Alimento-Estrella

Tofu, básico de la cocina vegetariana

tofu, carne, vegetarianos, sésamo

El tofu siempre ha despertado algo de escepticismo y puede llevar a un gran chasco si la primera vez que se prueba no se ha cocinado bien. Hay que tener en cuenta que existen diversos tipos, con distintas texturas, y que por sí solo no tiene sabor.

Tiene muchas proteínas y en su variedad firme es ideal para usarlo como sustituto de la carne, por ejemplo cocinado a la plancha, como relleno de sándwiches o salteado. Lo más fácil es cortarlo en cubos y marinarlo o cocinarlo con una buena salsa aromática, como el sabrosísimo tofu en salsa de ajo negro.

El salteado de brócoli con calabaza y tofu es un buen ejemplo de cómo se puede combinar con cualquier verdura en una sartén o wok, y se puede enriquecer con arroz o pasta, como en el plato de fideos de arroz con salteado de tofu y pimiento. Por sí solo también podemos servirlo como aperitivo o picoteo, en piezas pequeñas que serviremos con salsas para mojar, como los bocados de tofu crujiente con sésamo.

Cómo cocinar el tofu básico

El tofu por sí solo parece un alimento insípido, aburrido, hasta poco apetecible por su aspecto. Pero si se prepara correctamente, puede dar mucho juego y ser un ingrediente fantástico en muchos platos, sobre todo en salteados, sopas y woks. Esta es una receta básica para preparar un apetecible tofu firme, dorado y crujiente por fuera, listo para combinarse con otros sabores.

tofu, carne, vegetarianos, sésamo

Ingredientes

  • 1 bloque de tofu sólido, firme y de calidad,
  • aceite vegetal de sabor suave,
  • una pizca de sal.

Cómo hacer tofu firme salteado

Abrir el paquete y desechar el líquido con cuidado. Poner un colado sobre el fregadero o un recipiente adecuado y colocar dentro el bloque de tofu, presionando ligeramente, para conseguir eliminar el resto del exceso de agua.

Disponer en la superficie de trabajo dos o tres capas de papel de cocina absorbente. Poner encima el tofu y envolver en el papel, ajustándolo bien. Envolver todo a su vez en un paño de cocina limpio, apretando con firmeza. Colocar encima algo de peso, por ejemplo un paquete de azúcar, un cartón de leche o incluso algunos libros pesados. Dejar reposar como mínimo una hora.

Desenvolver el tofu con cuidado. Cortar en porciones cuadradas o rectangulares de 1 o 2 cm de grosor, procurando que tengan más o menos el mismo tamaño. Pasar de nuevo un trozo de papel de cocina por encima, para asegurar que esté bien seco.

Poner a calentar una buena plancha o sartén antiadherente, sin nada de grasa. Cuando esté bien caliente, repartir dos cucharadas de aceite vegetal, mejor si tiene un sabor neutro. Incorporar el tofu procurando que todas las piezas se distribuyan en una sola capa. No conviene llenar la sartén demasiado, debe haber espacio libre, así que mejor trabajar en tandas.

Con ayuda de unas pinzas de cocina, dar la vuelta a cada pieza a medida que se vayan cocinando. Deben quedar muy doradas, con los bordes ligeramente crujientes. Si se han cortado en cubos, habrá que cocinar cada una de las seis caras. Retirar de la sartén conforme estén al punto deseado. Emplear según la receta que se vaya a preparar a continuación.

Degustación

Hay miles de opciones para emplear el tofu firme salteado. En una sopa, guiso, curry, ensalada o salteado, con verduras, carne o pescados, con arroz o fideos, etc. Lo más recomendable es preparar el tofu como se describe en esta receta, reservarlo y preparar el plato deseado, para incorporar el tofu al resto de ingredientes casi al final. De este modo, tomará los sabores de cada plato sin perder su textura firme y exterior crujiente.

Receta: Bocados de tofu crujiente con sésamo

Ingredientes para 4 personas

  • Para el tofu: 400 g de tofu firme, 1 huevo L, un poco de leche, 100 g de panko, 1 cucharadita de semillas de sésamo, 1/2 cucharadita de semillas de amapola, 1/2 cucharadita de perejil o cilantro picado, 1 pizca de cúrcuma, aceite de oliva, sal y pimienta negra.
  • Para la salsa: 2 cucharadas de aceite aromático al gusto, 1 cucharadita de zumo de limón, ralladura de naranja, 1/2 cucharadita de vinagre de arroz, 1 pizca de azúcar, 1/2 cucharadita de salsa Worcestershire, 1 chile pequeño picado, 1 diente de ajo picado.

Cómo hacer bocados de tofu crujiente con sésamo

Envolver los bloques de tofu en un par de capas de papel absorbente, colocar un peso encima y dejar escurrir bien al menos una hora. Dividir los bloques en dos mitades y cortar cada una en cuadrados o rectángulos de más o menos el mismo tamaño.

Disponer el panko en un plato hondo y mezclar con las semillas de sésamo, las semillas de amapola, el perejil, la cúrcuma y una pizca de sal y pimienta. Batir el huevo con un chorro de leche en un cuenco. Bañar cada porción de tofu en el huevo y rebozar bien en la mezcla de panko. Continuar con el resto.

Calentar una capa no muy gruesa de aceite en una sartén y frerír las piezas de tofu, procurando no llenar demasiado la superficie. Es mejor trabajar en dos tandas. Cuando se hayan dorado, dar la vuelta a cada pieza y dejar cocinar hasta que estén al punto crujiente deseado. Retirar y dejar escurrir sobre papel de cocina.

Para la salsa, picar bien el diente de ajo y la guindilla. Mezclar en un cuenco el aceite, el zumo de limón, la ralladura de naranja, el vinagre de arroz, la salsa Worcestershire y azúcar al gusto. Salpimentar de nuevo el tofu y servirlo con la salsa a un lado.

Degustación

Estos bocados de tofu crujiente con sésamo pueden ser un excelente entrante a modo de pinchitos o podemos distribuirlos en raciones más grandes para formar un menú completo, acompañándolo por ejemplo de arroz y unas verduras a la plancha.

Ecoportal.net

Fuente

Estos artículos también podrían interesarte

Agrega un Comentario

Pulsa aquí para hacer un comentario