Últimas noticias

Ver más noticias

¿Querés apoyarnos?

¡Enteráte!

Entidades que apoyan a Ecoportal

Apoya nuestro trabajo

¡Con tu aporte beneficiarás a todos nuestros visitantes y suscriptores!

suscripciones

Cancillería y Congreso de Guatemala: entre ballenas y semillas

06/10/05 Por Miguel Angel Sandoval

Las semillas son la fuente o la base de la soberanía alimentaria y si un país no las produce está obligado a importarlas. Sin razón aparente, Guatemala pasaría a formar parte de una comisión internacional que se encarga del control de la caza de este mamífero en peligro de extinción.

Varios temas relacionados con expresiones de política exterior se comentan en los últimos días. Aunque parecería que en ambos no hay relación directa con los intereses nacionales y ello es de suyo preocupante.

Veamos. La primera de ellas es la que nos vincula con la caza de ballenas. Sin razón aparente, Guatemala pasaría a formar parte de una comisión internacional que se encarga del control de la caza de este mamífero en peligro de extinción.

Se aduce que se debe a solicitud del Gobierno de Japón, que tiene en la caza de ballenas un interés conocido. Guatemala en esto ni fu ni fa.

En este caso se hace un compromiso internacional que, sin dud,a camina lejos de los intereses nacionales, pero aparentemente, sí contribuye en la cooperación que Japón otorgaría al actual gobierno.

¿Estamos ante la venta de un voto que facilite la caza de la ballena? ¿Será esto un nuevo capítulo de la diplomacia del cheque? Si éste es el caso valdría la pena indagar mucho más para modificar este gesto que sin duda nos pone en mal predicado a nivel mundial y ello como facilitadores de un proceso que en definitiva apunta hacia la extinción de las ballenas. Triste papel.

Simultáneamente, un tema de interés para Guatemala se mantiene engavetado. Es el Tratado Internacional sobre los Recursos Filogenéticos que nuestra Cancillería no agiliza para que sea ratificado por el Congreso.

Este tratado lo que busca es que los países que son de origen poseedores de semillas sean protegidos por una legislación que reconoce los derechos primarios de las semillas. Para nuestro país es, sin duda, de vital importancia que se nos reconozca como propietarios del maíz en tanto que productores históricos.

En el caso de las semillas parecería que el acto de engavetar un documento de tal naturaleza se corresponde con la idea de que las semillas hay que comprarlas en el mercado internacional y que no hace falta en nuestro país producir, investigar y mejorar las semillas y tener nuestro propio banco de germoplasma (células básicas de una semilla almacenada).

Es la razón por la cual una institución como el Instituto Centroamericano de Tecnología Agrícola (ICTA) está siendo desfinanciada y se pretende eliminar por parte de sus actuales autoridades.

Las semillas son la fuente o la base de la soberanía alimentaria y si un país no las produce está obligado a importarlas. En Guatemala, el CTA, ha trabajado durante muchos años en el tema, investigando y produciendo para el agro, pero ahora se le quiere dejar de lado.

Y todo por la visión neoliberal que se ha instalado en su dirección, al extremo de que toda la colección de semillas de frijol se perdió y con ello una fuente enorme de riqueza acumulada a nivel nacional. El colmo es que el banco de germoplasma estaría en riesgo de perderse ante las intenciones de privatizar el ICTA.

En suma, hay dos temas en los cuales la Cancillería sigue una política equivocada y ajena a los intereses nacionales. En el asunto de las ballenas por intereses de Japón, y en el caso de las semillas por miopía, pues el tratado que se propone debería de ser apoyado sin reservas.

De él depende, al menos en primera instancia, que sea reconocido el derecho histórico que como país tenemos al uso y disfrute de nuestras semillas, antes que las mismas sean aprovechadas por las multinacionales de las semillas con todo el paquete agrotecnológico que tenemos que importar si no defendemos nuestro patrimonio.

Los temas señalados ilustran acerca de cómo un país como el nuestro merece contar con una política exterior más allá de la promoción de tratados comerciales, muchas veces innecesarios, y fije su atención en temas relevantes y no en temas que son de interés para otros, menos para Guatemala. www.ecoportal.net

Enviado por
Milko Schvartzman
GREENPEACE

Comentarios de los visitantes sobre este artículo

Suscribete GRATIS a "Ambiente y Sociedad", nuestra publicación semanal de Noticias y Novedades ambientales con mas de 120.000 suscriptores, envía un mensaje a subscribe@ecoportal.net