Alimento-Estrella

Un vegetal que dejará tus huesos fuertes como el roble

El cuarto “vegetal” más ampliamente cultivado en el mundo, el pepino, emparentado tanto con el melón como con las familias del chayote, es técnicamente una fruta. Con un sabor suave y refrescante que combina muy bien con otros productos del jardín, los pepinos de hecho son agua en un 90%, pero aun así logran proveer muchos beneficios a la salud.

Usualmente, usamos el pepino para las ensaladas sin conocer que conseguimos proveerle otros usos establecidos en lo que a salud se relata.

Cultivados de forma salvaje a través de la India, los pepinos son usados como una medicina tradicional para tratar los dolores de cabeza. Las semillas se utilizan como diurético y el jugo es usado como crema para el acné y un remedio suavizante para los ojos cansados e hinchados. Estos primeros usos llevaron a los científicos a investigar a la fruta del pepino, semillas y extractos como un tratamiento efectivo en otras áreas de la medicina.

Te invitamos a conocer un poco más sobre los provechos del pepino:

Hidrata: el pepino se compone en un 96% de agua, de forma que comer pepino te asegura una excelente hidratación. 

Alivia los efectos del calor: la ingesta de pepino alivia la acidez estomacal y si lo aplicas claramente sobre la piel te ayudará a sobrellevar el ardor inducido por las quemaduras de sol. 

Elimina toxinas: el agua del pepino limpia con las toxinas del cuerpo y las despide fuera del sistema. El consumo regular de pepino es perfecto para disolver los cálculos renales.

Fuente de vitaminas: el pepino sujeta altas dosis de vitamina A, B y C. Todas ellas auxilian a fortalecer el sistema inmunológico, ofrecen energía y vitalidad. Aumenta su potencial concertándolo con jugo de zanahoria y espinacas. 

Aporta minerales a la piel: sujeta magnesio, silicio y potasio? y es por eso que se lo manipula en productos de belleza y en tratamientos de renovación de la piel.

Ayuda a bajar de peso: es ideal para disponer ensaladas y sopas ya que no sujeta grasas y muy pocas calorías. Ideal para un aperitivo. 

Reaviva los ojos: las rebanadas de pepino bien frías empleadas a los párpados de los ojos parece un retrato de salón de belleza, pero en lo que sí ayuda es en disminuir la hinchazón de los ojos.

Regula la presión arterial: las personas hipertensas o que soportan de presión baja aseguran sentir una calma al consumir pepino. 

Refresca la boca: el jugó de pepino sana las encías inflamadas y refresca el aliento, suministrándole a tu boca una impresión de frescura. 

Contribuye a la buena digestión: comer pepino suministra elementos para hacer una buena digestión gracias a sus elevadas cantidades de fibra.

Suaviza el cabello y las uñas: sujeta sílice, que es un mineral que ayuda a conservar las uñas fuertes y el cabello radiante. 

Alivia dolores musculares y articulares: las vitaminas y minerales del pepino poseen un efecto analgésico que incide cuidadosamente en dolores musculares y articulares. CUIDA LOS RIÑONES: favorece a reducir los niveles de ácido úrico, algo hondamente beneficioso para los riñones.

Beneficio para los diabéticos: la gente que padecen de diabetes pueden consumir pepino, ya que les aporta una hormona útil para las células del páncreas para que puedan producir insulina. 

Reduce el colesterol: los esteroles del pepino ayudan a reducir el colesterol malo, algo que tu corazón va a agradecer.


Todavía hay más:

Los pepinos también son conocidos por ser una excelente fuente de vitaminas, incluyendo a la vitamina K anti-inflamatoria, la vitamina C que lucha contra infecciones y el ácido pantoténico productor de energía (vitamina B5). Posee minerales benéficos para el cuerpo incluyendo al constructor de huesos manganeso, así como potasio y magnesio, ambos buenos para su corazón.

Los lignanos, polifenoles únicos en los crucíferos y alliums como la calabaza y las cebollas, son conocidos por contener beneficios para la salud, como bajar el riesgo de enfermedades del corazón. Pero estudios recientes muestran que los pepinos también contienen lignanos poderosos que se enlazan con bacterias relacionadas con el estrógeno en el tracto digestivo, contribuyendo a reducir el riesgo de varios cánceres, incluyendo el de seno, útero, ovario y próstata. Otros fitonutrientes en los pepinos llamados cucurbitacinas – parte de un grupo más grande conocido como triterpenos – son conocidos por inhibir fuertemente el desarrollo de células de cáncer.

Ecoportal.net

Con informaciónde

http://alimentossaludables.mercola.com

https://viasaludable.com/

Estos artículos también podrían interesarte

Agrega un Comentario

Pulsa aquí para hacer un comentario

Busca en EcoPortal

TU APOYO ES IMPORTANTE!!!

Llamamiento

PROMOS ECOPORTAL – NATURA

Posts más compartidos