Últimas noticias

Ver más noticias

¿Querés apoyarnos?

¡Enteráte!

Entidades que apoyan a Ecoportal

Apoya nuestro trabajo

¡Con tu aporte beneficiarás a todos nuestros visitantes y suscriptores!

suscripciones

Anulación de la Deuda Externa en el FMS 2005

23/01/05 Por Cristiano Morsolin

¿Quién le debe a quién? ¿somos nosotros deudores o acreedores? ¿Quién pagará todos los recursos naturales saqueados de América Latina y el Caribe a lo largo de siglos? La deuda de los dictadores ¿es justo pagarla? Y el riesgo- país ¿es justo que paguemos un seguro a los llamados inversores internacionales?

Prioridad para las organizaciones de Latinoamérica al Foro Social Mundial 2005

"¡No debemos, no pagamos!". Esto es uno de los gritos centrales que Jubileo Sur ha hecho oír en diversas instancias de debate y lucha alrededor del globo desde 1999, año en el cual nos constituimos en red amplia y pluralista de movimientos, organizaciones populares y religiosas, comunidades y campañas por la anulación de la Deuda Externa y el pago de las Deudas Ecológicas, Sociales e Históricas.

A partir de esa afirmación y el convencimiento de que el problema de la DEUDA no es sólo económico sino fundamentalmente POLÍTICO, desde la primer Asamblea de Jubileo Sur/Américas, realizada en 2001 en el I Foro Social Mundial, venimos construyendo una articulación latinoamericana y caribeña para fortalecer las campañas y movimientos nacionales y aportar a la creación de ese otro mundo que sabemos es posible y necesario" - las palabras de Bererly Keene, Coordinadora de la Red Jubileo Sur/ América, resumen el espirito de esta organización articulada a nivel mundial que esta convocando una Asamblea Continental de Latinoamérica y Caribe, a realizarse del 23 al 25 de enero, en la ciudad de Porto Alegre (Brasil).

En el documento de convocación se evidencia que "ese camino pasa en parte por tratar la problemática de la Deuda - algo tan vieja y a la vez tan nueva- a partir de otras preguntas, como por ejemplo: ¿quién le debe a quién? ¿somos nosotros deudores o acreedores? ¿Quién pagará todos los recursos naturales saqueados de América Latina y el Caribe a lo largo de siglos? La deuda de los dictadores ¿es justo pagarla? Y el riesgo- país ¿es justo que paguemos un seguro a los llamados inversores internacionales? ¿Por qué se llama "desarrollo" a las deudas que ofrecen el Banco Mundial y el BID para que otros lleven el agua, el gas, la tierra, los frutos de nuestro trabajo?

Hemos planteado como prioridad el sensibilizar y movilizar a nuestras sociedades, relacionando los costos humanos y ecológicos de la Deuda con otros aspectos del mismo proyecto de dominación como son las privatizaciones, el libre comercio y la militarización, para lograr alternativas de VIDA y SOBERANÍA a partir del repudio de una deuda ilegítima ya pagada con creces, la reparación de los crímenes a través de ella cometidos y la transformación de las estructuras y políticas que la sostienen.

Sabemos que debemos fortalecer esos movimientos y campañas en cada uno de los países del continente para enfrentar juntos los desafíos que vivimos. Para eso, es bueno hacer un alto en el camino y fortalecernos en el análisis, en la visión estratégica y en la coordinación a fin de alcanzar nuestros objetivos. También creemos que es importante ampliar y diversificar la participación, abriendo una instancia de intercambio y reflexión con nuevos actores sociales, religiosos, culturales y políticos cuyo compro miso y participación es imprescindible."

Esta importante movilización representa una respuesta a una situación extrema que esta afligiendo toda Latinoamérica como subraya ERIC TOUSSAINT, activo presidente del Comité para la Anulación de la Deuda del Tercer Mundo (www.cadtm.org ) en un articulo del diario mexicano "La Jornada" del 16 enero:

"Al término de 2004, América Latina ha pagado siete veces el monto de la deuda externa que tenía hace dos décadas y los pasivos no han hecho más que multiplicarse. "Es una hemorragia silenciosa de recursos, que ahora se ha agudizado con la transferencia de renta a las trasnacionales que participaron de la privatización de activos en la región, y sobre la cual no hay un debate", expone Eric Toussaint, presidente del Comité para la Anulación de la Deuda del Tercer Mundo (CADTM), una organización con sede en Bélgica.

El tema de la deuda ha tratado de ser sepultado del debate por varios gobiernos de la región, entre ellos de manera destacada el del presidente mexicano Vicente Fox Quesada, que lo ha considerado como algo del pasado. La reciente oferta hecha por la administración del presidente argentino Néstor Kirchner a los acreedores de esa nación para liquidar sólo 60 por ciento de su deuda externa por 102 mil millones de dólares, que se encuentra en moratoria desde diciembre de 2001, ha dejado de manifiesto que el punto está más presente que nunca.

"América Latina ha regresado a una situación como la que se encontraba en los años 80", relata Toussaint, al aludir a la crisis de la deuda externa de hace más de dos décadas, que abrió el paso para el inicio de las reformas de liberalización comercial y financiera y privatización de empresas públicas. "La diferencia ahora -añade- es que no hay un problema de insolvencia: las tesorerías de los Estados latinoamericanos hacen puntualmente los pagos, mientras que de 1982 a 1987 varios gobiernos los suspendieron por algunos meses. Ahora hay una transferencia tremenda, masiva y silenciosa de capital hacia los acreedores o hacia las trasnacionales; hay que decirlo: los gobiernos están, sin protestar, transfiriendo una parte muy significativa de la riqueza producida por los pueblos latinoamericanos".

En un reporte de hace tres semanas, la Comisión Económica para América Latina (Cepal) indicó que en 2004 la región realizó una transferencia neta de recursos al exterior por 77 mil 826 millones de dólares, el doble de los recursos que entraron por inversión extranjera directa (IED). Esa transferencia estuvo representada por el pago de intereses de la deuda y las ganancias que las trasnacionales obtuvieron en los países de la zona y remitieron a sus sedes corporativas.

Eric Toussaint, en una conversación telefónica con La Jornada desde la sede del CADTM en Lieja, Bélgica, expone: América Latina registra transferencias netas de recursos desde 1996, pero no eran tan notorias por el ingreso de IED, puesto que seguían algunas privatizaciones. Pero ahora, las trasnacionales que participaron en la compra de esos activos públicos están transfiriendo ganancias, sin que haya nuevas inversiones para mejorar el aparato productivo. "Están intentando acumular riqueza vía la transferencia de ganancias haciendo el menor gasto posible".

Destaca que para la región el único flujo positivo de recursos desde el Norte es el de las remesas, que en el caso de México alcanzarán este año la cifra sin precedente de 17 mil millones de dólares. "Para dar un análisis de clase -plantea Toussaint- mientras los capitalistas latinoamericanos evaden sus capitales al norte, son los migrantes los que ayudan a sus economías nacionales con las remesas que mandan a Latinoamérica. Son dos comportamientos de clase totalmente antagónicos".

Frente a este panorama antagónico muchas organizaciones sociales de Latinoamérica (in primis Red Jubileo Sur, Oilwatch, Políticas Alternativas para el Cono Sur PACs (Brasil), Acción Ecológica (Ecuador), Consejo Mundial de las Iglesias, entre otras) van a proponer, durante el Foro Social Mundial 2005 (que inicia el próximo 26 de enero), la ANULACIÓN TOTAL, IMEDIATA e INCODICIONAL DE LA DEUDA EXTERNA de los Países del Sur del Mundo en ocasión de la Asamblea de los Pueblos del Sur acreedores de la deuda social, ecológica e histórica, en programa el 29 de enero.

Aurora Donoso, representante de Acción Ecológica (Ecuador) y de la Alianza de los Pueblos del Sur acreditores de deuda ecológica SPEDCA, evidencia que "la Deuda Externa que se reclama a nuestros países y que pagamos los pueblos día tras día, no es una deuda verdadera. Las más de las veces ha sido contraída en circunstancias fraudulentas u odiosas y utilizada para fines ajenos o directamente contrarios a nuestras necesidades y derechos humanos como personas y como pueblos.

No obstante su clara ilegitimidad y el costo inhumano de su servicio, esta Deuda No Debida además ha sido pagada no una sino varias veces. El cobro de tasas de interés y comisiones usurarias, junto con la aplicación de políticas comerciales inequitativas y programas de ajuste y privatización recetados para asegurar su pago, lo han convertido en una Deuda Eterna que sirve para perpetuar el saqueo de nuestras Vidas y recursos e hipotecar nuestro futuro. Lo explica muy sencillamente Eduardo Galeano cuando resume así, "más pagamos, más debemos, menos tenemos".

No solo no somos pueblos deudores, sino que en realidad somos nosotr@s l@s acreedores de una enorme Deuda que lleva más de 500 años incrementándose. Somos acreedores de una Deuda Ecológica, Social e Histórica, por el saqueo de nuestros recursos naturales y la destrucción del medio ambiente; por la violación de nuestros derechos humanos fundamentales al empleo y al salario digno, a una vivienda, a la tierra, al agua, a la identidad, a la educación y a la salud; por siglos de dominación colonial y el genocidio que se sigue perpetrando y que proyecta su continuidad a través de los acuerdos de libre comercio y la militarización.

Los verdaderos deudores saben que para lograr el sometimiento y la dominación de un pueblo es necesario no solo robar sus tierras, explotar a los trabajadores, reprimir su protesta, expropiar los recursos naturales y dejar morir de hambre a miles y miles de personas durante siglos, sino también es necesario imponer una forma de pensar y una conciencia, a tal punto de hacer desaparecer a los que se rebelan.

Por eso, durante años el FMI, el Banco Mundial, los Bancos regionales, han realizado un plan perverso, manipulador y asesino, que mediante la complicidad de nuestros gobiernos, los grandes intereses económicos y los medios masivos de comunicación, han logrado no solo que paguemos una Deuda que no debemos sino también han logrado algo tan nefasto y cruel como lo anterior: imponer en nuestro lenguaje, en nuestro sentido común, la idea de que ellos son los acreedores y que nosotros nos hemos endeudados, que por lo tanto somos nosotros deudores y, honrados que somos, que lo correcto es saldar esa deuda cueste lo que cueste.

Necesitamos librar entonces una gran batalla cultural que nos compromete a desenmascarar y revertir ese discurso dominante como paso fundamental en la emancipación de nuestros pueblos, no solamente de la pesada carga de una Deuda No Debida y sin embargo sobre-pagada, sino también como sujetos y protagonistas de nuestras vidas y nuestro futuro. Reconocer que somos nosotr@s l@s acreedores, l@s víctimas del saqueo y la destrucción y que son ellos los responsables de los crímenes sociales y ambientales producto de este saqueo, y que la posibilidad de revertir esta realidad se enmarca en la articulación y coordinación de nuestros esfuerzos para detener la sangría y avanzar hacia la restauración y la reparación de los crímenes cometidos".

Este cambio de perspectiva desde abajo llega al Foro Social Mundial 2005 después un importante proceso que consolida su estrategia después el Tribunal por la soberanía alimentaría que juzgó al Banco Mundial y al Banco Interamericano de Desarrollo (BID) por su deuda social y ecológica en al agricultura con los pueblos y países de América Latina (http://www.choike.org/nuevo/informes/2113.html ), durante el Foro Social de las América de Quito en julio 2004.

En Brasilia se realizó el taller internacional de Auditoria de las Deudas (9-11de noviembre de 2004) donde se elaboraron los aportes para el impulso y realización de Auditorias frente a la ilegitimidad de la deuda externa" (http://www.jubileesouth.org/sp/index.php?id=75&category=2 ).

Delegadas y delegados que participaron en Santo Domingo, República Dominicana en el Encuentro Centroamérica-Caribe "Ilegitimidad y Auditoría sobre las Deudas" (http://www.jubileesouth.org/sp/index.php?id=86&category=2 ) organ izado por la Red Jubileo Sur, en ocasión de conmemorarse este 10 de diciembre el Día de los Derechos Humanos, denunciaron como las políticas que obligan a los países de la región al pago de la deuda externa impulsadas por Estados Unidos, sus socios desarrollados del G-7 y los organismos financieros internacionales, condenan a los pueblos a sumirse en la pobreza y el subdesarrollo permanentes, mientras las élites que han sido favorecidas por ese nivel de endeudamiento gozan de toda impunidad.

Por estas mismas razones en la primera semana de enero 2005 la Red Jubileo Sur - Internacional, desde la secretaria en Filipinas (www.jubileesouth.org ), ha enviado al Fondo Monetario Internacional y al Banco Mundial una petición subscrita por decenas de organizaciones de todo el mundo.

Segundo Rosilene Wansetto de la coordinación brasilera de la red Jubileo Sur integrante el Comité Internacional y Brasilero del FSM 2005, la propuesta que será lanzada el el FSM 2005 no tiene nada que ver con las negociaciones que están realizando los G 7 que declararon de conceder la moratoria o el congelamiento de la deuda de los países afectados por el maremoto tsunami: "Nosotros proponemos una solución definitiva, que significa la cancelación incondicional de la deuda".

Este debate sobre la campana mundial para la anulación de la deuda externa de los países del Sur del Mundo, cuenta con la participación de muchas organizaciones del Norte del Mundo, como por ejemplo: Comité para la Anulación de la Deuda del Tercer Mundo, Plataforma Flamenca de desarrollo sustentable VODO (Bélgica), Observatorio de la deuda en la globalización (España), Campaña por la reforma del Banco Mundial (Italia).

Este puente Norte-Sur se esta fortaleciendo y ha expresado su visibilidad también en el Parlamento Europeo, que el 13 de enero ha elaborado un documento sobre la deuda externa de los países del sur del mundo.

Francesco Martone, senador de la Republica Italiana, secretario de la Comisión Derechos Humanos, (ITALIA) comenta: "La tragedia asiática nos pone frente de una grande responsabilidad, y podría representar la ocasión para una inversión radical de los procesos de endeudamiento y de solución del problema histórico de la deuda. Es lamentable que los países del G7 no van mas allá de una propuesta de moratoria. Esta deuda no hay que pagarla! Y nosotros parlamentarios del Norte, acreedor, tenemos una más grande responsabilidad, la de dar la voz a propuestas justas, aunque sea difíciles, para que una vez por todas se construya una vía solidaria y equitable de relación entre los pueblos".

Desde el Foro Social Mundial de Porto Alegre puede llegar un fuerte compromiso para la anulación de la deuda social y ecológica!

¡NO DEBEMOS, NO PAGAMOS - SOMOS NOSOTROS LOS ACREEDORES ¡

* periodista-educador y operador de redes internacionales.
Co-fundador del Observatorio Independiente sobre Región Andina SELVAS.org

Comentarios de los visitantes sobre este artículo

Suscribete GRATIS a "Ambiente y Sociedad", nuestra publicación semanal de Noticias y Novedades ambientales con mas de 120.000 suscriptores, envía un mensaje a subscribe@ecoportal.net