Últimas noticias

Ver más noticias

¿Querés apoyarnos?

¡Enteráte!

Entidades que apoyan a Ecoportal

Apoya nuestro trabajo

¡Con tu aporte beneficiarás a todos nuestros visitantes y suscriptores!

suscripciones

Descripción de los contaminantes emitidos por la planta de celulosa de Botnia en Fray Bentos

Aún manteniendo los niveles de emisión dentro de los límites que ellos mismo se fijaron, a mediano o largo plazo, la acumulación de contaminantes en la cadena trófica transformará a la región: severas perdidas en la calidad de vida; depreciación de tierras y emprendimientos económicos; y lamentablemente, también el deterioro de la salud de los habitantes de la región.

I. Introducción

El presente informe tiene por objeto describir – en forma resumida, los contaminantes más importantes que emitirá la planta de celulosa blanqueada que la firma "Botnia Fray Bentos S.A." (Fray Bentos, República Oriental del Uruguay) está operando en la localidad del mismo nombre, sobre el Río Uruguay. Son de gran relevancia para entender el impacto ambiental de estos contaminantes, el conocimiento de las características básicas de estos compuestos y sus efectos sobre los posibles receptores, las cantidades anuales que serán vertidas y como se distribuyen en la región.

Este escrito tiene como antecedente diversos documentos, artículos y conferencias del autor. Se destaca en particular su participación como Asesor por la Universidad Nacional del Litoral (Santa Fe) del Presidente de la Delegación Argentina en la Comisión Binacional Argentino-Uruguaya (GTAN/DA, 2005/2006) (1), la cooperación con Cancillería Argentina para la redacción de las respuestas a los primeros Informes de la Corporación Financiera Internacional (IFC, World Bank), el asesoramiento técnico a Cancillería Argentina para la preparación de la Presentación Argentina ante la Corte Internacional de Justicia en la Solicitud de Medida Provisional (Junio de 2006). Fue designado Miembro la Delegación Argentina que viajó a La Haya (Holanda) a presentar dicha Medida Provisional.

Destacamos también un reciente y amplio artículo en tres partes, publicados en la revista de divulgación técnica "Ecociencia y Naturaleza" (N° 3/4/5, ISSN1851-0620, M. Peña, Editor), "Proyectos Celulósicos de la República Oriental del Uruguay. El Riesgo Ambiental" (2,3,4).

La descripción de los contaminantes se reducirá a las emisiones permanentes que acompañan a los efluentes líquidos que terminan en el Río Uruguay y aquellos emitidos a la atmósfera, principalmente por las chimeneas de planta, en condiciones de "operación normal", a las que consideramos las de mayor relevancia.

No se consideraran, en consecuencias, los contaminantes en los residuos sólidos; las emisiones esporádicas u ocasionales, sean accidentales o producto de una "operación no normal". Quedan también fuera de la descripción los contaminantes emitidos por actividades relacionadas directamente con la operación de la planta, pero que transcurren fuera del predio de la misma, como la actividad forestal, transporte fluvial y terrestre y otros.

II. Planta en Operación Normal

El concepto de emisiones durante la "operación normal" de la planta, tal como se entiende en la práctica industrial del sector, la bibliografía y documentación correspondiente, implica que:

  1. La planta ha dejado atrás el período de puesta en marcha, normalmente, de un año de duración.
  2. Opera las 24 h del día, de 340 a 350 días al año, produciendo según el diseño. En el caso de Botnia Fray Bentos SA, 1.000.000 de toneladas al año, a un ritmo de aproximadamente 3.000-3.100 toneladas por día.
  3. La planta cuenta con todos los sistemas de mitigación operando también normalmente, en particular el sistema primario y secundario de tratamiento de efluentes líquidos, así como los sistemas de filtrado y lavado de gases de chimenea.

Debe tenerse en cuenta que la planta de Botnia Fray Bentos, según la empresa, producirá en operación normal por no menos de 35-40 años consecutivos.

III. Planta de Celulosa Kraft Blanqueada. Características de los Contaminantes.

En las modernas plantas de producción de celulosa Kraft blanqueada se distinguen cuatro grupos principales de contaminantes:

  1. Material orgánico en los efluentes líquidos finales, cuya degradación en el río por los microorganismos consume oxígeno disuelto en el agua.
  2. Gases Altamente Peligrosos, no todos descargados por la chimenea principal.
  3. Contaminantes de Efecto Acumulativo.
  4. Material Particulado.

Incidencia de los Contaminantes sobre los Receptores.

El efecto de los diversos contaminantes que emite la planta sobre los posibles receptores, el llamado "impacto ambiental", es un tema de muy alta complejidad. Primero, por la cantidad y variedad de compuestos tóxicos involucrados, que actúan tanto en forma individual como en asociación conjunta (efectos combinados sinérgicos). Segundo, porque hay también numerosos receptores (flora, microorganismos, fauna, seres humanos), cada uno de los cuales tiene su propia sensibilidad a los contaminantes y a sus combinaciones. Tercero, porque la interacción entre los receptores y los contaminantes puede ser muy alta y muchas veces poco predecible. No profundizaremos en estos temas, claramente dentro de la competencia de la medicina y la biología, más que de la química.

III.1. Material orgánico en los efluentes líquidos finales, cuya degradación en el río por los microorganismos consume oxígeno disuelto en el agua, oxígeno imprescindible para toda la vida fluvial. Se lo evalúa a través de diversos ensayos, siendo los más comunes la determinación de la Demanda Bioquímica de Oxígeno (DBO5 o BOD5) y la Demanda Química de Oxígeno (DQO o COD). Cuanto mayor es la descarga de DBO5 y DQO, en términos de Kg/día o Kg/año, mayor es el riesgo para todos los habitantes vivos del río, especialmente si el nivel de oxígeno disuelto es, previo a la descarga, relativamente muy bajo. Esto sucede usualmente si la temperatura del agua es alta. Otro factor a considerar es el caudal del río (cantidad de agua) en relación con los Kg de DBO que se están vertiendo en un período considerado. Consecuentemente, es de importancia la relación entre los Kg O2 disuelto/m3 y los Kg de DBO/m3. Pero este último valor por sí solo no representa nada, ya que la concentración de DBO no tiene un rol principal en la degradación y consumo de oxígeno.

III.2. Gases altamente peligrosos. El dióxido de cloro (ClO2), producido en planta para blanqueo de la celulosa), y los gases producidos por combustión como, sulfhídrico (H2S), los óxidos de nitrógeno (NOx,) y el anhídrido sulfuroso (SO2). Todos tienen efectos sobre los seres vivos, efecto directamente relacionado con el producto "toxicidad" x concentración x tiempo de exposición. Pueden tener consecuencias muy rápidas, sean letales o no, pero también efectos de largo plazo, generados por la exposición reiterada a concentraciones mucho más bajas que las letales. El concepto de peligrosidad o toxicidad es relativo, ya que personas alérgicas, predispuestas o demasiado sensibles reaccionan de muy diferente manera cuando se las expone durante el mismo tiempo a idéntica concentración del contaminante.

III.3. Contaminantes de Efecto Acumulativo. Están dentro de este grupo los órgano-halogenados en general (AOX) y las Dioxinas y Furanos en particular. También los "metales pesado" (arsénico, plomo, mercurio, cromo, etc.). Son casi todos altamente tóxicos, pero difícilmente tengan efectos inmediatos - excepto si penetran directamente al torrente sanguíneo, ya que el ingreso más común de estos contaminantes al receptor es a través del sistema digestivo. En menor medida, vía sistema respiratorio. Traen serias consecuencias (ampliamente conocidas en la actualidad), usualmente en el largo plazo.

El ciclo de estos contaminantes comienza cuando se depositan y acrecientan en pastizales, aguadas y ríos (fijas a partículas y sedimentos), ya que la mayoría son compuestos estables que no reaccionan ni se alteran por meses o años. En algún momento, un ser vivo los ingiere involuntariamente, dando inicio al segundo ciclo de acumulación, conocido como "cadena trófica" o "cadena alimenticia". Pueden ser crustáceos o plancton en el medio acuático; todo tipo de ganado y animales de corral fuera del ambiente acuático, por ingesta de agua y forraje. En el caso de las Dioxinas y Furanos, los compuestos se almacenan en tejidos y células grasas. Se traslada así al resto de la cadena alimenticia, por la carne, la leche (incluida la leche materna) y huevos. Se estima que actualmente en Europa una persona ingiere unos 0,13-0,15 nanogramos (ngTEQ) diarios de Dioxinas y Furanos a través de su alimentación normal, principalmente carnes, pescados y lácteos. La concentración del contaminante en el tejido graso humano varía de 3-35 ngTEQ/Kg, pero puede llegar a valores mucho más altos, dependiendo del nivel de contaminación de los alimentos.

III.4. Material Particulado, especialmente PM10 y PM2.5, provenientes de las chimeneas. Son un caso singular de gran impacto en la salud, a través de las vías respiratorias. Debido a su pequeño diámetro, las partículas son arrastradas fácilmente por el aire, incluso a largas distancias. Al ingresar a los pulmones, generan fuerte irritación en los bronquios y agudos problemas de transferencia de oxígeno y expulsión de monóxido (respiratorios), que con el tiempo derivan en cáncer y cardiopatías. Las partículas son irritantes aún cuando sean químicamente inertes, como los granos de arena (cuarzo). Las partículas provenientes de chimeneas (mayormente sulfato de calcio) son mucho más peligrosas, pues contienen - adsorbidos en su superficie, contaminantes como el H2S, NOx, Dioxinas y Furanos, que agudizan los problemas pulmonares. Este efecto del material particulado se hace notar incluso con muy pequeñas concentraciones en el aire. Y se agrava con la exposición reiterada, prolongada o no.

El material particulado que no termina en los pulmones de seres vivos superiores (ganado y seres humanos) se deposita en tierras y aguas, contribuyendo con su carga de contaminantes a alterar químicamente los sedimentos del río y a incrementar el contenido de tóxicos en la cadena alimenticia.

IV. Vertido de Contaminantes en los Efluentes Líquidos al Río Uruguay.

En la Tabla 1 (Anexo Tablas) se resumen los principales contaminantes vertidos al río, según informa Botnia SA, en forma directa o en los reportes elevados al Banco Mundial. Como se observa en la última columna a la derecha, los compuestos que consumen oxígeno disuelto del río suman cientos o miles de toneladas al año (DBO5, COD). Los compuestos claramente tóxicos y acumulativos (Sulfurados, AOX, Metales Pesado, Dioxinas y Furanos), se vuelcan en grandes cantidades. No importa como se los exprese, las cifras son enormes e impactantes.

La Tabla 2 es una recopilación de la información más relevante sobre vertidos de modernas plantas de celulosa Kraft blanqueada, a nivel mundial, con igual o superior tecnología que la de Botnia Fray Bentos SA. Las diferencias en algunos rubros son desmesuradas, lo que genera inevitables dudas e interrogantes sobre la información brindada por Botnia SA.

El caso de los vertidos de Dioxinas y Furanos es sin dudas de los más preocupantes. Por lo que sabemos, la R.O. del Uruguay no ha concedido autorización para volcar este tipo de compuestos con los efluentes líquidos. Pero el informe del Banco Mundial dice que el vertido será de "menos de 250 millones" de unidades tóxicas (ngTEQ), una cantidad inaceptablemente grande, incluso si fuera sólo diez veces menor.

V. Contaminantes en las Emisiones a la Atmósfera.

En Tabla 3 se resumen los principales contaminantes a la atmósfera, según lo informan Botnia y el B. Mundial. Todos los valores son extremadamente altos, con más de 450 toneladas/año de material particulado y varios miles de toneladas/año en contaminantes gaseosos, incluyendo una cantidad (técnicamente poco entendible) de 25 a 40 toneladas/año de sulfhídrico. El H2S es un gas tóxico y muy oloroso, la fracción más importante de los TRS, que se completa con los mercaptanes, en porcentajes mucho menores. Los mercaptanes son incluso más olorosos que el H2S, de forma que aun en muy baja concentración son claramente percibidos. Sulfhídrico y mercaptanes le dan el característico olor a una planta Kraft.

No hay grandes discrepancias con las referencias de terceros (Tabla 4), excepto en Dioxinas y Furanos. Cuando en el mundo se reconoce que es usual una emisión por chimeneas de 20-28 ngTEQ por tonelada de pulpa producida, Botnia no informa emisiones de Dioxinas y Furanos. Extrañamente, la única autorización de la R. O. del Uruguay a Botnia Fray Bentos S.A., en relación con Dioxinas y Furanos (5), dice que la emisión a la atmósfera de la empresa "… no podrá superar el valor de 163 mg eqt/año", o lo que es igual, 163 millones de unidades tóxicas (ng TEQ) por año.

Es conveniente remarcar – nuevamente, que la cantidad de cada contaminante que figura en todas las Tablas, incluidas las referencias de terceros, deben considerarse cantidades mínimas u óptimas: las que emitiría una planta perfectamente diseñada, construida y operada, sin considerar – como se decía anteriormente, los accidentes o períodos "no normales", que la empresa reconoce que se presentarán.

VI. Distribución de los Contaminantes y Efectos Transfronterizos

Como se ha explicado en escritos anteriores (3), el grueso de los contaminantes, se emitan por las chimeneas o con los efluentes líquidos, se quedará alrededor del área que rodea la planta. Posiblemente un 45-60% de los valores que figuran en las Tablas se depositará en un radio no mayor a los 25 Km. Unos 15-25% adicionales en el área que va de los 25 a los 60 Km. No más del 20% se depositará en distancias más lejanas.

Todos los contaminantes en los efluentes vertidos al Río Uruguay tendrán, sin ninguna duda, efectos transfronterizos, en Argentina. Es un despropósito pensar que una supuesta distribución heterogénea de los contaminantes en el agua (mayor del lado Uruguayo que en la costa Argentina) afectará sólo a Uruguay: química y biológicamente, el río es una única entidad. Lo que le ocurra en una orilla, afectará de igual manera a la otra.

Respecto a los contaminantes emitidos a la atmósfera, hay tres fracciones bien definidas. Una parte importante se depositará en el río, con los resultados analizados en el punto anterior. La deposición será directa o indirecta (más temprano o más tarde), por lavado pluvial de las tierras circundantes. Las otras dos fracciones se depositarán, una en territorio uruguayo, la otra en territorio argentino. ¿Que cantidad se depositará en un lado y en el otro? Muy difícil de predecir, aun cuando tengamos la capacidad de pronosticar como se moverán los vientos de superficie. ¿Tendría alguna importancia que esta fracción de las emisiones de chimenea quede 60% en Uruguay y el 40% en Argentina?

Aun hay otro factor a considerar. Menospreciado en todos los informes Uruguayos, los de la firma Botnia Fray Bentos SA y aquellos del Banco Mundial, el particular fenómeno del Río Uruguay fluyendo en dirección Sur-Norte claramente descargará muchos más contaminantes sobre los amplios humedales de la costa argentina que sobre la costa uruguaya (4), reconocida como costa alta en general. El mismo comportamiento que hoy tienen la arena y los sedimentos, se repetirá con los contaminantes, que los acompañarán.

Por todo esto, es totalmente lógico afirmar que todos los contaminantes provenientes de la planta tendrán casi el mismo o superior efecto en territorio argentino que en el uruguayo.

VII. Conclusiones.

  1. Sin lugar a dudas, la operación de la planta de Botnia Fray Bentos S.A. emitirá contaminantes. En muchos casos, en cantidades relativamente muy altas y peligrosas para los seres vivos, incluyendo los seres humanos. Muy altos para algunos contaminantes, por el acumulado en Kg/año reconocido por la empresa; muy alto, en otros casos, por la extrema toxicidad del contaminante en cuestión.
  2. La República Argentina sufrirá el impacto de esos contaminantes en prácticamente la misma medida que la R. O. del Uruguay.
  3. Si tenemos suerte, es posible que la planta no tenga accidentes graves o vertidos anómalos frecuentes y de gran impacto. Pero aun manteniendo los niveles de emisión dentro de los límites que ellos mismo se fijaron, a mediano o largo plazo, la acumulación de contaminantes en la cadena trófica transformará a la región: severas perdidas en la calidad de vida; depreciación de tierras y emprendimientos económicos; y lamentablemente, también el deterioro de la salud de los habitantes de la región. www.ecoportal.net

VIII. Referencias

(1) Informes y Actas de la Comisión Binacional, GTAN. Sitio Web de Cancillería Argentina, http://www.mrecic.gov.ar/ (Febrero 2008).

(2) Matta, E. J. Proyectos Celulósicos de la República Oriental del Uruguay. El Riesgo Ambiental

Primera Parte: Aspectos Básicos de las Plantas Kraft. Ecociencia y Naturaleza, N° 3, p 18-23, Agosto 2007. ISSN 1851-0620

(3) Matta, E. J. Proyectos Celulósicos de la República Oriental del Uruguay. El Riesgo Ambiental

Segunda Parte: Plantas Kraft, Contaminantes y Contaminación. Ecociencia y Naturaleza, N° 4, p 8-15, Octubre 2007. ISSN 1851-0620

(4) Matta, E. J. Proyectos Celulósicos de la República Oriental del Uruguay. El Riesgo Ambiental

Tercera Parte: Negocios Internacionales y la Naturaleza. Ecociencia y Naturaleza, N° 5, p 6-13, Diciembre 2007. ISSN 1851-0620

(5) República Oriental del Uruguay. Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente. R.M. 63/2005 del 14 de Febrero de 2005. Expte. 2004/1177.http://www.mvotma.gub.uy/dinama/index.php?option=com_docman&Itemid=153 (Febrero 2008)

Anexo Tablas No se incluye

Nota: Elías Jorge Matta es Ingeniero Químico, docente investigador de la Facultad de Ingeniería Química (FIQ) y uno de los especialistas de la UNL que asesoró a Cancillería Argentina en el conflicto por las fábricas de pasta de celulosa. Articulo enviado por Martín Alazard

Comentarios de los visitantes sobre este artículo

informe de biología, por cristian (11/05/2008)

¿que es la contaminación?

Suscribete GRATIS a "Ambiente y Sociedad", nuestra publicación semanal de Noticias y Novedades ambientales con mas de 120.000 suscriptores, envía un mensaje a subscribe@ecoportal.net