Alimento-Estrella Vida Consciente

Las propiedades del meliloto

meliloto, presión, tos, golpes

La planta meliloto (Melilotus officinalis) cuenta con unas flores, de color amarillo o blanco, que se utilizan para elaborar una infusión altamente indicada para casos de presión arterial alta.

El meliloto se la puede encontrar silvestre fácilmente en las tierras de barbecho, encinares, viñedos, escombros, próximo a campos abandonados y también en ribazos de secano, en todas las regiones secas y cálidas. Ocasionalmente sirve como forraje. La capacidad de sujeción de sus raíces le facultan para consolidar los terraplenes de carreteras y vías férreas.

Toda la planta despide un fuerte y agradable aroma a cumarina, la cual se intensifica durante el secado. El néctar de las florecillas es tan dulce como la miel (de ahí meli, que en griego significa miel), y es un reclamo para las abejas cuando florece en el verano.

Hipertensión

La principal propiedad medicinal de esta planta, el tratamiento para la tensión arterial alta, tiene su justificación debido, sobre todo, a sus propiedades anticoagulantes y vasoprotectoras, lo que le confiere virtudes ideales ya no solo para regular la tensión arterial, sino para mejorar la circulación y prevenir posibles problemas coronarios.

Pero también la meliloto está indicada para los casos siguientes:

  • Mejora la circulación naturalmente.
  • Previene la aparición de posibles problemas coronarios.
  • Cuenta con virtudes vasoprotectoras y anticoagulantes.
  • Alivia la hinchazón en pies y piernas.
  • Adecuada en el tratamiento de varices y hemorroides.

Aplicaciones y propiedades

El meliloto es una planta utilizada desde la antigüedad; ya era conocida y empleada por sus propiedades terapéuticas en el siglo V a.C. Contiene hasta un 0,9% de cumarina, de la cual se extrae el ácido cumarínico empleado en perfumería y farmacia; también contiene melilotol, taninos y pigmentos (flavonas).

Las sustancias activas del meliloto son útiles como fluidificador de la sangre, al reducir la permeabilidad de los capilares; por ello son adecuadas en el tratamiento de la trombosis y varices.

Precaución:  las aplicaciones del meliloto como fluidificante sanguíneo debe ser controlado adecuadamente por un médico, ya que a dosis excesivas puede provocar hemorragias, e incluso cefaleas, vértigos y vómitos.

Es eficaz en las toses rebeldes, espasmódicas y asma bronquial. En aplicaciones externas se suele utilizar en la composición de ungüentos, cataplasmas emolientes y como antiinflamatorio en heridas e hinchazones de las articulaciones.

Añadido al baño es astringente y emoliente, muy útil en las erupciones ulcerosas y hemorroides. En aplicaciones internas la acción de la cumarina es antiespasmódica, empleada contra el insomnio, ansiedad y nerviosismo. Es también diurética y oftálmica. La forma de uso habitual es en infusión, tinturas, colirios y polvos. Se considera que todos los melilotos son ligeramente tóxicos.

El meliloto, y concretamente la lactona del ácido cumarínico, se utiliza profusamente en la industria farmacéutica, en perfumería y cosmética, y como perfume para el tabaco.

meliloto, presión, tos, golpes

Remedios

Infusión de meliloto contra el insomnio

A una taza de agua hirviendo añadir dos cucharaditas de flores secas y desmenuzadas. Dejar reposar y filtrar. Endulzar con un poco de miel y tomar antes de acostarse.

Colirio de meliloto para el lavado de ojos

Se puede preparar un colirio para el lavado de ojos, haciendo una infusión con una cucharada de meliloto y otra de eufrasia.

Compresas y cataplasmas de meliloto emolientes y antiinflamatorias

A medio litro de agua hirviendo añadir dos cucharadas de hierba fresca o seca de meliloto muy desmenuzada. Dejar reposar al menos 15 minutos. Filtrar y empapar en frío las compresas o gasas, aplicando repetidamente sobre la zona contusionada.

Alternativa: se puede preparar también una cataplasma emoliente utilizando hojas de meliloto y malva en la misma proporción.

Contraindicaciones de la planta meliloto

La planta medicinal meliloto está contraindicada cuando la persona padece una úlcera gastroduodenal, y en casos en los que se estén tomando medicamentos anticoagulantes. Asimismo, no es aconsejable superar las dosis recomendadas, dado que un consumo excesivo puede causar náuseas y cefaleas.

Ecoportal.net

Con información de:

https://natureduca.com

https://www.miarevista.es/

Estos artículos también podrían interesarte

Agrega un Comentario

Pulsa aquí para hacer un comentario