Ecovida

Consejos para hacer que tu casa sea más eco-friendly

Haz que tu casa sea más amigable con el ambiente siguiendo estos simples consejos para reciclar y reutilizar, gastando mucho menos dinero. Reciclar en tu hogar no cuesta dinero y te ayuda a que ahorres a largo plazo. Tener una actitud respetuosa con los recursos naturales es contagioso y pronto verás cómo familiares, vecinos y amigos te siguen en tu nuevo emprendimiento verde.

Huerta en espacios pequeños

Crea una mini-huerta en un lugar pequeño de tu casa para cultivar hierbas aromáticas e ingredientes frescos para las ensaladas. Actualmente es imposible para la mayoría de las personas cuidar de una huerta a gran escala, por eso te recomendamos que comiences con algo pequeño y fácil de mantener en familia.

Construye un jardín vertical con botellas recicladas, o crea un rincón con macetas de diferentes tamaños en un espacio soleado. Mira estás sencillas ideas.

Algunos cultivos fáciles para hacer en casa son:

  • Albahaca, romero y perejil
  • Ajo y cebolla
  • Tomates
  • Lechuga

Tip: Comienza con aquellos cultivos que puedas iniciar a partir de sobras de comida. Tomates y lechugas para una rica ensalada son una opción fácil para principiantes.

Clasificador de residuos

Reciclar se hace más sencillo cuando tienes un espacio designado para clasificar los residuos.

Elige un rincón de tu casa que no esté a la vista, puede ser bajo una mesada o en el patio. Organiza allí tu propio clasificador de residuos, donde puedas separar en tres contenedores diferentes las botellas de plástico, los papeles y cartones y los residuos orgánicos.

Cada vez más y más ciudades se adhieren al movimiento del reciclado, ubicando de contenedores de diferentes colores en cada barrio. Si en tu barrio no hay contendores separados por tipo de basura, averigua en tu ciudad dónde pueden recibir lo que clasificaste.

Contagia la filosofía de las tres R (reducir, reciclar y reutilizar) pidiendo a tu familia y amigos que también separen sus residuos.

Tip: Para guardar más botellas juntas, afloja la tapa hasta que esté casi suelta y comprime la botella desde arriba, sacando el aire. Aprieta la tapa y guarda la botella en el contenedor.

Sella puertas y ventanas

Invierte en aislación para tus puertas y ventanas, para poder aclimatar mejor tu casa en verano e invierno.

Como primer paso para mejorar la aislación en las aberturas puedes utilizar silicona para sellar los vidrios que estén flojos y añadir burletes debajo de las puertas exteriores. También puedes rellenar medias de nylon viejas con arena y colócala tras la puerta en invierno para evitar que se cree una corriente y absorber agua de lluvia que pueda estar entrando por allí.

Si tienes un presupuesto más holgado, puedes invertir en ventanas dobles o persianas para conservar mejor el calor en invierno, y mantenerlo fuera en verano.

Ahorra dinero reciclando muebles

Reciclar muebles no solamente es positivo para el medio ambiente, también es un alivio para tu bolsillo.

Antes de deshacerte de un mueble, intenta imaginar qué otro uso puede tener en tu casa. En internet hay miles de ideas para reutilizar muebles, aquí te dejamos una lista de 10 ideas para reciclar muebles que ya tienes en tu casa.

Tip: Si no puedes reciclar un mueble viejo, ponte en contacto con personas u organizaciones que pueden llegar a necesitarlo o intenta venderlo en un remate.

Limpia con trapos de tela en vez de papel

Es muy sencillo usar un papel absorbente, desecharlo y luego comprar un paquete nuevo… pero esto no es amigable con el planeta, o con tu bolsillo.

Invierte en trapos, franelas y rejillas de tela que puedas usar y lavar una y otra vez. Recuerda siempre identificar las que serán usadas en el baño, en la cocina y en el resto de la casa para no transportar suciedad y gérmenes entre las habitaciones.

Tip: ¿Te gusta usar la máquina de coser? Compra tela de franela y fieltros de colores, recorta cuadrados y adorna los bordes con un punto en un color de hilo contrastante.

Lavar la ropa a la manera eco-friendly

Lava la ropa de manera más eficiente estableciendo días para la tarea de lavandería y siguiendo unas simples “reglas”:

  • Separa la ropa según el color y tipo de tela para evitar que te duren más
  • Utiliza las medidas de jabón y suavizante adecuadas (ahorras dinero, ayudas al medio ambiente y previenes obstrucciones en la máquina)
  • Enciende el lavarropas solamente cuando esté entre un 75 y 80% lleno (si lo llenas hasta el tope, puedes dañarlo)
  • Utiliza agua fría en todos tus lavados para disminuir tu consumo eléctrico
  • Revisa el lavarropas frecuentemente para evitar que tenga mal olor, y necesites lavar la ropa más de una vez

Lavar a mano puede parecer más eco-friendly, pero en realidad puede no serlo, ya que la máquina de lavar realiza un enjuague más eficiente gracias a la fuerza del tambor giratorio. Si vas a lavar a mano, comienza por las prendas más claras y deja para lo último las más oscuras, reutilizando así el agua.

Compra menos, compra mejor

Una acción tan cotidiana como comprar en un supermercado puede acarrear consecuencias para la economía familiar y el medio ambiente.

Antes de comprar algo, piensa si es totalmente necesario o terminará roto y tirado en la basura en pocos días. Esto previene gastos innecesarios y es un granito de arena que ayuda a reducir los desperdicios.

Los productos que adquirimos vienen envueltos en paquetes plásticos. Para adherirte a la premisa de comprar menos, intenta consumir productos al por mayor para traer menor cantidad de paquetes a tu casa.

  • Compra bidones de agua de 5 litros y rellena jarras o botellas (mejor aún, utiliza un filtro y bebe de la canilla/grifo)
  • Elige jugos y salsas en paquetes Tetrapak de tamaño familiar (mejor: realiza licuados en tu casa y prepara salsas con vegetales de estación)
  • Organiza tus compras al por mayor mes a mes para que sea un solo envoltorio en lugar de varios. Estos productos te durarán por bastante tiempo y además son más baratos
  • Reutiliza los envoltorios de nylon para hacer manualidades, los de plástico a modo de bowl o tupper y los de vidrio como bollones para salsas y mermeladas.
  • Utiliza bolsas de tela para hacer las compras y evita las de nylon lo más que puedas

Recicla el agua en tu hogar

Reducir tu factura y ayudar a la conservación de los recursos naturales ¡puede ocurrir al mismo tiempo! Haciendo pequeños cambios en tus actividades cotidianas tienes la oportunidad de reciclar agua:

  • Coloca un balde limpio en la ducha y recoge el agua mientras aclimatas la temperatura. Utiliza esa agua para regar las plantas
  • Crea un sistema para recoger agua de lluvia. Puede ser tan sencillo como un tanque plástico con una malla fina para evitar que ingresen insectos
  • Guarda el agua de las pastas y el enjuague de vegetales y frutas para regar el jardín
  • Lava tu auto de manera más eficiente y amigable con el ambiente

Ecoportal.net

La Gran Epoca

http://www.lagranepoca.com

Estos artículos también podrían interesarte

Agrega un Comentario

Pulsa aquí para hacer un comentario

Busca en EcoPortal

TU APOYO ES IMPORTANTE!!!

Llamamiento

Posts más compartidos