Alimento-Estrella Vida Consciente

Hierba buena, para tus problemas digestivos

La hierba buena es una planta originaria de Europa, Asia y África. Es similar a la menta tanto aspecto como en su sabor y aroma pero más suave. Por esta razón se la usa en la gastronomía en todo el mundo.

La hierba buena es de la familia de la menta por lo que tiene usos, aplicaciones y características físicas similares.  El nombre científico es Mentha sativa y pertenece a la familia de las Labiadas.   La hierba buena tiene cualidades terapéuticas como sedantes, tónico digestivo, estimulante, carminativo, analgésico.

Los brotes tiernos y las hojas son las que contienen principios activos y por ende son beneficiosas para la salud. Se deben utilizarlos frescos para que contengan todas las sustancias benéficas.

Esta hierba buena es útil para tratar afecciones como diarreas, cólico infantil, alivia la tensión nerviosa, acidez, dolor de estomago, problemas digestivos, mejora el funcionamiento de la vesícula, ayuda en inflamaciones del hígado, gases.

Además de mareos, eliminar parásitos intestinales, quemaduras, inflamaciones oculares, dolor de cabeza, calambres musculares, estreñimiento.

Para aprovechar los beneficios de esta planta medicinalpodemos preparar una infusión con 30 gramos de hojas frescas por cada litro de agua. Se la debe dejar hervir por algunos minutos, luego de reposar se puede beber. Esta bebida podemos tomarla 2 o 3 veces al día después de las comidas.

También es posible realizar compresas con hierba buena mezclado con aceite de oliva es efectivo para aliviar dolores e inflamación en el cuerpo así como quemaduras leves.  La gran ventaja de esta hierba es que es muy fácil de conseguir en cualquier herboristería o la podemos cultivar en casa.

Esta planta medicinal se puede combinar con otras hierbas para potenciar la resolución de ciertos síntomas o afecciones si la hacemos en te.

Esta planta no es toxica pero contiene mentol y esta sustancia está contraindicado su uso en los niños menores a 5 años, también en algunas personas el aceite esencial de esta planta puede generar una reacción alérgica pero no demasiado grave.

No se conocen efectos adversos relevantes a esta planta pero siempre es conveniente consultar al médico antes de comenzar a usar una hierba buena como remedio casero.

• El aceite esencial también tiene un efecto relajador y relajante en el cerebro, ayudando a si a aliviar el estrés y mejorar la concentración. También es repelente de insectos aplicado en la piel.

MODO DE PREPARAR LA INFUSIÓN

Agregar una taza de agua hirviendo a 2 cucharaditas de menta. Dejar en reposo 10 minutos y beber.

MODO DE PREPARAR LA TINTURA

Colocar en un frasco 200 gramos de menta y agregar un litro de alcohol al 70%. Agitar bien y dejar en reposo 7 días, en un frasco tapado, mezclando una vez por día. filtrar y guardar en un frasco protegido de la luz, por máximo un año.

MODO DE PREPARAR EL CATAPLASMA

Machacar las hojas frescas de menta y aplicar.

MODO DE REALIZAR LAS INHALACIONES

Agregar un jarro de agua hirviendo sobre 2 cucharadas de hojas y hacer las inhalaciones con una toalla sobre la cabeza, con cuidado de no quemarse.

Fuente

Estos artículos también podrían interesarte

Agrega un Comentario

Pulsa aquí para hacer un comentario