04/03/2003

Prestige: El Lado oscuro de la Globalización

226 lecturas

La causas últimas de la catástrofe del Prestige son un claro ejemplo de la debilidad de los Estados y de las instituciones internacionales a la hora de aplicar y desarrollar las legislaciones estatales y el Derecho Internacional, frente a la voluntad desreguladora de las políticas neoliberales y de los consorcios transnacionales. 

Resolución de la Presidencia Ejecutiva Federal de Izquierda Unida (17 de diciembre 2002) Aprobada con 22 votos a favor,  0 en contra y 2 abstenciones
La huelga general del 20-J y el debate sobre el estado de la Nación, el pasado mes de julio, pusieron en evidencia el peor perfil de un gobierno antisocial y autoritario. Igualmente, marcaron un punto de inflexión en la situación política, confirmando la potencialidad del movimiento social, la debilidad del gobierno y los límites de la mayoría absoluta. Ahora, la manifiesta incapacidad del Gobierno para articular una respuesta eficaz ante el accidente del Prestige, convertido en una auténtica catástrofe ecológica por sus disparatadas decisiones políticas, le ha restado credibilidad y ha agudizado la crítica y la movilización política y social. El 20-J y la pésima gestión de esta catástrofe han sido dos obuses bajo la línea de flotación del Gobierno, cuyo prestigio yace en el fondo del mar. El galeón de la gaviota ha encallado en la Costa de la Muerte. El navío, mal gobernado y sin timonel, navega a la deriva. El desgaste político ha abre las grietas de la sucesión de Aznar.

1. El petróleo, la política y la guerra

En el núcleo de la catástrofe del Prestige está el petróleo, el mismo oro negro que explica otras crisis políticas, desde Venezuela a Irak.

En Venezuela, con la complicidad y la injerencia de los EE.UU, la oposición conservadora ha puesto en marcha un segundo golpe de estado, tras el fracaso de la intentona del 11 de abril. Desde el primero de diciembre, la oligarquía venezolana ha lanzado una huelga general indefinida, que se acompaña de pronunciamientos militares y del bloqueo de la producción de petróleo, nervio de la economía venezolana y cuarta en el ránking de la producción mundial. Para los EE.UU, además, el gobierno democrático de Hugo Chávez representa un peligro insoportable en su patio trasero, como también lo representa la Cuba revolucionaria, el nuevo Ecuador progresista de Lucio Gutiérrez y, sobre todo, la extraordinaria victoria de Lula da Silva y del Partido de los Trabajadores de Brasil.

Desde Izquierda Unida reafirmamos nuestra solidaridad y compromiso político con la legalidad constitucional venezolana, representada por la Asamblea Nacional y el presidente Hugo Chávez, y denunciamos los intentos golpistas de una oposición minoritaria, instigada y amparada por la Administración Bush.

Al mismo tiempo, Izquierda Unida denuncia con la mayor contundencia la complicidad y el apoyo político prestados desde España a los golpistas venezolanos por el Partido Popular, por determinadas entidades empresariales y financieras y por importantes grupos de comunicación con intereses económicos en Venezuela. No se puede ser demócrata en España y, al mismo tiempo, apoyar abiertamente a los golpistas venezolanos. No se puede defender en España el derecho a una información veraz y a la vez presentar una versión interesada y sesgada a favor de los golpistas en Venezuela.

El apoyo mediático, económico y político con que la reacción venezolana cuenta en España debe ser denunciado y contrarrestado por Izquierda Unida, a través de movilizaciones e iniciativas parlamentarias. Los demócratas no deben consentir un nuevo golpe de estado en Venezuela, donde la Constitución y la ley ofrecen cauces suficientes para las distintas opciones políticas. Así lo han manifestado la Unión Europea y el propio César Gaviria, secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), en su meritoria misión mediadora entre el gobierno y la oposición.

Sobre el futuro inmediato pende también la amenaza, cada vez más concreta, de una nueva guerra de EE.UU contra Irak. La Administración Bush prosigue la preparación metódica de la guerra. Por mar y aire, a través del Estrecho, de Rota y Morón, nuevas tropas y material bélico estadounidense sigue llegando a la zona, pese a que, al menos por el momento, los inspectores de la ONU siguen desarrollando su misión sin cortapisas y que el gobierno iraquí ha entregado a la ONU una información completa y detallada sobre sus programas de armamento. Mientras, en los propios EE.UU crece el movimiento de intelectuales y artistas por la paz y el propio ex presidente de los EE.UU, Jimmy Carter, en su discurso de aceptación del Premio Nobel de la Paz, ha advertido del peligro de una guerra.

Aquí, en España, las organizaciones de IU están llamadas a intensificar la campaña de movilización contra la guerra, multiplicando las manifestaciones, los debates, y la creación de Plataformas unitarias y de Comisiones de juristas, intelectuales y profesionales de prestigio para la salvaguardia de la Paz y el respeto del Derecho Internacional. Nuestra campaña debe incidir muy especialmente en los Institutos de enseñanza media y en las Universidades.

El humillante episodio de la interceptación por la Armada española, a petición de EE.UU, de un barco norcoreano cargado con misiles con destino a Yemen, y la orden posterior cursada desde Washington para que España dejara libre al barco, porque "Yemen es un país amigo", ha confirmado el papel subalterno de nuestro país, reducido al triste papel de policía naval de los EE.UU en la zona.

En el actual contexto internacional adquiere especial relieve y máxima importancia la preparación de las movilizaciones por la Paz que, respondiendo al llamamiento realizado por el Foro Social Europeo, en su reunión de Florencia, se celebrarán a lo largo y a lo ancho de Europa el próximo día 15 de febrero, proclamado como "un día contra la guerra" por el movimiento antiglobalización. En esta perspectiva, deseamos la mayor unidad, diversidad y amplitud del movimiento, activando el máximo potencial de movilización, de protesta y de propuesta.

2. Prestige: el lado oscuro de la globalización

El Prestige era un buen ejemplo, casi una metáfora, del lado oscuro de la globalización y de la "sociedad de riesgo". Un barco viejo, propiedad de un armador griego y tripulación filipina, que pertenece a la empresa Mare Shipping Inc, con sede en Liberia, con pabellón de conveniencia en las Bahamas, fletado por Crown Resources AG, sociedad con sede en Suiza y filial del consorcio ruso Alpha Group, inspeccionado y autorizado por una agencia estadounidense, que con escala en Gibraltar llevaba los residuos de una refinería Estonia a, probablemente, Singapur. Es decir, todos los ingredientes de una realidad conocida y tolerada.
Ahora el buque yace en el fondo del mar y ha provocado la mayor catástrofe ecológica de la historia de España, cuyas consecuencias destructivas para la biosfera marina de esa zona todavía no se pueden calcular, ya que aumentan cada día.

Pero si eso sólo es ya suficiente para indignarse frente al daño producido por esta extrema manifestación del libre mercado y de la libre circulación de barcos piratas que no respetan ninguna regla básica de seguridad y de control político, en este caso el desastre social que ha producido entre una población gallega cuya supervivencia depende de la pesca como principal actividad económica es enorme.

Lo ocurrido con el Prestige es también un buen ejemplo de los problemas del sector transporte en cualquiera de sus modos, marítimo, terrestre o aéreo. Un sector tan mundializado como mal regulado y peor estructurado, fuente de peligros y de perturbaciones económicas y sociales a través de la reducción de costes en perjuicio de la seguridad, la congestión, la contaminación y las quiebras, que, en vez de avanzar hacia una regulación mundial, está retrocediendo hacia un protocapitalismo anárquico. Baste señalar que el tráfico bajo pabellón de conveniencia ha pasado del 9%, cuando lo inventó Onassis a finales de los cincuenta, al 60% del total mundial. El 40% de la flota mundial está fuera de normas y los vertidos voluntarios al mar para la limpieza de los tanques en ruta son 10 veces superiores a los causados por accidente.

La causas últimas de la catástrofe del Prestige son un claro ejemplo de la debilidad de los Estados y de las instituciones internacionales a la hora de aplicar y desarrollar las legislaciones estatales y el Derecho Internacional, frente a la voluntad desreguladora de las políticas neoliberales y de los consorcios transnacionales.

Por ello, IU apoya la iniciativa de Greenpeace Internacional, que ha pedido al Secretario General de Naciones Unidas, Kofi Annan, que lidere un cambio en la Regulación Marítima Internacional para evitar otros Prestiges. Ese nuevo acuerdo global requiere que la legislación sea adecuada y se cumpla, que se suprima el sistema de banderas de conveniencia y segundo registro, que la industria naviera sea más transparente y controlable, y que se dedique atención a la protección de Zonas Particularmente Sensibles -sólo se han declarado 5 desde 1991- para evitar el paso de mercancías peligrosas por sus cercanías.

2.1 La gestión del Gobierno del PP. El Estado mínimo. El modelo autoritario

Era un accidente sin importancia, que - en palabras del ministro de Pesca - "gracias a la acción rápida de las autoridades españolas" no iba a convertirse en ninguna catástrofe ecológica, en ninguna amenaza para los recursos pesqueros. El ministro de Fomento afirmó que el combustible avistado en Asturias no procedía del Prestige, sino de otros barcos que, de forma desaprensiva, habían aprovechado la ocasión para verter restos de sus cisternas en el mar. Por lo visto, la marea parece haber provocado en el Gobierno un mareo que le lleva a la negación de la evidencia. Pero hoy la marea negra afecta a cientos de kilómetros del litoral gallego. La prohibición de faenar y recoger marisco se extiende desde Cedeira, al norte, hasta La Guardia, en la frontera con Portugal. El fuel ha llegado a Asturias, Cantabria y Euskadi. Francia y Portugal han declarado el estado de alerta ante las manchas de combustible que se acercan a sus costas. La economía gallega está seriamente afectada, la industria pesquera y marisquera muy dañada, y miles de personas ven peligrar su empleo y su futuro. Y, lamentablemente, la catástrofe no ha terminado y tal vez nos encontremos ante una "marea negra continua" mientras los restos del buque sigan expulsando el fuel, ya sea lentamente, bien como consecuencia de la implosión de los tanques del petrolero hundido.

La gestión política de la crisis no ha sido nada ejemplar, con medio gobierno de montería o en viaje de placer, cuando el Prestige vagaba por el mar, a punto de romperse. Un comportamiento que, en plena crisis, ha causado asombro e indignación, como la inhibición del presidente de la Xunta de Galicia, una institución que fue anulada por la prepotencia del Gobierno.

El Presidente del Gobierno ha dicho que comprende y comparte el sentimiento de indignación de la multitud que se manifestó en Santiago bajo el lema "Nunca más" y peticiones de dimisión. Pero el gobierno no quiere asumir la más mínima autocrítica, la más mínima responsabilidad política en la gestión de la crisis. El gobierno se aferra al error, con un discurso autista, incapaz de reconocer sus propios errores para superarlos.

Pero, como se ha podido comprobar, la gestión de la crisis ha sido caótica. Durante varias semanas reinó el desconcierto y la parálisis. La carencia de planes de emergencia y de medios ha sido patética. El Ejecutivo se ha interesado más en minimizar los efectos de la catástrofe y en justificar su propia falta de previsión que en organizar una respuesta eficaz ante la marea.

La política de privatizaciones - véase la ley de Puertos - y desregulación aplicada por el Gobierno del PP, agravada por la obsesión del "déficit cero", desde una concepción ideológica del "Estado mínimo", ha llevado al desamparo y la indefensión de la ciudadanía. Porque hay servicios públicos básicos que no pueden ser debilitados o privatizados, porque son la única garantía de seguridad para los ciudadanos y para la protección del medio ambiente y de los recursos naturales de nuestro país. El Gobierno a hecho gala del mayor desprecio hacia lo público y ninguneando, a lo largo de la crisis del Prestige, a instituciones como la Universidad, el Consejo Superior de Investigaciones Científicas, y actuando al margen de las organizaciones sociales, en vez de fomentar su participación.

Nuestro Servicio de Salvamento Marítimo (SASEMAR) tiene menos medios hoy que en 1996. El Primer Plan de Salvamento Marítimo del Gobierno del PP (1998-2001) rebajó el presupuesto en 4.000 millones de pesetas, por lo que el nuevo Plan (2002-2005), aprobado en julio, ha elevado la dotación un 62,5%.

Ninguno de los barcos que succionan el crudo es español. Hay barcos franceses, holandeses, alemanes, belgas, ingleses y noruegos. Ni un solo barco español. La presencia de buques de tan distintas nacionalidades en el escenario del naufragio revela también la triste carencia de barcos de este tipo en España. ¿Cómo es posible que un pequeño país como Bélgica, con menos de 100 kilómetros de costa, tenga un buque anticontaminación, y que una península con archipiélagos como España, rodeada de agua por casi todas partes, con miles de kilómetros de costas, no tenga ninguno? Durante más de tres semanas ha faltado de todo: barcos y barcazas, grúas, barreras flotantes de altura suficiente, depósitos de almacenamiento del crudo. Faltaron alojamientos y equipamientos adecuados y suficientes para los voluntarios. No hay arneses ni cuerdas de seguridad, maquinaria y productos biológicos para limpiar las rocas resbaladizas, impregnadas de fuel.

Tampoco se alertó a tiempo a los trabajadores del peligro de tocar el fuel. Por falta de información, durante las dos primeras semanas muchos trabajadores, soldados y voluntarios actuaron sin mascarillas con filtro de carbono activo, gafas, guantes, botas y ropas de protección adecuadas.

A ello hay que añadir la falta de medidas preventivas eficaces, la ausencia de planes de acción previos, la inexistencia siquiera de un protocolo de gestión del fuel recuperado, la escasez de recursos, la falta de coordinación y la adopción de medidas deficientes, inadecuadas y extemporáneas.
Ante un desastre de esta magnitud, sorprende la escasa y tardía intervención de las Fuerzas Armadas. Mucha gente se preguntaba ¿Dónde está el Ejército? ¿dónde sus camiones, sus palas excavadoras, sus tiendas y comedores de campaña? Desde Washington, el ministro de Defensa afirmaba el 3 de diciembre que el Ejército estaba disponible y aseguraba que la cooperación militar se incrementaría "cuando fuere necesario". Pero es que el Ejército no debía estar disponible. Debía estar allí, como empezó a estarlo en serio a partir del día siguiente. Faltó coordinación eficaz entre los servicios civiles y militares. Durante demasiado tiempo, falló también el encuadramiento y apoyo a los voluntarios civiles.

La incapacidad del Gobierno ha sumido al Estado en una crisis de legitimidad y ha causado un grave daño a la imagen de las instituciones democráticas ante la opinión pública. A la izquierda, y a IU en particular, corresponde acercar las instituciones a los ciudadanos, evitando su alejamiento y separación de la sociedad civil, estimulando el libre ejercicio de los derechos fundamentales, especialmente los derechos constitucionales de participación, de manifestación y de libre expresión.

Los medios de comunicación, los expertos y los alcaldes de la zona damnificada se han encargado de retratar la actuación de las autoridades, del Gobierno y de la Xunta de Galicia: desidia, incompetencia, negligencia, abandono, caos organizativo, descontrol, descoordinación, improvisación, impotencia.

El Gobierno ha pecado de absentismo. Ni Aznar, ni Álvarez Cascos, han estado en la zona, cuando es norma habitual en los Jefes de Gobierno de la UE hacer acto de presencia en los lugares donde se producen catástrofes de este tipo. También sorprendió la tardanza del presidente de la Xunta, Fraga Iribarne, que sólo viajó a la zona el 21 de noviembre. Matas estuvo desaparecido, en campaña preelectoral, y tardó muchos días en personarse.

El Gobierno y la Xunta de Galicia han intentado hacer creer a la opinión pública que la marea negra producida por el Prestige se asemeja a una catástrofe natural, poco menos que ineluctable, una mera consecuencia del destino o de la fatalidad, invocando incluso al apóstol Santiago.

El autismo del Gobierno, incapaz de organizar la movilización unitaria del país y de sus fuerzas políticas, es una actitud irresponsable. Desde este punto de vista, es significativo el llamamiento al Rey, suscrito por intelectuales y artistas que reclaman su mediación para que el Gobierno inicie un diálogo con las fuerzas de la oposición y con la participación de las fuerzas políticas y sociales gallegas para afrontar este terrible desafío humano, económico y ecológico que desborda incluso la propia capacidad del Estado.

El presidente Aznar no se dignó a poner el pie en el lugar de la catástrofe. Tan sólo un mes y un día después del accidente acudió a la torre de control de Salvamento Marítimo en A Coruña, evitando el contacto con las personas afectadas por el desastre y con quienes luchan contra la marea en las costas. El presidente del Gobierno ha querido descalificar las críticas de las fuerzas de la oposición, acusándola de "sacar provecho político del desastre", de ir a Galicia a "hacerse la foto" y a "mercadear con el dolor ajeno". ¿ Acaso tiene él sólo el monopolio del dolor? El dolor es de toda España y no sólo el Gobierno, sino también las fuerzas de la oposición tienen el deber y la obligación de presencia y solidaridad con el pueblo gallego.

Decisiones equivocadas o imprudencia temeraria

La decisión de alejar el barco a alta mar fue un grave error. Como después se ha demostrado, fue una decisión política, sin criterio ni asesoramiento técnico alguno. El Práctico Mayor del puerto de A Coruña fue engañado sobre el calado real del buque y, de haber conocido su calado real, hubiera aceptado su entrada en puerto.

El propio presidente del Gobierno ha tenido que asumir la responsabilidad política de la decisión adoptada en solitario por el ministro de Fomento, el 14 de noviembre, descartando el acercamiento del buque a puerto, decisión esta que hubiera limitado la magnitud y el alcance de la catástrofe, y dieron al capitán del Prestige la orden de alejamiento del buque hacia alta mar. Esta decisión equivocada provocó posteriormente la extensión de los vertidos por todo el litoral gallego y la cornisa cantábrica, amenazando incluso las costas de Francia y Portugal.

Tal parece que la única preocupación del gobierno fue quitarse el problema de encima y convertirlo en un problema internacional. Nos queda la duda de que, detrás de esta decisión se esconda la prevalencia de conveniencias políticas sobre criterios técnicos.

En los días siguientes, el Gobierno, con dejación de autoridad, no hizo uso de las facultades de intervención que la legislación española y el Derecho Internacional le proporcionaba para obligar al capitán del Prestige a seguir las instrucciones de ruta que le habían sido ordenadas.

Esta indecisión permitió que el buque emprendiera una trayectoria errática, primero al noroeste, luego al sur, agravando las consecuencias de la catástrofe.

Fue tan sólo el 5 de diciembre, 22 días después del siniestro, cuando el Vicepresidente primero del Gobierno compareció ante la Comisión Mixta Congreso - Senado para la Unión Europea, dando de este modo la impresión que esta catástrofe no es un problema español, que se trata sobre todo de un problema europeo e internacional.

Desde un principio, el Gobierno y la Xunta han practicado una política de censura y desinformación que recurre al eufemismo para que la tormenta amaine, en un intento de minimizar la tragedia. Según ha sido denunciado por los propios trabajadores de las televisiones públicas gallegas, Televisión Española y la autonómica Televisión de Galicia, sus directivos impartieron la instrucción de no hablar de "marea negra", sino de "manchas" y "vertidos", en sintonía con las propias declaraciones del Gobierno.

2.2 Las movilizaciones

Las continuas movilizaciones que se desarrollan en toda Galicia, desde la impresionante manifestación que recorrió las calles de Santiago el pasado 1º de diciembre, la mayor en la historia de Galicia, hasta los cientos de miles de personas que llenaron las calles de Vigo, Santiago, La Coruña, Ferrol y Pontevedra, convocados por la plataforma "Nunca mais" y apelando a la "Humanidad sensible" ante esta catástrofe, han venido a demostrar que la ciudadanía está ya harta y ha dicho "basta".

La huelga de hambre iniciada por las Cofradías de Pescadores de O Grove, Cangas y otras localidades, reivindicando más medios técnicos para combatir la marea negra, merecen todo nuestro apoyo y solidaridad, que ya hemos expresado en sendas cartas de IU al vicepresidente primero del Gobierno y al ministro de Trabajo.

Las movilizaciones y acciones de solidaridad que se han producido en Galicia y en el resto de España deben continuar, con la participación conjunta del movimiento ecologista, los sindicatos y los partidos políticos, con IU en la calle y con iniciativa en las instituciones, a través de mociones en los Ayuntamientos y medidas de solidaridad.

2.3 L@s Volunt@rias

Superando la impotencia y el enfado por la escasez de medios que el Estado había puesto a su disposición, son los propios trabajadores y trabajadoras de Galicia quienes, con un esfuerzo valiente y sobrehumano, con la solidaridad de miles de voluntarios venidos de todo el país y del extranjero, los que dando prueba de iniciativa individual y colectiva, se han movilizado contra la marea ante la total ausencia de una mínima organización estatal.

Miles de marineros y mariscadores de la Ría de Arosa, con medios artesanales se echaron al mar con cientos de barcos y, recogiendo el fuel a mano, con grúas y palas, impidieron desde sus barcos que el combustible llegara a la Ría, que encierra la más importante reserva marisquera de Europa.

Junto a las administraciones locales, lonjas, cofradías de pescadores, y demás ciudadanos de la zona, más de 10.000 voluntari@s, procedentes de distintas Comunidades Autónomas, han trabajado ya en la costa gallega y miles de llamadas están colapsando el Centro de Coordinación, porque las autoridades no disponen de los suficientes medios de acogida y equipamiento para recibirl@s

Galicia necesita y tiene la solidaridad de toda España. Hoy más que nunca es necesaria la solidaridad ciudadana, de España y de la Unión Europea. L@s voluntari@s que, a pesar de las trabas administrativas, viajan allí para participar en las tareas de limpieza, son un primer y admirable ejemplo de esa "Humanidad sensible" a la que apelaba el Manifiesto de la plataforma "Nunca mais".
Siguiendo ese camino, desde las Federaciones de IU debemos seguir fomentando y encauzando el envío de voluntari@s y exigir del Gobierno y de la UE toda la ayuda necesaria, para que sea gestionada por la Administración y las organizaciones sociales de la zona.

Es fundamental mantener y desarrollar los contactos, el intercambio de experiencias y la acción conjunta de las Federaciones de IU en Galicia, Asturias, Cantabria y País Vasco. La reunión celebrada recientemente entre Izquierda Xunida de Asturias e IU de Cantabria ha sido fructífera y un buen ejemplo a seguir.

2.4 Las iniciativas institucionales y movilización de Izquierda Unida

La Presidencia Federal de IU traslada a Esquerda Unida de Galicia todo su apoyo y solidaridad, y felicita a sus militantes por su abnegado esfuerzo para combatir la marea negra codo a codo con todo el pueblo gallego. Las organizaciones de IU y, en primer lugar la Federación de Galicia, Esquerda Unida, han estado entre la vanguardia de las movilizaciones políticas y sociales. Desde el primer momento, la Dirección Federal de IU llevó en distintas ocasiones a las comarcas y personas afectadas por el desastre la solidaridad de Izquierda Unida y de todos sus adherentes. El Gobierno ha dicho que la oposición no presentaba alternativas. La oposición no tiene por qué imaginar escenarios distintos. Pero sí tiene la obligación y el derecho legítimo de controlar la acción del Gobierno. El Grupo parlamentario federal de IU presentó desde el primer momento un conjunto de propuestas de prevención e intervención contra este tipo de catástrofes ecológicas, en todos los ámbitos, estatal, europeo e internacional (ver anexo). El 22 de noviembre, junto al BNG y el Grupo Vasco, IU pidió la creación de una comisión parlamentaria de investigación sobre la catástrofe del Prestige. Una comisión que el PP ha rechazado en el Congreso, pero que, de forma incongruente, ha tenido que aprobar en el Parlamento gallego ante la presión ambiental. Hemos interrogado dos veces al presidente Aznar en la sesión de control del Gobierno, el 20 de noviembre y el 11 de diciembre. El 28 de noviembre, los diputados de Iu apoyaron el Decreto ley de medidas de indemnización a los damnificados, aunque las consideramos insuficientes. Desde la fecha del desastre, hemos presentado unas treinta preguntas al Gobierno. Finalmente, nuestro Grupo parlamentario federal defendió el 11 de diciembre en el Pleno una interpelación en la que se proponía la reprobación del Gobierno, la dimisión de los ministros implicados y la necesidad de una moción de censura.El desastre plantea también dudas sobre quién defiende el interés público cuando se entrecruzan diversos intereses privados. También demuestra los límites de una forma de hacer política estrictamente institucional, alejada de la ciudadanía y de su entramado social. Más allá de las responsabilidades penales y financieras de los propietarios del barco, y de las autoridades portuarias de los países involucrados, la responsabilidad política recae también en algún grado sobre los Gobiernos de los Quince estados miembros que integran el Consejo de la Unión Europea, más dispuestos a ceder a las presiones de las industrias petroleras y navieras que a garantizar la seguridad del transporte marítimo de hidrocarburos. Sobre el Presidente Aznar recae, además, la responsabilidad política de no haber impulsado durante el semestre de la Presidencia española de la UE la adopción por el Consejo de las propuestas avanzadas por la Comisión Europea. Según dicha propuesta, tal y como lo ha subrayado la propia comisaría de Transportes, Loyola de Palacio, en su intervención del 21 de noviembre ante el Pleno del Parlamento Europeo, el Prestige hubiera sido desguazado hace 3 años. Por ello, Izquierda Unida y el Grupo Parlamentario Federal de IU presentaron el 12 de diciembre ante la Fiscalía General del Estado una denuncia conjunta contra los ministros de Fomento y de Medio Ambiente, por presuntos delitos de prevaricación y daños contra las personas y el medio ambiente.

2.5 Unión Europea

Los eurodiputados de IU y el Grupo de Izquierda Unitaria Europea presentaron a mediados de noviembre una propuesta de resolución sobre el Prestige que, negociada con otros grupos, fue aprobada por el Parlamento Europeo. En ella se pedía una investigación y se proponía un conjunto de medidas eficaces de prevención y de solidaridad con los afectados. La generalización del doble casco, la responsabilidad de los armadores y de los Estados, junto a la formación y los derechos de los trabajadores del sector, son algunas de las propuestas que se plantean.

Lo ocurrido con el Prestige es también un buen ejemplo de la insuficiente capacidad política del proyecto europeo. La Europa azul no es capaz de completar su legislación para la seguridad del transporte marítimo y de aplicarla eficazmente. Los lamentos y buenos propósitos de hoy repiten los del Mar Egeo, cuando ardió hace diez años frente A Coruña y los del Erika cuando se hundió en 1999 frente a Bretaña. Las medidas adoptadas entonces no han sido efectivas, debido a la desesperante lentitud de las decisiones comunitarias, las restricciones impuestas por el déficit cero, la presión de los lobbies y la mala fe de algunos Estados que, como España, han retrasado la transposición al derecho interno de las Directivas, Reglamentos y Decisiones denominadas como paquetes ERIKA I y II. La Agencia Europea de Seguridad Marítima no ha empezado a funcionar porque no hay acuerdo de los Quince sobre su sede.

2.6 La catástrofe ecológica

El Prestige ha dejado tras de sí unos 400 kilómetros de costa petroleada, cientos de 100 playas se han visto afectadas y han sido dañadas una gran cantidad de aves marítimas de 18 especies distintas. Las dos partes del Prestige se han hundido con más de 50.000 toneladas de fuel en su interior que todavía podrían ser liberadas, contaminando aún más el medio ambiente. El fuel tóxico se dejará notar durante años en la cadena alimentaría y en el ecosistema biológico marino. Las consecuencias van a ser más duras y duraderas que en anteriores catástrofes, si consideramos que la cantidad de crudo transportada por el Prestige supera en dos veces y media la que llevaba el Erika.

No hay común medida entre el coste de este tipo de catástrofes y los beneficios que los armadores obtienen del transporte barato de petróleo. Nadie puede saber a ciencia cierta el impacto económico, social y ambiental de la catástrofe del Prestige. El daño causado a los ecosistemas y a la industria pesquera gallega es ya enorme, pero el vertido potencial del naufragio es el doble del que produjo el Exxon Valdez en las costas de Alaska en 1989, por los que Exxon tuvo que pagar más de 2.000 millones de dólares en costes de limpieza y 300 millones en compensación de daños ambientales.

Serán pues necesarios muchos recursos materiales y humanos para la limpieza y la regeneración de la zona, posiblemente con planes a 15 o 20 años vista.

Por todo ello, IU rechaza un modelo de producción y consumo que sigue basándose en el uso y abuso de recursos tan dañinos para la biosfera como el petróleo y los combustibles fósiles. Cada vez con mayor urgencia es necesario otro modelo social y ecológico, otro modelo energético, que reduzca progresivamente la actual dependencia del petróleo y promueva la eficiencia y el ahorro energético, potenciando las energías limpias y renovables. La catástrofe producida por el Prestige es una nueva advertencia de que hace falta cambiar de rumbo y abandonar ese modelo injusto y depredador, si queremos garantizar una Tierra habitable, justa y solidaria.

(Madrid, 17 de diciembre de 2002)

Anexo I

Algunas de las propuestas planteadas por IU

La marea negra originada por el petrolero Prestige en la costa gallega ha puesto en evidencia las carencias de nuestra Protección civil y la insuficiencia de la prevención de catástrofes ecológicas originadas por el transporte marítimo de hidrocarburos. España no tiene aún capacidad de reacción y de organización frente a este tipo de accidentes. Estas son las principales propuestas que Izquierda Unida presentó en el Congreso de los Diputados para evitar que se repita.

En España

1) El Gobierno debe presentar de inmediato en el Congreso de los Diputados un Programa de medidas dirigidas a reforzar la seguridad de la navegación marítima global y de los buques que enarbolan pabellón español.

2) Puesta a punto de planes de emergencia que, en caso de catástrofe ecológica, garanticen la intervención automática y coordinada de las administraciones del Estado, de las Comunidades Autónomas, de los Ayuntamientos y de las organizaciones sociales de la zona afectada.

3) Dotación del servicio público de salvamento y seguridad marítima con todos los recursos materiales y humanos necesarios para hacer frente a este tipo de catástrofes marítimas.

4) Desplazar mar adentro el corredor marítimo por el que circula el tráfico de mercancías (actualmente a 25 millas de la costa).

5) Ningún petrolero debería navegar sin doble casco, a partir de enero, en aguas españolas. El Gobierno debe contribuir a situar los astilleros españoles en las mejores condiciones de competencia para la fabricación de petroleros de doble casco, frente a los astilleros de países terceros que, como los coreanos del sur, practican una competencia desleal.

6) Prohibición de entrada en aguas españolas a buques petroleros obsoletos.

7) Reforzar las inspecciones sistemáticas de los buques en los puertos españoles, contabilizando un mínimo de 25% de inspecciones en cada puerto, para hacer efectivo el control de las certificaciones y condiciones de seguridad y de la capacitación de la tripulación (Convenio STCW sobre reconocimiento de titulación de comandante, jefe de máquinas y oficiales).

En la Unión Europea

El gobierno español debe cumplir en España y exigir en la UE:

1) La adopción de medidas legislativas similares a las contenidas en la Oil Pollution Act aprobada en EE.UU en 1990, tras la catástrofe del Exxon Valdez.

2) La aplicación inmediata de los paquetes normativos de la UE Erika 1 y Erika 2, adelantando el calendario de prohibición de buques de casco único.

3) La inmediata puesta en marcha de la Agencia Europea de Seguridad Marítima, ya aprobada, pero a la espera de una sede (proponemos que se asigne esta sede en Galicia).

4) La creación de una Red europea de puertos refugios.

5) La creación de un Cuerpo europeo de Guardacostas encargados de vigilar la aplicación de las normas comunitarias de seguridad marítima.

6) La movilización de todos los recursos disponibles en la UE que, de forma directa o indirecta, puedan contribuir a paliar los daños causados por la catástrofe y a la restauración de las costas y del medio ambiente. La flexibilización de los fondos estructurales del fondo de cohesión y del IFOP, y su reorientación parcial hacia las zonas afectadas por la marea negra.

7) La creación de un Fondo europeo de compensación de las cantidades que rebasen el límite previsto por el Fondo internacional Fondo Internacional de Indemnización por Contaminación de Petróleo (FIPOL).

8) En el marco del programa Marco (I+D) de la UE, la promoción de la investigación científica sobre los medios químicos y biológicos más idóneos para la disolución del crudo y restauración de la costa y del medio marino.

9) La regulación precisa de las responsabilidades financieras ilimitadas del armador y del propietario de la carga en caso de accidente.

10) El apoyo normativo e inversor a los astilleros españoles para que participen activamente en la renovación de la flota española de buques petroleros, gasísticos y quimiqueros, generalizando el doble casco.

A escala internacional

1) Sistema de alerta rápida con los países limítrofes: Francia, Portugal, Marruecos y Argelia.

2) Declaración de Áreas Marítimas protegidas Especialmente Sensibles por su riqueza ecológica y biodiversidad.

3) Trabajar con la UE en el endurecimiento de la normativa de la Organización Marítima Internacional (OMI), especialmente en lo que afecta a la generalización del doble casco y la supresión de los Pabellones de Conveniencia y doble registro.

Anexo II

Relación de iniciativas parlamentarias del grupo parlamentario federal de
Izquierda Unida sobre la catástrofe del "Prestige"

actualizada a fecha del 17 de diciembre de 2002)

1. Denuncia ante el Fiscal General del Estado contra los ministros de Fomento y de Medio Ambiente, por prevaricación y delitos ecológicos en relación al "Prestige" (12.12.02)

2. MOCIÓN consecuencia de Interpelación Urgente, sobre las razones de la carencia de medidas integrales eficaces para hacer frente a la marea negra generada por la catástrofe del "Prestige". Pleno (12.12.02)

3. Comparecencia del Vicepresidente Primero del Gobierno (conjunta IU, GS, PNV y Mixto) ante el Pleno, para informar en relación con los datos falsos que facilito en el Pleno del miércoles 11 de diciembre. (12.12.02)
4. Dos Preguntas Orales en Pleno al Vicepresidente Primero del Gobierno.
Insistencia del Gobierno en no asumir responsabilidad alguna en el fracaso de la gestión de la catástrofe del "Prestige". (12.12.02)

5. C omparecencia del Vicepresidente primero del Gobierno. Comisión constitucional. (17.12.02)

6. Comparecencia del Ministro de Fomento. Comisión de Infraestructuras. (10.12.02)

7. Comparecencia de la Ministra de Asuntos Exteriores. Comisión Mixta UE (16.12.02)
8. Comparecencia del Ministro de Medio Ambiente. Comisión de Medio Ambiente, (12.12.02)
8. Pregunta Oral en la Comisión de Control de RTVE. Entrevista concedida al Presidente del Gobierno, sobre el "Prestige". (12.1202)

9. Interpelación urgente al Gobierno, sobre las razones de la carencia de medidas integrales eficaces para hacer frente a la marea negra generada por la catástrofe del "Prestige". (11.12.02)

10. Pregunta Oral en Pleno al Presidente del Gobierno. ¿Por qué su Gobierno no ha puesto los medios necesarios para poder hacer frente a la marea negra generada por la catástrofe del "Prestige" a pesar de haber transcurrido más de tres semanas desde el accidente? (11.12.02)

11. Comparecencia del Ministro de Fomento. Comisión de Infraestructuras, para explicar las actuaciones llevadas a cabo y medidas a adoptar para evitar los desastres ocasionados por este tipo de accidente. (11.12.02)

12. Diez Preguntas escritas al Gobierno, sobre la catástrofe en toda la Costa Gallega por el vertido del "Prestige".
(10.12.02)

13. Solicitud de Comparecencia del Director General del Ente Público RTVE (IU y Mixto), ante la Comisión de Control de RTVE, para que explique el tratamiento que está dando RTVE a la crisis generada por la catástrofe del "Prestige" (9.11.02)
14. Solicitud Comparecencia del Presidente del Gobierno (conjunta IU, GS, PNV y Mixto), ante el Pleno de la Cámara, para que explique sus actuaciones en la gestión de la crisis generada por la catástrofe de la marea negra del "Prestige". (9.12.02)

15. Comparecencia del Vicepresidente Primero del Gobierno en la Comisión Mixta de la Unión Europea, para informar sobre efectos catástrofe del "Prestige". (5.12.02)

16. Solicitud de suspensión de los actos lúdicos que cada año se realizan en la celebración del día de la Constitución, en el Congreso de los Diputados ante la situación en que se encuentra Galicia y los efectos catastróficos en la misma a nivel ecológico, económico y social, que ha generado la marea negra por el "Prestige".
(5.12.06)

17. Proposición no de Ley ante el Pleno, en relación a la actuación del Gobierno ante la catástrofe originada por el petrolero "Prestige" (moción de reprobación a varios Ministros por su actuación ante la catástrofe originada por el petrolero del Prestige). (2.12.02)
18. Proposición no de ley ante el Pleno, solicitando la aplicación en España y en la UE de las medidas contenidas en la Oil Pollution Act adoptada en EE.UU tras la catástrofe del Exxon Valdez (17.12.02)

19. Solicitud de Convocatoria Junta de Portavoces (conjunta IU, GS, CIU, PNV), a los efectos de que se adopte el oportuno acuerdo en relación con la convocatoria del Pleno (4.12.02) para sustanciar la comparecencia del Gobierno, ante el Pleno (2.12.02)

20. Solicitud de comparecencia del Presidente del Gobierno (conjunta IU, GS, PNV y Mixto), ante el Pleno de la Cámara para informar de la evaluación de los planes, medios y protocolos de actuación encaminados a prevenir crisis como la que ha tenido lugar por el accidente del petrolero "Prestige" (2.12.02)

21. Solicitud de comparecencia del Presidente del Gobierno (IU y Mixto), ante el Pleno de la Cámara para que explique las actuaciones contradictorias y la descoordinación en el seno del Gobierno en el caso de la catástrofe del "Prestige". (28.11.02)
2. Solicitud de convocatoria del Pleno de la Cámara el día4.12.02 (IU y Mixto), para sustanciar la comparecencia del Presidente del Gobierno para que explique las actuaciones contradictorias y la descoordinación en el seno del Gobierno en el caso de la catástrofe del "Prestige". (28.11.02)

23. Pregunta oral en Pleno al Presidente del Gobierno: ¿Considera Vd. Eficaces las medidas adoptadas por el Consejo de Ministros para hacer frente a la catástrofe del "Prestige"? (27.11.02)

24. Pregunta escrita al Gobierno, sobre manchas de fuel detectadas en la vertical de Luarca a 33 millas de la Costa del Principado de Asturias. (26.11.02)

25. Solicitud de comparecencia del Presidente del Gobierno (IU y Mixto), ante el Pleno de la Cámara, para dar cuenta de la gestión del siniestro del "Prestige", por parte de la Administración Central del Estado y para informar medidas al respecto. (22.11.02)

26. Proposición no de Ley ante el Pleno, sobre medidas dirigidas a mejorar la seguridad de la navegación marítima y prevenir nuevas catástrofes ecológicas como la originada por el petrolero "Prestige".  (21.11.02)

27. Solicitud de Comparecencia de la Ministra de Asuntos Exteriores, ante la Comisión de Asuntos Exteriores, para que informe de la catástrofe provocada por el petrolero "Prestige" y las medidas que va a adoptar a nivel internacional. (21.12.02)

28. Solicitud de Comparecencia del Ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, ante la Comisión de Agricultura, Ganadería y Pesca, para que explique las actuaciones del Gobierno para hacer frente a los efectos del accidente del petrolero del "Prestige". (21.12.02)

29. Solicitud de Comparecencia del Vicepresidente Primero del Gobierno y Ministro de la Presidencia, ante la Comisión Constitucional, para que informe de los pasos que se han dado y los mecanismos de coordinación en el caso del petrolero "Prestige". (21.12.02)

30. Solicitud de Comparecencia del Ministro de Fomento, ante la Comisión de Infraestructuras, para explicar las actuaciones llevadas a cabo por su departamento en el accidente del petrolero "Prestige", y las medidas a adoptar para evitar los desastres ocasionados por este tipo de accidentes. (21.12.02)

31. Solicitud de creación de una Comisión de investigación para establecer las causas del siniestro del "Prestige" en las costas de Galicia, la adecuación de las actuaciones oficiales en el caso y la evaluación de las consecuencias de la catástrofe provocada, con el objetivo de establecer las consecuentes conclusiones y medidas (IU, Mixto y PNV) (22.11.02)

32. Solicitud de Comparecencia del Ministro de Medio Ambiente, ante la Comisión de Medio Ambiente, para explicar las actuaciones que va a llevar a cabo el Ministerio de Medio ambiente, en el ámbito de sus competencias, en la catástrofe ecológica provocada por la rotura y posterior hundimiento del barco "Prestige". (21.11.02)

33. Presentación de varias decenas de preguntas parlamentarias al Gobierno

226 lecturas

Artículos relacionados

Comentarios

Copyleft: Se permite la copia, distribución y uso de los contenidos de EcoPortal y Ambiente y Sociedad, siempre y cuando NO se utilice con fines comerciales y se reconozca la autoría. Agradeceremos se indique como fuente http://www.ecoportal.net. Las opiniones vertidas por visitantes o colaboradores en el sitio pueden no reflejar las ideas de los miembros de EcoPortal.net. Para la realización de este sitio utilizamos software libre.