01/09/2011

La UE dice adiós a las bombillas incandescentes. LED, la opción mas sustentable

Hoy, 1 de septiembre, entra en vigor la normativa de eficiencia energética de la Unión Europea que exige a los fabricantes de bombillas no distribuir más en el mercado lámparas incandescentes de 60W. El objetivo es sustituir progresivamente las bombillas incandescentes por sistemas de iluminación de bajo consumo, que ahorran energía, son más duraderos y respetuosos con el medio ambiente.

En este sentido, como alternativa a la iluminación convencional, Philips, compañía líder en alumbrado eficiente, ha desarrollado soluciones de última generación para el hogar, que permiten ahorrar hasta un 80% de energía, como es el caso de la bombilla LED MyAmbiance 12W.

Expertos y la propia UE afirman que existen diferentes ventajas contrastadas una vez que se sustituye el alumbrado convencional. El ahorro en el consumo eléctrico es una de ellas, lo que supone una economía en euros en la factura de la luz a corto plazo para el ciudadano. La iluminación eficiente utiliza entre un 50% y un 80% menos de energía que una bombilla incandescente para producir la misma cantidad de luz. Una bombilla de bajo consumo de 15W, por ejemplo, equivale a una bombilla incandescente que consume 60W.

"Un 95% de la energía que consume una bombilla incandescente de 100W se traduce en calor. Únicamente el 5% se convierte en luz. Esto hace que la incandescencia sea una tecnología altamente ineficiente y de ahí la retirada de las mismas. Las tecnologías de iluminación existentes en el mercado (halógenas ahorradoras, fluorescentes de bajo consumo y LED) se presentan como alternativas eficientes a las bombillas incandescentes, consiguiendo ahorros energéticos de hasta un 90%" explica Mar Gandolfo, responsable de Formación y Auditorias Energéticas de Philips Ibérica.

LED y fluorescentes de bajo consumo: alternativas eficientes

La tecnología LED y la fluorescencia de bajo consumo se presentan como soluciones alternativas a las bombillas incandescentes ya que consumen hasta un 90% menos que la tecnología anterior. Otra de las ventajas que aportan estas tecnologías es su mayor duración; las bombillas LED tienen una vida útil de hasta 25.000 horas y las fluorescentes de entre 7.000 y 12.000 horas. Esto supone multiplicar por 25 y por 7-12 respectivamente la durabilidad frente a las incandescentes (vida útil estimada en 1.000 horas). Otro dato importante es que las bombillas LED, son fáciles de reciclar, ya que no contienen metales, como por ejemplo mercurio.

El objetivo de la UE es que en 2020 se consiga un ahorro de electricidad equivalente al consumo anual de 11 millones de hogares y una reducción media del recibo de la luz de 25 euros al año con la aplicación de las nuevas normas de eficiencia energética. www.ecoportal.net

Ambientum
www.ambientum.com

Artículos relacionados

Comentarios

Copyleft: Se permite la copia, distribución y uso de los contenidos de EcoPortal y Ambiente y Sociedad, siempre y cuando NO se utilice con fines comerciales y se reconozca la autoría. Agradeceremos se indique como fuente http://www.ecoportal.net. Las opiniones vertidas por visitantes o colaboradores en el sitio pueden no reflejar las ideas de los miembros de EcoPortal.net. Para la realización de este sitio utilizamos software libre.