Ecovida

Cargador usa agua para la batería del móvil

Las baterías externas se han vuelto prácticamente indispensables en el día a día de muchos usuarios. Las compañías, poco a poco, se las están ingeniando para fabricar nuevos dispositivos portátiles de todo tipo que sirvan para devolver la autonomía perdida.

La startup sueca MyFC ha creado JAQ, un cargador que no necesita de electicidad para devolver a los dispositivos electrónicos a la vida: tan solo utiliza agua salada y una reacción química para ejercer su cometido.

Las baterías externas se han vuelto prácticamente indispensables en el día a día de muchos usuarios. Las compañías, poco a poco, se las están ingeniando para fabricar nuevos dispositivos portátiles de todo tipo que sirvan para devolver la autonomía perdida.

Hace unos meses nació Candle Charger, como un proyecto en Kickstarter, que generaba energía para cargar un teléfono con agua y una vela. Se trataba de un cargador ligeramente rudimentario, pero el concepto lleva tiempo calando hondo en la industria y parece que por fin empiezan a surgir los primeros cargadores que realmente maximizan su funcionalidad.

En una línea similar, JAQ, presentado en el CES 2016 que se ha celebrado en Las Vegas, se trata de un dispositivo hueco al que se le introducen tarjetas que generan energía, almacenando agua salada. Este agua produce la electricidad a través de reacciones químicas que suceden cuando se inserta dicha tarjeta en el puerto en cuestión. El teléfono móvil se conecta al aparato a través de un cable normal USB.

El cargador tiene una capacidad de 1.800 mAH, lo que es más o menos suficiente para cargar un iPhone 6S. Las tarjetas no son renovables, por lo que si un dispositivo necesita más batería, se tendrá que cambiar por una nueva.

La reacción química se produce debido a que los átomos de hidrógeno del agua entran en lo que se podría denominar como la pila para que la reacción los separe en electrones. Una vez están dichos electrones, los átomos se cargan positivamente y se mueven por la célula o tarjeta, de tal manera que, cuando se junta con una molécula de oxígeno del aire, se produce la reacción eléctrica que permite ejecutar la carga.

La compañía pretende sacar JAQ a la venta el producto a finales de este año a través de un servicio de suscripción mediante el cual los clientes recibirán determinadas tarjetas al mes. También se podrán comprar de forma idividual por 1,50 dólares, según recoge el medio Live Science.

Ecoportal.net

Ecoticias

http://www.ecoticias.com/

Estos artículos también podrían interesarte

Agrega un Comentario

Pulsa aquí para hacer un comentario

Busca en EcoPortal

TU APOYO ES IMPORTANTE!!!

Llamamiento

Posts más compartidos