16/08/2011

Firma de adhesión a favor de una tasa internacional a las transacciones financieras -Tasa Tobin-

Para decirle BASTA al poder mundial corporativo, los firmantes convocamos a promover, impulsar y controlar la decisión por la TTF que reclaman organizaciones sociales y ciudadanos de todo el mundo convencidos que “otra globalización es posible”.

Pronunciamiento ciudadano a favor de una tasa internacional a las transacciones financieras internacionales (TTF)

La crisis económico-financiera de las economías norteamericana y europeas, la crisis ambiental y sus efectos en el calentamiento global y la reconocida imposibilidad de la mayor parte de países para cumplir en los plazos acordados con los Objetivos de Desarrollo del Milenio de las Naciones Unidas y mejorar las condiciones de vida de millones de seres humanos de todo el mundo afectados por la pobreza, el hambre, la enfermedad y la violación sistemática de sus derechos a una vida digna de ser vivida, son algunos de los rasgos que caracterizan la problemática coyuntura internacional.

Esta problemática muestra los efectos devastadores de un modelo de globalización caracterizado por la liberalización y la desregulación financiera que promueve el capital financiero internacional y que ha logrado subordinar el poder político a sus intereses, como lo demuestran las posiciones adoptadas por los gobiernos y los dirigentes de los principales partidos en los países afectados por la crisis. Procediendo de modo similar a la manera que actuaron en otro momento el gobierno de nuestro país y de varios otros de la región, esos dirigentes han resuelto descargar los costos de la crisis sobre la población y no sobre los verdaderos responsables que la provocaron y que vuelven a beneficiarse con la crisis.

En ese marco, la propuesta de impulsar la aplicación de una tasa a las transacciones financieras internacionales (TTF) también conocida como Tasa Tobin, representa la posibilidad de avanzar con medidas concretas para comenzar a penalizar la especulación financiera, disponer de un cuantioso fondo global de recursos para destinarlos a solucionar los graves problemas sociales del presente y mostrar señales claras del poder político, de la decisión de recuperar las capacidades de regulación del capital financiero internacional y re-legitimar socialmente sus capacidades efectivas de gobernabilidad global del sistema.

Se trata de una iniciativa reclamada por expertos, personalidades y dirigentes sociales y políticos de todo el mundo, preocupados por los efectos devastadores de la especulación financiera, el aumento de la pobreza, la crisis ambiental, el incremento de la desigualdad entre países y al interior de los mismos, la expansión de las pandemias, el crecimiento de la inseguridad, de las migraciones internacionales por razones económicas y el deterioro general de las formas democráticas de gobierno a partir del incremento de la influencia del poder corporativo sobre el sistema político.

Así lo han comprendido muchas de las personalidades (académicas, científicas, religiosas, intelectuales, dirigentes políticos lideres sociales y muchas otras) o instituciones de nivel internacional, como el Parlamento Europeo o la Confederación Internacional de Sindicatos, que en los últimos años se han pronunciado abiertamente apoyando esta medida y han demostrado sus posibilidades efectivas de llevarlas a la práctica.

Más recientemente, el Grupo Internacional de Expertos del Sistema de Naciones Unidas confirmó la viabilidad económica y técnica de la propuesta, recibiendo el apoyo explícito de diversos estados liderados por Francia, Japón, Bélgica y España. Los expertos calculan que con sólo un 0,005% de tasa sobre el intercambio de divisas (que es sólo un componente de las transacciones financieras internacionales) permitiría recaudar una cantidad netamente superior a los 30.000 millones de dólares anuales.

Reconociendo esta situación, la participación argentina en el G20 representa una oportunidad para que el país exprese en ese ámbito una posición activa a favor de la TTF y lograr el compromiso de su aplicación, permitiendo a los líderes políticos reunidos en ese ámbito, dar señales claras de la decisión de avanzar en la regulación financiera internacional y ratificar el compromiso mundial con los ODM.

En esa misma dirección, entendemos que la Argentina puede desempeñar un papel estratégico para el logro de este objetivo a partir de su papel en la Presidencia del Grupo de los 77 de Naciones Unidas y del que puede desempeñar en UNASUR para comprometer a los países de la región con la propuesta y promoviendo acciones concertadas con el gobierno de Brasil para avanzar conjuntamente en concretar la iniciativa.

Con esa finalidad, los ciudadanos y las organizaciones sociales y políticas que apoyan esta declaración convocan a acompañar la movilización de las miles de organizaciones y los millones de ciudadanos de todo el mundo que se están manifestado para exigir a los líderes políticos avanzar sin más justificativos y demoras en imponer esta medida y empezar a sacudirse del control de las corporaciones sobre el poder político.

Con esa misma intención, los firmantes nos comprometemos a permanecer vigilantes de las decisiones que se adopten para la adopción de esta medida, porque las manifestaciones de apoyo por parte de funcionarios del FMI y de algunos gobiernos vinculados al poder corporativo, nos obligan a permanecer atentos a las decisiones sobre la administración y el destino de los fondos que se recauden.

Lo que el poder corporativo pretende es una nueva estafa a la credibilidad ciudadana con la propuesta que la TTF se aplique para mantener el orden mundial vigente “limitando algunos de sus excesos” (“abusos especulativos”) y recaudar fondos para solventar parte del salvataje a los grandes bancos que provocaron las crisis, como ya ocurrió en el 2008 en EE.UU. y ocurre actualmente en Europa.

Para las miles de organizaciones sociales y los millones de ciudadanos que nos movilizamos a favor del TTF, el único destino posible de los fondos que se recauden es dedicarlos a la erradicación de la pobreza, colaborar con los países que tengan dificultades para cumplir con los Objetivos del Milenio y colaborar en el control y la mitigación del calentamiento global. Para garantizar la utilización con esos fines exigimos el acceso y la participación de las organizaciones de la sociedad civil mundial en la administración de los recursos.

Para decirle BASTA al poder mundial corporativo, los firmantes convocamos a promover, impulsar y controlar la decisión por la TTF que reclaman organizaciones sociales y ciudadanos de todo el mundo convencidos que “otra globalización es posible”.

Si adhiere, envíe un mensaje a foco@inpade.org.ar. Agregue por favor su nombre apellido y/o Institución

Gracias. www.ecoportal.net

Firmantes:

1. Alberto Croce
2. Carlos Vilas
3. Fionuala Cregan
4. Foco- Foro Ciudadano de Participación por la Justicia y Los Derecho Humanos-
5. Jorge Carpio
6. Eduardo Jozami
7. Gabriela Segura Cardenas
8. Guillermo Wierzba
9. Agustina Carpio
10. Jorge Gaggero
11. Juan Fontanes
12. Julio Sevares
13. Lorena Di Giano
14. Luciana Ghiotto
15. Maite Llanos
16. Mario Burkun
17. Daniel Levin Frieder
18. Susana Checa

Artículos relacionados

Comentarios

Copyleft: Se permite la copia, distribución y uso de los contenidos de EcoPortal y Ambiente y Sociedad, siempre y cuando NO se utilice con fines comerciales y se reconozca la autoría. Agradeceremos se indique como fuente http://www.ecoportal.net. Las opiniones vertidas por visitantes o colaboradores en el sitio pueden no reflejar las ideas de los miembros de EcoPortal.net. Para la realización de este sitio utilizamos software libre.