Ecovida

MEDIO AMBIENTE Consejos para reducir el uso de plástico en la vida diaria

El plástico esta en todo y cuesta evitar usarlo. Sin embargo hay distintas formas de reducir la cantidad de polímeros que utilizamos en la vida diaria.

Evitar comprar botellas de bebidas pequeñas

Puede que no nos guste el sabor del agua que llega por la canilla, y entonces decidamos comprar agua embotellada. Casi todas las marcas disponibles vienen en botellas plásticas, pero la cantidad de plástico que se desecha puede reducirse si se compran botellas más grandes.

Evita comprar botellas pequeñas de agua, gaseosas o jugos, y compra -de ser posible- bidones de 6 litros, en caso del agua, o de 3 litros en caso de los refrescos y siempre depositarlos en contenedores apropiados de reciclaje.

No usemos sorbitos

Parecen inofensivos pero los sorbitos son un verdadero problema en el medio ambiente.

Miles de animales mueren intoxicados al tragar plástico en el océano y, mucho de lo que se ha encontrado en sus estómagos, son sorbitos que son confundidos por comida y tragados, causando intoxicación o asfixia.

Cualquier bebida en botella o lata se puede beber en vaso o sin sorbito… no es una misión imposible y está bueno renunciar a una pequeña comodidad si sabemos que contamina mucho.

Bolsas reusables, la mejor opción para cargar las compras

No hay que explicar mucho: utilizar bolsas de tela de plástico de larga duración para ir al supermercado y a la feria es la mejor opción para reducir la cantidad de bolsas desechables que consumimos.

Muchos supermercados ya incorporaron bolsas reutilizables para que los clientes puedan unirse a los esfuerzos por el medio ambiente.

Escoge embalajes con menos plástico

Algunos productos tienen demasiado plástico, más del que necesitan. Por eso es recomendable buscar aquellos cuyo empaquetado contenga más bien cartón o papel, que es reciclable y biodegradable, en envases de vidrio que se pueden usar en la cocina miles de veces más.

También hay otros que tienen plástico oxo-biodegradable, un polímero que se descompone a los pocos meses de haber sido fabricado, en contraposición al plástico tradicional que puede durar hasta 300 años en desintegrarse.

Sumado a lo anterior se puede reducir el uso de film plástico y papel aluminio, que pueden parecer inofensivos pero que contaminan en gran medida.

Compra más frutas y verduras frescas

A pesar de que nuestro país tiene una oferta de frutas y verduras todo el año, muchas personas optan por las opciones congeladas.

Comprar más frutas y verduras frescas -siempre usando bolsas reusables o biodegradables- que pueden congelarse en casa de ser necesario, ayuda a reducir el uso de embalaje plástico que tienen los congelados.

Reducir el consumo de productos desechables en general

Muchos de los productos que facilitan la vida han sido diseñados como descartables. Es importante tener en cuenta que todos estos tienen versiones reutilizables y cuyo impacto es significativamente menor.

Tal es el caso de las máquinas de afeitar descartables (o “prestobarbas”), que se pueden sustituir por las máquinas de metal clásicas que utilizan hoja de afeitar intercambiables, o bien por máquinas de afeitar eléctricas recargables.

Si el cambio nos parece radical, se puede optar por las prestobarbas con cabezas intercambiables. Al reutilizar muchas veces el mismo mango e intercambiar solamente un segmento plástico, la cantidad de polímeros liberados al medio ambiente es bastante menor.

Todos estos pequeños cambios afectaran nuestra vida muy poco, no tendremos que cambiar nuestro estilo de vida de forma drástica y estaremos ayudando a cuidar el medio ambiente.

Ecoportal.net

La Gran Epoca

http://www.lagranepoca.com/

Estos artículos también podrían interesarte

Agrega un Comentario

Pulsa aquí para hacer un comentario

Busca en EcoPortal

TU APOYO ES IMPORTANTE!!!

Llamamiento

Posts más compartidos