Alimento-Estrella

Guía de flores comestibles: para animarse a probar

Los pétalos de flores en la gastronomía saludable más sofisticada marcan tendencia. Aprendé a incorporar las principales en tu propio hogar.

Por Andrea Fernandez Bernardi

Como hablamos en el artículo anterior, no todas las flores son aptas para   consumo. Lo recomendable es consumir flores bien identificadas y de procedencia segura. Si no sabés cuáles ni cómo elegir, esta es una guía inicial para principiantes.

Las más aceptadas

Flor de zapallo

En Italia, las flores de zucchini se utilizan desde siempre para relleno de pastas, como los ravioles, y en croquetas. En la cocina mexicana, se utilizan las flores de calabaza (dulces, con un leve amargor) para elaboraciones como tamales y sopas.

Caléndula

Es una planta anual que florece abundantemente en invierno y primavera. Cumple también la función de mantener a raya a los insectos que pueden perjudicar nuestra cosecha. Estas flores de color amarillo, naranja o hasta bicolores, tienen un sabor amargo y se emplean junto con las hojas para aromatizar bebidas.

Los pétalos (lígulas) se utilizan crudos, en ensaladas dulces o saladas y en elaboraciones que contengan huevo, como quiches, tartas y budines.

Rosas

Con los pétalos de estas flores –en todas sus variedades- se preparan dulces, como los tradicionales de la variedad rosa mosqueta. También se emplean en

tartas, salsas delicadas y suaves, ensaladas de frutas y para hacer pimpollitos en vinagre.

Los pétalos también se pueden caramelizar para incorporar a elaboraciones neutras o ligeramente dulces, o bien se pueden freír para hacer tortillas.

Los escaramujos (frutos) se usan para realizar mermeladas y siropes. Para consumo del fruto fresco de la rosa, se deben retirar las semillas y los pelos, ya que pueden irritar las mucosas. Las hojas secas y las raíces se utilizan para elaborar té.

Geranios

Aportan aromas a tortas y pasteles. La Pelargonium graveolens (rosa), Pelargonium crispum (limón), Pelargonium odoratissimum (manzana) y Pelargonium tormentosum (menta) requieren seleccionar las flores más frescas, ya que pierden rápidamente su aroma.

Coqueta

(Bellis perenne) Es una planta anual, salvo en zonas frías, donde resulta un ejemplar perenne. Puede incorporarse a ensaladas y utilizarse para decorar platos y tragos.

Claves y clavelinas (Dianthus)

Son plantas perennes, propias de climas fríos, florecen en primavera y verano. Tienen flores de formas interesantes y colores atractivos, que pueden acompañar ensaladas o decorar merengues y cremas.

Primavera (Priimula polyanthus)

Se da como planta caduca en climas fríos, pero en zonas más templadas se cultiva como anual. Florece en invierno, con colores poco comunes como el azul oscuro, el terracota, el morado y el celeste, también puede ser bicolor, o de color rosado o salmón. Sus pétalos se utilizan en ensaladas o para decorar.

Pensamientos y Violas (Viola tricolor, V. wittrockiana)

Estas plantas anuales se siembran al comienzo del otoño y florecen en otoño, invierno y primavera. Los pétalos pueden ser usados en ensaladas dulces o saladas, añadiendo colores poco comunes como terracota, negro, lila, violeta, morado, amarillo, anaranjado, gris. Acompañando quesos, son irresistibles. Las flores de color violeta no tienen aroma.

Violetas

En la antigua Grecia eran símbolo de fertilidad. Florecen a fines del invierno y, con su fragancia, anuncian la primavera. Sus flores, de colores violeta, blanco, celeste, rosa, morado o amarillo, se utilizan como elemento decorativo e ingrediente de suave sabor en postres, ensaladas dulces y saladas; para tortillas; cristalizadas con azúcar en pastelería, y también se utilizan para hacer licor. Se pueden comer frescas, secas o confitadas. Las hojas, crudas o cocidas, se suelen usar para espesar sopas. Es conveniente evitar las flores de color amarillo, porque tienen capacidad laxante.

Tulipán (Tulipa)

Estas flores se cultivan en climas fríos y florecen en primavera, con un amplio surtido de colores, lisos o combinados. Pueden consumirse los bulbos y las flores. Los pétalos crudos se usan en ensaladas y la corola (conjunto de pétalos) pueden rellenarse con, por ejemplo, una pasta hecha en base a atún, papas hervidas y ciboulette, y presentarse sobre un colchón de hojas verdes.

Taco de Reina o Capuchina (Tropaeolum)

Florece durante la primavera y el verano. El color más conocido es el naranja; pero hay otros: amarillo, morado, amarronado, muy bellos. En algunas zonas, especialmente las templadas, es considerada una planta invasora, pero en realidad es una aliada en nuestra huerta. Sus pétalos son comestibles y tienen un sabor algo picante. Pueden consumirse, al igual que sus hojas redondeadas, crudos en ensaladas combinadas con perejil. Asimismo, se pueden rellenar las corolas con bolitas de queso, sal, pimienta y cebolla de verdeo. Los frutos, que son como botones, también pueden incorporarse a las ensaladas o presentarse como “falsas alcaparras”.

Manzanilla (Matricaria)

Planta anual de floración en el invierno tardío y en primavera. Los pétalos crudos se usan en ensaladas dulces o saladas y, las hojas secas, para hacer té.

Flor de un día (Hemerocallis)

Florece desde fines del invierno hasta fines del otoño, con los colores más variados, simples o combinados. Son plantas herbáceas, perennes que requieren pleno sol. Su uso culinario es muy común en el Extremo Oriente. Las flores se consumen enteras, como pimpollos o una vez que se han marchitado, en guisos y sopas. También se pueden saltear y servir con verduras.

Borraja (Borago)

Es una planta anual, que se resiembra sola y germina en otoño. Florece en invierno y primavera. Las flores en general son de color azul, pero también hay plantas con flores rosadas o blancas. Se consumen enteras, crudas, enensaladas de frutas o saladas, o en cubitos de hielo. También se usan cocidas, como relleno de pastas.

Crisantemos (Dendranthema)

Son plantas perennes, subarbustos, que florecen en otoño, con gran variedad de formas y colores. Sus pétalos se consumen crudos en ensaladas, y acompañados por naranjas. Monarda didymaEsta planta perenne, de flores vistosas, de colores blanco, rosa, bermellón, morado o púrpura. Se utiliza la corola completa, cruda, acompañando platos hechos con carne de cerdo, pescado y pollo, debido a su fuerte sabor.

Copetes (Tagetes)

Otra planta aliada en nuestra huerta, de larga floración durante los meses cálidos. Las flores son de color crema, amarillo, naranja, marrón o bicolores. A los pétalos se les quita la parte blanca y se usan para acompañar arroces.

Salsifí (Tragopogon)

Es una hortaliza conocida por los gourmets, de la que se comen las raíces, ya que tienen sabor a ostras. Las flores también son comestibles, de las que se usan los pétalos crudos, en ensaladas dulces o saladas.

Sauco (Sambucus nigra)

Las bayas suelen utilizarse para hacer confituras, especialmente combinadas con moras. También se pueden comer solas, una vez cocidos o macerados. Los frutos tóxicos, así como la corteza, pueden resultar tóxicas. Las flores pueden prepararse fritas, como buñuelos.

Trébol (Trifolium sp.)

Las hojas tiernas se utilizan en ensaladas o se cuecen para todo tipo de elaboraciones. Las flores secas y las semillas se usan para saborizar el pan. Evitar consumir las diferentes partes de esta planta en grandes cantidades, ya que pueden producir hinchazón de vientre.

Ecoportal.net

Andrea Fernandez Bernardi

Green Vivant

http://greenvivant.com/

Estos artículos también podrían interesarte

Agrega un Comentario

Pulsa aquí para hacer un comentario

Busca en EcoPortal

TU APOYO ES IMPORTANTE!!!

Llamamiento

Posts más compartidos