Vegetarianos

Berenjenas en tempura

berenjena, tempura, veetarianos
Compártelo en tus redes

Esta receta sirve como snack vegetariano, al tratarse de una fritura, debemos tener en cuenta algunos tips para que no absorban demasiado aceite, algo que a la berenjena le encanta.

Ingredientes

  • Berenjena, 1
  • Gasificante para repostería, 2 sobres dobles
  • Harina de trigo, 100 g y un poco más para rebozar
  • Agua muy fría, 150 ml
  • Hielo, 1 cubito grande
  • Sal, 1 cucharadita
  • Aceite para freír
  • Miel de caña, opcional
  • Mayonesa, opcional

Preparación de las Berenjenas en tempura

En esta receta compartiremos un truco para que las berenjenas queden crujientes por fuera y tiernas por dentro, pero sin que apenas absorban aceite. Sirve tanto para preparar las berenjenas en tempura como para hacerlas simplemente rebozadas en harina o en huevo y harina.

Cortamos la berenjena en rodajas o en bastones, los sumergimos en agua fría y añadimos los dos sobres dobles de gasificante al agua, que se convertirá en una gaseosa. En realidad, el truco consiste en dejar a remojo la berenjena en un líquido carbonatado.

Dejaremos en remojo durante unos 10-15 minutos.

Mientras tanto vamos preparando la tempura, para ello en un bol ponemos los 100 g de harina, la sal, los 150 ml de agua helada y un cubito de hielo.


Mezclamos bien hasta que tenga la consistencia de unas natillas. La mejor forma de conseguir que la mezcla se mantenga fría es usar un batidor de varillas flexible y meter el cubito de hielo entre las varillas tal como veis en la foto superior, así al remover mantenemos la mezcla fría.

En una sartén o en un cazo ponemos a calentar abundante aceite a fuego alto, cuando esté bien caliente a punto de humear, vamos sacando las berenjenas del agua gasificada, secamos muy bien los trozos con papel absorbente, los salamos ligeramente, los pasamos por harina sacudiendo bien el exceso.

berenjena, tempura, veetarianos

Los pasamos por la tempura y los freímos hasta que estén dorados por ambos lados. Es importante no freír muchos a la vez para que no baje la temperatura del aceite.

Cuando estén dorados los pasamos a un colador para que escurran el aceite que haya quedado en la superficie. Se sirven calientes.

Resultado

De esta manera tenemos unas berenjenas con un rebozado ultracrujiente y muy tiernas por dentro pero nada aceitosas. Aunque puede parecer poco 1 sola berenjena da para unas 3 o 4 raciones, pues la tempura llena un montón.

Se pueden servir acompañadas de salsa de soja, mayonesa, miel de caña o, si queréis el toque dulce y no tenéis miel, hace poco un amigo me comentó que también están buenísimas con un chorrito de caramelo líquido.

Ecoportal.net



Fuente

Compártelo en tus redes
Etiquetas
También podrían interesarte

Agrega un Comentario

Pulsa aquí para hacer un comentario

Apoya nuestro trabajo