Batido verde detox
Imagen de Krzysztof Kamil en Pixabay
ALIMENTACION Digestión

10 alimentos fermentados que mejorarán tu salud intestinal

No libras la batalla del peso solo en la mesa de la cena, sino que también la luchas dentro de tu estómago. Puedes culpar de su exceso de peso en gran parte al consumo de comida chatarra procesada, al uso excesivo de antibióticos y a la falta de alimentos nutritivos. Si no estás comiendo suficientes alimentos fermentados ricos en probióticos, las bacterias dañinas en tu intestino tienen la ventaja.

Los alimentos fermentados, también llamados alimentos zimúrgicos, son una fuente valiosa de estos nutrientes esenciales. Cuando no tiene suficiente flora beneficiosa en su intestino, el resultado es una inflamación sistémica que puede causar aumento de peso. Necesita probióticos para mantener un sistema inmunológico saludable, un metabolismo eficiente y capacidad intelectual.

No es de extrañar que los expertos en salud promocionen informes que demuestran los efectos positivos de consumir alimentos probióticos y una flora intestinal saludable. Algunos de sus alimentos fermentados favoritos suministran muchos de estos microbios beneficiosos. Aquí está la primicia sobre los probióticos y por qué debería disfrutar más de ellos.

Cuando consume alimentos deliciosamente fermentados o toma suplementos dietéticos, suministra a su sistema digestivo innumerables cultivos bacterianos vivos. Aunque los científicos no han demostrado cómo estas flores microscópicas benefician a nuestros cuerpos, la investigación muestra correlaciones positivas. Otro desafío para los investigadores es la dificultad que tienen los probióticos para sobrevivir en los ácidos del estómago.

Aunque muchos alimentos zimúrgicos contienen una gran cantidad de probióticos saludables, no todos lo hacen. La razón es que el proceso químico de fermentación tiene muchas variables diferentes. Con los componentes y variables correctos, la fermentación producirá alimentos cargados de probióticos.

Vale la pena señalar que no todos los alimentos zimúrgicos tienen probióticos. Durante miles de años, las culturas globales han producido ale, vino y cerveza con el proceso de fermentación. Sin embargo, mientras disminuye la contaminación bacteriana durante el procesamiento de estas bebidas, los probióticos disminuyen.

¿PUEDEN LOS PROBIÓTICOS BENEFICIAR SU SALUD INTESTINAL?

La ciencia descubrió recientemente que el filósofo griego Epicuro tenía razón cuando dijo que somos lo que comemos. ¿Sabías que tu salud física y mental depende de un intestino sano y equilibrado? Es un bioma floreciente que también puede afectar sus problemas de peso.

• EQUILIBRIO DE LA FLORA INTESTINAL

Los expertos en nutrición han realizado numerosos estudios que sugieren que reemplazar los alimentos procesados ​​azucarados con alimentos probióticos saludables puede ayudar a mantener un equilibrio adecuado de la flora intestinal. Los estudios demuestran que los alimentos fermentados pueden ayudar a aliviar los síntomas si tiene síndrome del intestino irritable (SII) o enfermedad del intestino irritable (EII). La investigación también muestra resultados prometedores para los probióticos que minimizan la ansiedad, las alergias estacionales y el eccema pediátrico.

• REGULAR SU PESO

¿Estás en un régimen de adelgazamiento y fitness? ¿Sabía que los estudios muestran que consumir alimentos zimúrgicos ricos en probióticos puede ayudar a regular su peso? Los expertos sugieren que estos diez alimentos probióticos pueden ayudar a equilibrar la flora intestinal al hacer que su sistema digestivo sea más compatible con los probióticos.

10 ALIMENTOS FERMENTADOS CON PROBIÓTICOS PARA LA SALUD INTESTINAL

1. YOGUR

Este clásico alimento zimúrgico ha disfrutado de otro renacimiento gracias a la investigación probiótica. Encontrará sus muchos beneficios promocionados en casi todas las fuentes de medios.

Si quieres un toque extra de proteína, prueba el yogur al estilo griego.

Como producto lácteo, el yogur es una fuente importante de calcio y vitamina D para huesos y dientes sanos. Evite los yogures de moda que se mezclan con aditivos azucarados y que engordan.

2. KIMCHI

Si eres fanático de las sabrosas verduras en escabeche, entonces el kimchi es una sabrosa opción probiótica. Es un alimento básico de muchas cocinas asiáticas, especialmente en Corea. Si bien algunas recetas varían, el kimchi proviene de una mezcla fermentada tradicional de rábanos, repollo, cebollas verdes y una salsa picante hecha con algas marinas en polvo o camarones.

Comer una porción de kimchi puede ser una parte saludable de su dieta y puede ayudarlo a perder peso. Lactobacillus Brevis, el cultivo probiótico primario en kimchi, ha mostrado potencial en estudios sobre reducción de grasa. No se exceda porque el kimchi, como la mayoría de las verduras en escabeche, puede contener más sodio.

3. CHUCRUT

Si bien el repollo en escabeche es parte de muchas cocinas mundiales, los inmigrantes alemanes y austriacos lo hicieron famoso en Estados Unidos. Al igual que el kimchi, es lacto-fermentado con Lactobacillus como su principal probiótico. El chucrut proporciona incluso más probióticos saludables para el intestino que el yogur si no está pasteurizado.

El calor de la pasteurización mata las bacterias dañinas que pueden causar intoxicación alimentaria. Sin embargo, también destruye los probióticos beneficiosos en el proceso. Para obtener todos los beneficios de esta deliciosa y ácida comida, compre marcas no pasteurizadas o hágalo usted mismo.

4. PEPINOS EN ESCABECHE

¿Dónde estarían nuestros sándwiches y ensaladas sin este adorado condimento? Da un paso atrás hace más de cuatro mil años y encontrarás gente de la antigua Mesopotamia almacenando pepinos frescos en salmuera para conservarlos. A lo largo de los milenios, la popularidad de estos pepinos picantes se ha extendido por todo el mundo.

Los pepinos encurtidos, generalmente llamados encurtidos, pueden ser un tesoro de probióticos saludables para el intestino. Sin embargo, no todos los encurtidos se crean por igual. La mayoría de los encurtidos comprados en la tienda se ponen en salmuera en una solución de vinagre y no están fermentados de verdad. También están pasteurizados para que sean estables en almacenamiento y no hay probióticos presentes.

¿Quieres un pepinillo crujiente que proporcione algunos beneficios para la salud? Compre los que sean lacto-fermentados y se encuentren en la sección refrigerada de la tienda. Si tienes una cosecha abundante de pepinos, considera hacer tus propios encurtidos probióticos con un iniciador, sal y agua.

5. NATTO

Algunos alimentos probióticos pueden promover una buena salud ósea y cardiovascular. Por ejemplo, considere el natto, que es un alimento básico de la soja zymúrgica en Japón. Tiene un contenido probiótico asombroso, además de que es una fuente importante de vitamina K2. Dado que la fuerza probiótica del natto puede minimizar la inflamación, puede ayudar a combatir los síntomas del síndrome del intestino irritable y las afecciones de la piel.

6. TEMPEH

Si es vegetariano o vegano, está familiarizado con este producto de soya zimúrgica que se usa a menudo como sustituto de la carne. Al igual que su primo tofu de inspiración asiática, el tempeh tiene un bocado carnoso y su sabor neutro permite condimentos creativos. Tempeh utiliza una cepa de levadura para su proceso de fermentación, por lo que es una deliciosa fuente de probióticos.

El tempeh es ideal para equilibrar su buena flora intestinal. Además, el tempeh proporciona nutrientes como calcio y proteínas.

7. ACEITUNAS VERDES EN ESCABECHE

Muchos cócteles clásicos no se verían bien sin su icónica selección de aceitunas verdes, especialmente martinis. Estas bellezas verdes obtienen su sabor distintivo al usar sus propias bacterias de ácido láctico en el proceso de fermentación. Los científicos han estudiado los probióticos presentes en las aceitunas verdes encurtidas y han descubierto posibles beneficios para la salud.

Algunas de estas microflora pueden ayudarlo a perder peso o ayudar a aliviar los síntomas dolorosos del síndrome del intestino irritable. Estos beneficios potenciales solo están presentes en las aceitunas que se han conservado en salmuera y no con lejía. Lea las etiquetas antes de comprarlas.

8. KVAS DE REMOLACHA

Si eres ruso, probablemente reconozcas al kvas como una bebida rusa icónica. Procede del pan de centeno duro y utiliza levadura para el proceso de fermentación. El kvas clásico es ligeramente alcohólico, burbujeante y tiene un cálido sabor terroso.

Sin embargo, la remolacha y el suero son los componentes de lacto-fermentación para el kvas de remolacha. A medida que fermentan estos resistentes vegetales de raíz, se convierten en una deliciosa bebida de color rojo oscuro rica en fibra y potasio. El proceso de fermentación aumenta los beneficios para la salud de la remolacha para su sistema digestivo.

9. KÉFIR

Si te encanta el yogur o eres un entusiasta de los batidos, esta bebida ancestral estará en tu lista de alimentos probióticos. Los Balcanes lo desarrollaron hace siglos y, finalmente, se extendió por Europa del Este y Rusia. Su poder de fermentación proviene de los granos de kéfir, un cultivo simbiótico de levaduras y bacterias como el SCOBY que se usa para fermentar la kombucha.

Añaden los granos de kéfir a cualquiera: leche de vaca, leche de cabra o de oveja y deje que se lacto-fermente a temperatura ambiente. El resultado es una bebida suave y cremosa con un ligero sabor a yogur. El kéfir tiene muchos beneficios para el tracto digestivo y la flora intestinal.

Entonces, si es intolerante a la lactosa, aquí tiene buenas noticias.

El proceso de fermentación del kéfir descompone la mayor parte del ácido láctico de la leche, lo que puede facilitar su bebida. Es sabroso y vale la pena probarlo.

10. KOMBUCHA

Aunque esta bebida probiótica tiene una venerable historia en China que se remonta a siglos, no se notó en Estados Unidos hasta las últimas dos décadas del siglo XX. La kombucha se hizo popular debido a su potencial para estimular el sistema inmunológico y equilibrar los microbios intestinales.

Ahora, la kombucha se ha convertido en una estrella en la creación del mundo de la salud y el fitness probióticos. Se produce fermentando té verde o negro con SCOBY (cultivo simbiótico de bacterias y levaduras) y azúcar. La kombucha es ligeramente burbujeante con un nivel insignificante de alcohol.

Cuando compre kombucha en la tienda, elija la variedad no pasteurizada y baja en azúcar que se encuentra en la sección refrigerada. También puede comprar un SCOBY en tiendas especializadas o en línea y hacerlo en casa por una fracción del precio de la tienda.

REFLEXIONES FINALES SOBRE LOS BENEFICIOS DE LOS ALIMENTOS PROBIÓTICOS

Si bien los primeros humanos pudieron haber descubierto la fermentación para conservar los alimentos, nunca se dieron cuenta de su potencial para la salud. Se están realizando más investigaciones para descubrir un intestino más saludable y otros beneficios del consumo de probióticos. Para obtener más información, hable con su médico de cabecera o con un dietista registrado sobre cómo puede incorporar alimentos fermentados en su dieta.

Artículo en inglés

Acerca del Autor

Ricardo Natalichio

Nació en la Ciudad de Buenos Aires, Argentina (1969). Estudios sobre Desarrollo Sustentable, Marketing, Liderazgo de ONGs de Desarrollo, Derechos Humanos, Ciencias Económicas, Literatura, Counseling, y Apoyo a grupos en Situación de Vulnerabilidad.
Desde fines de 1999 se desempeña como Director del Portal de ecología social EcoPortal.net www.ecoportal.net

Agrega un Comentario

Pulsa aquí para hacer un comentario

About Author

Ricardo Natalichio

Nació en la Ciudad de Buenos Aires, Argentina (1969). Estudios sobre Desarrollo Sustentable...