Últimas noticias

Ver más noticias

¿Querés apoyarnos?

¡Enteráte!

Entidades que apoyan a Ecoportal

Apoya nuestro trabajo

¡Con tu aporte beneficiarás a todos nuestros visitantes y suscriptores!

suscripciones

Reciclaje de materiales y conservación de energías

Beneficios Económicos y Ambientales "Reciclar no es nada nuevo, lo que es nuevo es la necesidad de reciclar"

INTRODUCCIÓN

Todos sabemos que en la naturaleza se da una continua interacción entre los seres vivos y elementos como el aire, el agua y minerales, produciéndose una circulación ininterrumpida de materia. En cada ecosistema existen Productores-Consumidores y Descomponedores que permiten que los principales elementos, necesarios para la vida, se reciclen. En la naturaleza los desechos son constantemente reaprovechados. Todo es reciclado.

Con la aparición de la agricultura y la ganadería en el Neolítico, el humano ya no tuvo necesidad de desplazarse para conseguir alimento. Rápidamente, se crearon poblaciones - no espontáneas - que comenzaron a crecer y multiplicarse, produciendo una mayor cantidad y acumulación de desechos con dificultad para descomponerse y reciclarse.

En un principio los productos elaborados con materias primas como el cuero, madera, algodón y aun el hierro, cerámica... eran fácilmente asimilados y los residuos se reciclaban normalmente. Con el tiempo, la cantidad de residuos fue creciendo en forma alarmante y muchos de ellos, debido a su composición, comenzaron a ser peligrosos, los daños irreparables que estos desechos producen en los ecosistemas: contaminación de la tierra, agua, aire, envenenamiento de animales, plantas y por supuesto a la salud humana nos plantean la necesidad de reducir drásticamente su generación.

Durante años los especialistas en manejo de residuos sólidos se han ocupado sólo de la basura generada por hogares, comercios e industrias. El tratamiento seguro y eficiente de residuos de las C&D ha estado ignorado. Grandes cantidades de desechos edilicios y de la construcción se generan en las demoliciones, remodelaciones y construcciones nuevas, como así también en los desastres naturales y tecnológicos. Tomados en su conjunto estos residuos sólidos alcanzan cantidades inimaginables.

No contamos con datos estadísticos en nuestro país pero por ejemplo en la C.E.E. se producen 190/200 millones de toneladas anuales de residuos en forma de desechos de la construcción y de los escombros de demolición. 0 sea unos 550 kg/habitante/año. Esta cifra excede la cantidad de basura producida por un hogar en un año. En EEUU se generan más de 100 millones de toneladas de este tipo de residuos aL año. El sector de la Construcción, quizá sea uno de los primeros en reciclar o reutilizar los materiales de los edificios. Los romanos recuperaban los materiales provenientes de viejas edificaciones para luego reutilizarlos en la construcción de edificios públicos. Existen muchas evidencias que confirman que la recuperación y posterior reutilización de materiales de C&D han sido una práctica habitual desde siempre pero con criterios simplistas, no sustentables, sin tener en cuenta la problemática medioambiental y el desperdicio de energías mayoritariamente no renovables que, la situación genera.

Se sabe que una cantidad muy grande de esta energía es utilizada en el proceso de las construcciones. Pero, recién a partir de la crisis del 73, en los países desarrollados, varía abruptamente la apreciación sobre el COSTO, la DISPONIBILIDAD y los RIESGOS AMBIENTALES derivados de estas energías.

Desde entonces, muchos países han puesto todo su esfuerzo en reducir la 'ENERGIA OPERATIVA' con la idea de atrapar y conservar el aire caliente y frío de los interiores de viviendas y oficinas. En comparación, no se le ha dado importancia en reconocer y reducir el impacto ambiental que provocan las llamadas "ENERGIAS INCORPORADAS". La importancia de esta energía crece, desde el punto de vista económico y ambiental, a medida que se cuantifica y analiza en profundidad.

Al mencionar el concepto de Energías Incorporadas, nos referimos a aquellas energías requeridas para extraer y procesar el material virgen, crudo, tanto para transportar el producto terminado al lugar de trabajo e instalarlo. Todo comienza a ser parte del costo de la Energía Incorporada de la estructura terminada.

Aun más, es la energía que se utiliza para la fabricación y mantenimiento de un componente de la construcción y la remoción y disposición al final de su ciclo de vida.

El aumento de emisiones del tipo de gases invernadero, como resultado del uso de esta energía representa un importante impacto indirecto de las construcciones sobre el medio ambiente. Se estima que el 80% de toda la energía necesaria para producir una construcción es usada en la fabricación y transporte de materiales. Los procesos de construcción en la obra, ocupan la mayor parte del 20 % restante.

En el aspecto económico, el transporte de desechos de las C&D eleva los costos de obra. Las operaciones de manejo, transporte y disposición final de estos residuos durante las obras y más particularmente en proyectos de demolición representan un caso muy significativo en los presupuestos.

RECUPERO DE DESPERDICIOS EN LAS CONSTRUCCIONES Y REMODELACIONES NUEVAS

El mejor camino para entender el fenómeno de los desperdicios, en las construcciones nuevas y remodelaciones, es ir directamente a las obras y conversar con los generadores 'involuntarios' observando movimientos de materiales, contenedores, transportes, lugares de almacenaje, etc...

Una realidad tangible se podrá apreciar desde el inicio de los trabajos. Paralelamente y al mismo tiempo que la construcción avanza, otra u otras estructuras, van creciendo en algún lugar de la obra con pilas de desechos y materiales sobrantes generados por el proceso de las tareas que se van realizando. Son pedazos de madera y restos de distintos tipos de materiales descartados y/o usados (en el caso de remodelaciones) metales, botellas, aislantes, concreto, ladrillos, cerámicas, latas de pintura, alfombras, vidrio, cables y acumulación de 'basura', originada por el barrido y limpieza que se efectúa diariamente.

En forma parcial o en algún momento cercano a la finalización de los trabajos, todos estos desechos y desperdicios van a parar a los contenedores de 'basura' para su traslado a centros de disposición final. Claro que existen alternativas; se puede empapar la pila con Kerosene y prenderle fuego; o las máquinas pueden cavar una fosa en el terreno dentro de la obra y cubrir con tierra todo. Resulta difícil pensar que estos procedimientos sean ordenados por los profesionales responsables de las obras. El daño que se inflige al medio ambiente es irreversible.

Los trabajos de Avance de Obras tienen fases donde algunos materiales de descarte se acumulan considerablemente. El conocimiento de cuando estos materiales se acumulan más, es el principal paso para determinar como manejar los residuos generados en las obras. El constructor que considere beneficioso desarrollar un plan de acción de recuperación de estos materiales y productos residuales, deberá considerar el principio de las Tres R: Reducción, Reuso, Reciclado (preferentemente in situ). Existen varias estrategias para reducir los desperdicios en las construcciones, por ejemplo, antes de que la obra comience, en la etapa del diseño, el uso de materiales de medidas estándar y especificaciones técnicas, con recomendaciones para la utilización de recortes y sobrantes, puede ser de gran ayuda. Otro método de reducción es el de programar la recepción de materiales y almacenarlos adecuadamente para minimizar los daños y detalles tan simples como asignar un trabajador para que centralice todos los sobrantes, no interesan lo chico que sean, en un lugar asignado a tal efecto. A diferencia de las construcciones, el recupero de materiales en las demoliciones es más difícil de caracterizar. Los componentes de los materiales de derribo, frecuentemente están pegados unos a otros: los paneles de revestimiento tienen capas de pintura, las maderas están llenas de clavos y así continúa. Como estos materiales son reactivos aun en su disposición final, o en rellenos sanitarios puede requerir pre-tratamientos o controles especiales para manejar los lixiviados o el biogás.

Antes de comenzar con el Proceso de demolición sería muy beneficioso tomarse el tiempo necesario, identificando cuales son los pasos para racionalizar las tareas y minimizar de este modo la generación de residuos. Debemos coincidir en esta Nota, que estamos proponiendo una nueva concepción constructiva con implementación de tecnologías limpias, con materiales de construcción más limpios, demoliciones selectivas y un mejor manejo y tratamiento de los residuos generados en C&D.

Expertos de los Países Desarrollados concuerdan en pronosticar que esta actividad industrial que se perfila, tendrá uno de los mayores crecimientos en el año 2000.

GESTION DE RESIDUOS DE DESASTRES

Existen otras situaciones donde se genera residuos C&D que alcanzan límites incalculables. Nos referirnos a la gestión de residuos en terremotos, inundaciones, guerras y otras desastres naturales y tecnológicos del mundo.

La organización y manejo de residuos sólidos en estas situaciones representan un verdadero desafío para los encargados de dar respuestas a estas emergencias. Por supuesto que el mayor énfasis en estos casos se dirigirán a salvar vidas humanas, incluyendo actividades de emergencia tales como rescates, trabajos de demolición para asegurar edificaciones inestables, restablecimientos y potabilización de agua, desagües y recolección de basura. La energía eléctrica, las comunicaciones y transportes también deberán ser normalizados lo más pronto posible.

Después de esta respuesta inicial, será necesario implementar estrategias y acciones para manejar escombros v todo tipo de residuos desprendidos de las construcciones afectadas y demoliciones (incluye viviendas, edificios,..rutas, calles, etc ... ). Dichas estrategias deberían priorizar el reciclaje y reuso de materiales y productos de modo tal que beneficie a la comunidad local con organización de Centros Municipales de Recupero y sistemas de "DESCONSTRUCCION', generando empleo y mano de obra no necesariamente capacitada. Estas acciones ayudarían a restablecer la situación económica y moral de la gente beneficiando también al restablecimiento medio ambiental, recupero de energías, etc...

PROYECROS Y ESTRATEGIAS EN PAISES DESARROLLADOS

En reuniones internacionales que se están realizando en la Unión Europea, EE.UU. y Canadá, se examinan posibilidades económicas, estrategias y barreras en el reuso y reciclado de C&D. En tal sentido se están desarrollando varios proyectos donde se busca agotar todas las posibilidades de recuperación de este tipo de residuos antes de incinerarlos o enterrarlos. Estas condiciones están dando lugar al desarrollo de nuevas tecnologías (máquinas y equipos) en una industria que está transformando el problema de los residuos C&D en un gran negocio.

De estas experiencias, se desprende que el recupero de materiales y productos C&D, no asegurarían el reciclaje. Si bien, desde el punto de vista ecológico su práctica es fundamental, se debe considerar el tema económico. Es decir, para darle continuidad y realismo en su cumplimiento, deberá ser económicamente viable y crearse mercados para generar beneficios económicos a través de precios competitivos; la mejor calidad al más bajo precio.

QUE SUCEDE EN NUESTRO PAIS

Indiscutiblemente la cantidad de Residuos de C&D, está ligada al crecimiento del sector de la Construcción. Y la tendencia de este mercado en la Argentina de acuerdo a informaciones confiables, es promisoria.

A mediano plazo se incrementarán importantes inversiones destinadas a la construcción de hoteles y centros de convenciones en todo el país. También mega emprendimientos como Shoppings Centers, Ciudades Satélites en centros suburbanos y edificios de oficinas. Toda esta actividad en la industria de la construcción generará aumentos inusuales de residuos sólidos de C&D y una gran oportunidad para nuestro país, para introducir tecnologías de construcción más limpias con el propósito de minimizar la producción de residuos, optimizar el potencia¡ de reciclaje y reducir el impacto medioambiental, propiciando polos económicos dentro de esta nueva industria del reuso y reciclaje de residuos en C&D con generación de empleo masivo.

En términos de ENERGIAS INCORPORADAS, las construcciones representan una enorme y larga inversión energética que no se pierde y puede ser en su mayoría recuperada y conservada con la implementación de planeamientos estratégicos de demoliciones selectivas y puesta en valor de materiales y productos recuperados.

Es muy importante considerar al RECUPERO-REUSO y RECICLADO DE DESPERDICIOS en C&D, como una estrategia poderosa de conservación energética ambiental y económico-social.

Para finalizar, es importante señalar que para este tipo de iniciativas son indispensables 4 factores:

1) Transferencia Tecnológica

2) Financiación

3) Incentivos Fiscales

4) Apertura de Mercados para Absorber los Materiales y Productos Generados.

* Prof. Sebastián Presti

Comentarios de los visitantes sobre este artículo

tarea, por elder (21/02/2012)

yo pinso que es muy imteresqante la pagina grasias

`lpuypulhk, por `çñ`+okloñ´´+´+`´`+`´ç+`´ñ`´ (24/04/2008)

Suscribete GRATIS a "Ambiente y Sociedad", nuestra publicación semanal de Noticias y Novedades ambientales con mas de 120.000 suscriptores, envía un mensaje a subscribe@ecoportal.net