Ecovida

Construye tu pozo negro ecológico en solo siete pasos

Si te apasiona la autoconstrucción y las viviendas naturales y te has puesto manos a la obra con una o si, por el motivo que sea, necesitas hacerte de un nuevo lugar hacia el que conducir las aguas negras, es más fácil de lo que crees y, además, puedes encontrar soluciones que, como tu vivienda, sean también más ecológicas. Te explicamos cómo fabricar tu pozo negro en solo siete pasos.

Cómo hacer un pozo negro ecológico

Elegir la ubicación.

Si tienes opción para elegir, asegúrate de que lo construyes en el lugar en que pueda estar más expuesto al sol porque de ello dependerá en buena parte la evapotranspiración. Busca también una zona en la que la ventilación esté garantizada y, muy importante, que esté lejos de cualquier conducción de agua.

Determinar el tamaño.

¿Cuántas personas viven en la casa? Será lo primero que tengas que hacer para determinar el tamaño. Calcula, de media, dos metros de ancho y uno de profundidad por residente.


Construcción de la cuenca.

Decidido lo anterior y cavado el espacio, el siguiente paso sería elegir el método de construcción de la cuenca que, siguiendo criterios de seguridad y sostenibilidad, podría ser el ferrocemento, que conjuga el hormigón con las mallas de alambre. Para las paredes, se recomienda aplicar una mezcla de dos partes de arena por una de agua; mientras que la proporción de arena sería de 3 a 1 en el caso del suelo, sobre el que también se puede tender una capa de hormigón si no es muy firme.


Cámara anaeróbica.

Una vez fijada e impermeabilizada la estructura habrá que dejar pasar tres días antes de construir la cámara para la digestión anaeróbica, para la que serán necesarios neumáticos usados y escombros de obra. Los primeros se colocarán uno tras otro, en fila, creando una canalización, como se ve en la imagen; mientras que los escombros, fundamentalmente trozos de ladrillo o azulejos, llenarán el resto del espacio hasta cubrir las ruedas. No olvides conectar la cámara de fermentación (los neumáticos) con el desagüe.


Coloca los conductos.

Acto seguido se fijarán tres conductos de unos cincuenta milímetros de diámetro para la colecta de muestras de agua para el análisis.


Capas de materiales.

Después de haber montado la cámara todavía quedarán al menos 45 centímetros por cubrir por debajo del nivel del suelo. La primera capa sobre los ladrillos y los neumáticos será de piedra, sobre la que se deberá tender un material impermeable que tape absolutamente todo el espacio para, justo encima, colocar arena y el suelo, de alrededor de diez centímetros la primera y de unos 25 el segundo.

Protección.

Antes de acabar, necesitarás un último paso para asegurarte de que el pozo no se ve afectado por la lluvia. Para ello, cúbrelo con abundante follaje de manera que quede incluso por encima del resto del terreno.

Con estos pasos, ya tendrás tu pozo negro. Es muy recomendable sembrar cerca algunas especies de hoja grande. Si, con el tiempo, ves que aparecen lombrices u otros organismos, no solo será señal de que todo marcha, sino que ayudarán a que lo haga todavía mejor.


Ecoportal.net

ecoeficientes.com.br

Estos artículos también podrían interesarte

Agrega un Comentario

Pulsa aquí para hacer un comentario

Busca en EcoPortal

TU APOYO ES IMPORTANTE!!!

Llamamiento

Posts más compartidos