Últimas noticias

Ver más noticias

¿Querés apoyarnos?

¡Enteráte!

Entidades que apoyan a Ecoportal

Apoya nuestro trabajo

¡Con tu aporte beneficiarás a todos nuestros visitantes y suscriptores!

suscripciones

El Hombre, el Ecosistema y el Derecho Ambiental

A lo largo de la historia de la permanencia humana sobre el planeta, el hombre ha ido estrechando relaciones con la naturaleza con el fin de lograr la satisfacción de sus necesidades primarias y superfluas, para ello ha modificado su entorno y éste a su vez ha incidido y modificado la conducta humana en una suerte de vasos comunicantes.

No existe hoy un espacio natural en el que no se haya sentido el impacto del hombre a través de las actividades, con incidencia espacial que desarrolla en el ambiente. A lo largo de la historia de la permanencia humana sobre el planeta, el hombre ha ido estrechando relaciones con la naturaleza con el fin de lograr la satisfacción de sus necesidades primarias y superfluas, para ello ha modificado su entorno y éste a su vez ha incidido y modificado la conducta humana en una suerte de vasos comunicantes.

Algunos de los más frágiles ecosistemas han sido impactados por actividades antrópicas hasta su casi deterioro total “ pareciera que el hombre tiene el convencimiento de contar con otra tierra suplementaria en reserva , y dispuesta a ser utilizada a su capricho cuando quiera, pues, a juzgar por los daños que se le inflingen al ecosistema tierra, a menos que se cambie de postura, no se le podrá encontrar sino en jirones dentro de un gran cubo de inútiles desperdicios y, junto a ella, el hombre”.

Lago de Maracaibo con Lemna o lenteja de agua

El intento de dominar la naturaleza y explotarla para hacerla producir más, en procura de un mayor nivel de vida, no es un objetivo sólo de estos tiempos; desde que el hombre descubrió el fuego empezó a introducir transformaciones al medio natural y lo fue adaptando a sus necesidades en un grado muy superior a como lo hace el resto de los animales, pero en ese transformar llegó a alterar los ecosistemas quebrando en ocasiones sus mecanismos de preservación y produciendo un caos ecológico, porque si bien dispone de avances tecnológicos que le permiten intentar doblegar a la naturaleza, muchas veces desconoce los mecanismos de autorregulación de los ecosistemas terráqueos y lo que en primeros ensayos pareció ser un éxito más tarde se vuelve contra él.

Minería en Reserva Forestal Imataca. Estado Bolívar.Venezuela

No hay que olvidar, no obstante, que cuando el hombre descubrió el fuego , éste era un arma desconocida , que podía acabar con su vida y con todo lo que le rodeaba y no sucedió así, logró hacer del fuego un elemento fundamental para el desarrollo humano, sin el cual éste habría sido distinto o tardado más. Quizás la dependencia del fuego se ha extralimitado y hoy, en los países del tercer mundo persiste la práctica de la quema antes de la siembra, o para obligar a que los animales de caza salgan de su escondite boscoso, práctica que conduce a la desaparición de grandes extensiones de sus bosques.

Ya en etapas de la historia , a modo de explicación de los diferentes fenómenos naturales cuyas causas le eran desconocidas, fue el hombre desarrollando diversas teorías religiosas, como el Taoísmo, Budismo, Confucionismo e Hinduismo, que no sólo explican el origen de la vida y la aparición humana en el planeta, sino que orientan hacia una vida en armonía con los demás seres vivientes.

Las llamadas religiones occidentales, nacidas en el Asia Occidental, Judaísmo, Cristianismo e Islamismo parten de otra filosofía, la de que al ser dueño de la naturaleza, el hombre puede dominarla a su antojo. El origen de esta posición parece descansar en el Libro del Génesis 1-26 que expresa “ ... Y Yahvé dijo: hagamos al hombre a nuestra imagen y semejanza; que ellos dominen los peces del mar, las aves del cielo, los animales domésticos y todos los reptiles (...) Y creó Yahvé al hombre a su imagen, a imagen de Yahvé lo creó; varón y hembra los creó y los bendijo Yahvé diciéndoles: Creced y multiplicaos y henchid la tierra, sometedla y enseñorearos de ella, dominad sobre los peces del mar, sobre las aves del cielo y sobre los ganados, y sobre todo cuanto vive y se mueve sobre la tierra (...) Y dijo Yahvé: Mirad que os entrego todas las hierbas que engendran semilla sobre la faz de la tierra y todos los frutales que engendran semilla os servirán de alimento”.

Este pasaje bíblico, libro sagrado para una buena porción de la población de la tierra, puede tener dos lecturas, puede entenderse que la tierra fue creada al servicio, sin límites, del hombre o puede entenderse que el hombre es el custodio de todos los recursos que deben ser legados a las generaciones que vendrán con la multiplicación, pero en los dos casos, el hombre, como especie, se pone por encima del resto de la creación.

Ciertamente la primera creencia explica la actuación del hombre en etapas tempranas de su historia, no en los momentos actuales que ya conoce de las intrincadas interrelaciones existentes en el medio, que hacen que la perturbación producida sobre un elemento del ecosistema afecte a todos los demás. Así las explosiones nucleares que periódicamente han ensayado las grandes potencias en territorios que están o no bajo su jurisdicción, pero que siempre, están ubicados en áreas subdesarrolladas, han afectado a todo el planeta, incluyendo, por supuesto, a los que la propiciaron. Y es que como dijo el filósofo Reinhold Niebuhr “El hombre siempre ha sido su propio problema más irritante”.

Explosión nuclear en Atolón de Mururoa

Ante el panorama de un mundo plagado de problemas ambientales se hace imperativo condicionar las conductas antrópicas a los dictados de la Ecología, determinando cuales actividades con incidencia espacial constituyen un daño recuperable naturalmente por los mecanismos autorreguladores de los ecosistemas y cuales deben ser prohibidas por que atentan, en forma irreparable, contra el equilibrio ecológico; de ello depende que nuestra permanencia en el ecosistema tierra sea duradera.

De la delimitación de cuando una determinada conducta humana es permisible y cuando, por constituir un delito o una infracción , debe ser sancionada ,se encarga el Derecho Ambiental. Su filosofía, principios rectores, objetivos y nuevos retos son tema para otra oportunidad. www.ecoportal.net

 

* Especialista en Derecho Ambienta- Asesora del Ministerio del Ambiente y Profesora de Derecho Ambiental y Aspectos Jurídicos de la Ordenación del Territorio en Postgrados de la Universidad Central de Venezuela

1 S. Jaquenod de Zsôgôn. El Derecho Ambiental y sus Principios Rectores. Dykinson. Madrid 1991

Comentarios de los visitantes sobre este artículo

Comentario sobre peligros ambientales-, por Emma Ocrospoma (22/11/2009)

Tan solo he de comentar,que debemos cuidar la tierra y evitar los peligros para la buena sunsistencia del hombre y su gran esfuerzo de modificarla....gracias

Importancia Ambiental, por Yeison Osorio- Madrid España (13/07/2009)

Este articulo es de vital importancia por que en verdad representa el daño qeu hemos causado pero que podemos cambiar y ojala los paises de mayor desarrollo involucrados en la ONU logren un mejor desempeño .

ecosistema, por isabel (04/05/2009)

deseo felicira quien escribio esto sobre el ecosistema y la mano del hombre, tengo una exposicion el proximo miercoles y ahora me siento mas informada, gracias

FELICITACIÓN ARTÍCULO, por SIMÓN TOLOMEO (31/03/2009)

Sinceramente: Los felicito, pues para hablar tanta bazofia y basura son los reyes... ¡Que porquería de MIERDA, pobre hijos de PUTA malparidos, este pinche planeta está más chingón que las bolas de ustedes cabrones, vayan a chuparle la verga a un elefante o a follarse a un ornitorrinco!!!!...Veré cuando se pudran, que por la concha de sus madres, estarán acabados tíos, no mees que uds son los más gilipollas, pedazos de pene triturados con pus....Q!!!Petardos, débiles mentales...SUICIDENSE. Hágalen un bien al planeta, por el medio ambiente, pero no se vayan a tirar a un río, NOOO, mejor péguensen un tiro:::JAjAjAJajaJajAJAjAjAJajaJajAJAjAjAJajaJajAJAjAjAJajaJajAJAjAjAJajaJajAJAjAjAJajaJajAJAjAjAJajaJajAJAjAjAJajaJajAJAjAjAJajaJajAJAjAjAJajaJajAJAjAjAJajaJajAJAjAjAJajaJajAJAjAjAJajaJajA!!!!!!!!!!!!LambeculosATT: SU madre.

Intereses Difusos , por Carolina Maenza (07/01/2008)

De mi mayor consideración: Quisiera comentarles que recientemente en la ciudad santafesina de Rosario, República Argentina se ha publicado un libro de derecho que trata el tema de los intereses difusos en el marco de la ley 10.000 de intereses difusos de la provincia de Santa Fe.El libro puede llegar a resultarles interesante. Los datos del mismo son los siguientes: Nombre del libro: Comentarios a la ley 10000 santafesina de protección de intereses difusos Autores: Maenza, María L. - Juárez, Luciano D. - Chiappini, Julio Editorial: FAS Edición: 2007 Páginas: 738Rústico: $ 210,00 El mismo contiene: Análisis exegético de la ley. Doctrina. Jurisprudencia. Apéndice legislativoTambién pueden obtener mayor información en la siguiente página: http://www.libreriacivica.com.ar/listadoxautor.php?id_autor=5284 Mis mejores saludos para todos Uds.

felicitaciones, por navarro (31/08/2007)

Es muy importante preocuparnos y no solo eso si no tomar conciencia de los graves peligros que enfrentamos si no cuidamos nustra casa, nuestro hogar que s nuestro planeta, las medidas deben ser hoy por que estamos a tiempo mde evitar graves catastrofes o fenomenos inimaginables. De verdad esto es algo seri y muy iportante que muchas instituciones y partidos politicos se deben tomar encuenta en la agenad politica no solo con mas y mejores leyes sino con una capacidad de aplicarlas atodos por igual defendiendo lo defendible.  

felicitación, por ANDREA POLO (13/10/2006)

YO LES FELICITO DE TODO CORAZON PORQUE SON PERSONAS QUE SE PREOCUPAN DEL MEDIO AMBIENTE ...

Tierra Alerta Roja., por Dr. Marcos Sommer (14/09/2006)

El accionar del hombre fue siempre insignificante, comparado con la magnitud del ecosistema terrestre y marino, todo era compensado por la naturaleza. El mar, la tierra y la atmósfera se comportan como infinitos, deglutiendo los subproductos indeseables de la actividad humana. Pero nos volvimos demasiados poderosos. Somos muchos y manejamos energías capaces de alterar equilibrios naturales. EL uso nacional y el manejo de ecosistemas esta en primera línea desde hace años. Actualmente por ejemplo, estamos experimentando la fragilidad de los equilibrios marinos, la respuesta nos las dan los Mares Indico y Báltico, casi muertos, el Mar del Norte, cuyos recursos piscícolas declinan trágicamente, el Mediterráneo gravemente afectado y los arrecifes agonizantes del mundo entero. Uno de los problemas más graves que se presenta en la actualidad es el hambre, que no es sólo la necesidad de comer sino que, como lo definen los técnicos en alimentación y salud, es la "privación continua de alimento suficiente que impide llevar una vida sana". Según los datos del Consejo Mundial de la Alimentación, de los 6000 millones de habitantes que tiene el planeta; cada año mueren, por causas relacionadas con el hambre, entre 40 y 70 millones; de éstos 15 millones son niños; lo que significa que cada día mueren por hambre 40 mil niños. En el esfuerzo que la humanidad tiene que desarrollar para producir alimento, el océano, que ocupa cerca del 75 por ciento de la superficie de la tierra, ofrece grandes posibilidades, ya que en él se desarrolla un gran número de seres vivos. Según un Informe del Programa de las Naciones Unidas por el Desarrollo (PNUD): las 3 personas más ricas del mundo son tan ricas como los 48 países más pobres. La riqueza de las 84 personas más ricas del mundo supera el producto interno bruto de la China con sus 1,2 Mil Millones de habitantes. Actualmente los buques pueden arrastrar por el agua redes de nylon de varios kilómetros de largo y realizar capturas de hasta 400 toneladas de peces. El 40 por ciento de lo que pescan es "desecho" y se devuelve al océano. Solo en el noreste del Atlántico, la pesca colateral asciende a 3,7 millones de toneladas por año. Los grandes mares y océanos son perecederos. Aparte del hecho de que todos los recursos están en la actualidad completamente explotados, el acceso a esos recursos permanece abierto a demasiadas pesquerias en todo el mundo. A comienzo de los años 90, se sabia que 13 de los 17 mayores bancos de pesca del mundo estaban agotados o en franca disminución. El "colapso generalizado" de los ecosistemas marinos comenzó a funcionar. En el mar del Norte por ejemplo, la población de bacalao a disminuido a tal extremo que la industria se concentra actualmente en el abadejo, una especie de segundo nivel en la pirámide ecológica que el bacalao suele comer. El abadejo consume pequeños organismos como copepodos y krill. El krill también come copépodos. A medida que disminuye la cantidad de abadejo, la población de krill se expande y la de copépodos se reduce drásticamente. Los copépodos son la principal alimentación de los bacalaos juveniles, esto impide la recuperación del bacalao. Más información: Océanos Alerta Roja. Por Dr. Marcos Sommer. Oceanógrafos Sin Fronteras. http://www.ecoportal.net/content/view/full/30426

Suscribete GRATIS a "Ambiente y Sociedad", nuestra publicación semanal de Noticias y Novedades ambientales con mas de 120.000 suscriptores, envía un mensaje a subscribe@ecoportal.net