambiente y obtuvimos el segundo premio en la Zona 3. Estamos muy felices con esta distincion, somos 55 docentes y 450 alumnos que nos unimos para JUNTOS trabajar en el uso responsable de los recursos naturales y la disminucion de la basura GRACIAS A TODOS LOS QUE NOS ACOMPAÑARONDinamizadora y coordinadora de la propuesta

Suscribete GRATIS a "Ambiente y Sociedad", nuestra publicación semanal de Noticias y Novedades ambientales con mas de 120.000 suscriptores, envía un mensaje a subscribe@ecoportal.net