ECONCIENCIA

Cómo hacer un shampoo sólido en casa

shampoo sólido, cosmética natura
Compártelo en tus redes

El shampoo sólido resulta muy práctico, sencillo de usar y económico porque duran un montón de lavados.

Son fáciles de llevar a cualquier lado, libres de envases, son ecológicos si están hechos con ingredientes biodegradables y son sanos para nuestro cuerpo y totalmente personalizables.

La receta está pensada para usarla toda la familia, en especial niños y personas con piel delicada o sensible.

Ingredientes:

Fase 1:

  • 5 gr. de manteca de karité.
  • 5 gr. de ácido esteárico vegetal.

Fase 2:


  • 30 gr. de tensioactivo  SCI.
  • 11,66 gr. de hidrolato de manzanilla.

Fase 3:

  • 2.5 gr. de harina de avena.
  • 2.5 gr. de arcilla blanca.
  • 5 gr. de almidón de maíz.
  • 5 gotas de aceite esencial como lavanda, manzanilla o mandarina.

Notas: Al pesar y manipular el tensioactivo SCI, utilizar mascarilla, para evitar inhalar el polvo (es muy fino y puede dar problemas de irritación).

El SCI (Sodium Cocoyl Isethionate) es libre de sulfatos, proviene de ácidos grasos del coco, es muy suave y crea mucha espuma.

Además, se puede usar solo (si lo usamos como tensioactivo único es importante combinarlo con el ácido esteárico) o con otros tensioactivos.

El ácido esteáric, es de origen vegetal, proviene de la manteca de karité o del cacao y se usa para darle dureza (pero que no quede ceroso) y espesor al champú sólido.

El hidrolato de manzanilla es ideal para las pieles sensibles, pero se puede utilizar otro tipo de hidrolato como por ejemplo hidrolato de romero, lavanda, rosas… o simplemente puede usarse agua destilada.

La manteca de karité, hidrata y nutre el cabello. Puede reemplazarse por aceite de coco, pero este se ve afectado en el verano y estará demasiado líquido.



Sobre los aceites esenciales se pueden usar los de preferencia.

Elaboración:

  1. En un vaso de vidrio ancho (tipo pirex) o en un vaso de precipitados, echa el tensioactivo SCI y el hidrolato de manzanilla. El vaso ponlo al baño María a calentar. Esta es la fase 1.
  2. Comienza a remover para que se disuelva bien. Ten en cuenta que tardará un poco en derretirse ya que tiene que llegar a los 75ºC.
  3. Echa en un vaso de vidrio ancho (como en el paso anterior) la manteca de karité y el ácido esteárico vegetal. Pon al baño María y comienza a remover hasta que se derrita todo bien. 
    Esta es la fase 2.
  4. Cuando ya esté todo bien derretido y mezclado,  introduce la fase 2 en la fase 1 y mezcla bien.
  5. Ahora introduce la fase 3 (la harina de avena y la arcilla blanca), excepto los aceites esenciales. Remueve bien para conseguir una mezcla homogénea.
  6. Saca el vaso del cazo, añade las gotas de aceite esencial y mezcla bien.
  7. Envasa en un molde de silicona o un envase adecuado, acuérdate de limpiarlo y esterilizarlo. Aprieta y aplana la masa para que quede bien distribuida por el molde.
  8. Deja curar durante 24 horas.
  9. Pasado este tiempo desmolda con cuidado. ¡Ya lo puedes usar!

Ecoportal.net

Fuente

Compártelo en tus redes
Suscríbete a nuestro boletín semanal de noticias
También podrían interesarte

Agrega un Comentario

Pulsa aquí para hacer un comentario

Apoya nuestro trabajo

Boletín de noticias

Envío semanal de noticias de EcoPortal por correo electrónico