Ecovida Vida Consciente

Los científicos explican lo que le sucede a su cuerpo cuando come demasiado rápido

comer, alimentarse, comida, tragar, obesidad, adelgazar, dieta

“Las personas que comen lentamente tienen menos probabilidades de volverse obesas o desarrollar síndrome metabólico, un grupo de enfermedades cardíacas, diabetes y factores de riesgo de accidente cerebrovascular”. ~ The American Heart Association

¿Come demasiado rápido?

Hay una alta probabilidad de que comas a un ritmo poco saludable al menos una parte del tiempo. ¿Como sabemos? Porque la mayoría de nosotros, incluido el tuyo, estamos privados de tiempo (juego de palabras).

Hágase esta simple pregunta: “¿Cuántas veces durante la semana laboral promedio termino una comida en menos de 10 minutos?”

Si su respuesta es algo más que cero, es posible que desee considerar seriamente cambiar las cosas.

Porque resulta que comer demasiado rápido es muy perjudicial. Especialmente teniendo en cuenta lo que muchos estadounidenses (y algunos otros países occidentales) consideran una ‘comida’: algún combo lleno de grasa o un artículo de 99 centavos en la articulación local de comida rápida.

En este artículo, vamos a analizar qué le sucede a su cuerpo cuando come demasiado rápido. Al final, le daremos algunos consejos para desacelerar su alimentación.

¡Hagámoslo!

Síndrome metabólico

En el evento Scientific Sessions 2017 de la American Heart Association, los investigadores de la Universidad de Hiroshima en Japón presentaron la presentación principal. El tema: la relación entre la velocidad de comer y el síndrome metabólico.

El síndrome metabólico es un término médico general que abarca las siguientes condiciones:

– Aumento de la presión sanguínea

– Nivel alto de azúcar en la sangre

– Exceso de grasa corporal alrededor de la cintura

– Niveles anormales de colesterol o triglicéridos

Debido a que todos estos factores afectan la salud del corazón, el síndrome metabólico aumenta el riesgo de enfermedad cardíaca, accidente cerebrovascular y diabetes.

La investigación

Los científicos de la Universidad de Hiroshima dividieron a 1.083 hombres y mujeres, con una edad promedio de 51,2 años, en uno de tres grupos en función de su velocidad de alimentación autoinformada: lenta, normal o rápida.

Después de un período de observación de cinco años, los investigadores informaron el porcentaje de cada grupo que había desarrollado el síndrome metabólico:

– Comedores rápidos: 11.6%

– Comedores normales: 6.5%

– Slow comedores: 2.3%

Para poner estos números en perspectiva:

– Los comedores rápidos tienen casi el doble del riesgo de desarrollar síndrome metabólico que los comedores normales.

– Los comedores normales tienen casi el triple de riesgo de comedores lentos.

“Comer más despacio puede ser un cambio de estilo de vida crucial para ayudar a prevenir el síndrome metabólico”, dijo Takayuki Yamaji, M.D., autor del estudio y cardiólogo de la Universidad de Hiroshima en Japón. “Cuando las personas comen rápido, tienden a no sentirse llenas y es más probable que coman en exceso”. Comer rápido causa una mayor fluctuación de la glucosa, que puede conducir a la resistencia a la insulina. También creemos que nuestra investigación se aplicaría a la población de los EE. UU. ”

Obesidad

En un estudio publicado en The British Journal of Medicine de 3.287 adultos japoneses (1.122 hombres, 2.165 mujeres), los investigadores informaron lo siguiente:

– 571 (50.9%) hombres y 1265 (58.4%) mujeres informaron comer hasta que estuvieron llenos.

– El 45.6% de los hombres y el 36.3% de las mujeres informaron haber comido rápidamente.

– Las probabilidades de tener sobrepeso por comer hasta estar llenas fueron 200% más altas.

– Las probabilidades de tener sobrepeso para comer rápidamente fueron 184% más altas.

– Las probabilidades de tener sobrepeso con ambos comportamientos alimentarios (comer hasta estar lleno y comer rápido) fueron 313% más altos

Mayor aporte calórico

En un estudio publicado en el American Journal of Clinical Nutrition, las personas que comieron a un ritmo más lento ingirieron un 12% menos de calorías que aquellas que lo hicieron rápidamente.

Los investigadores del estudio concluyen que “las intervenciones destinadas a mejorar la actividad de masticación podrían convertirse en una herramienta útil para combatir la obesidad”.

Masticar más ayuda a digerir su comida. Su saliva contiene enzimas que aflojan la comida, lo que hace que sea más fácil de digerir.

Disminuye tu consumo de comida

Aquí hay ocho consejos excelentes para desacelerar su alimentación:

– Siéntate para comer en un ambiente tranquilo con mínimas distracciones.

– Coma alimentos altos en fibra que toman más tiempo para masticar, como frutas y verduras frescas.

– Deja tus utensilios entre las picaduras.

– Intente establecer un número mínimo de masticables por bocado. Esto puede parecer extraño al principio, pero inténtalo.

– Sirve tu comida en platos más pequeños.

– Use utensilios de comer más pequeños.

– Si comienzas a apresurarte para terminar tu comida, baja tus utensilios y respira cinco veces.

– Reserve tiempo para comer: al menos 20-30 minutos para cada comida, y preferiblemente incluso más tiempo para la cena.

– No solo comas “cada vez que lo hagas” o trátalo como un inconveniente. Es más probable que apresures comer de esta manera.

Artículo original (en inglés)

Fuentes:

http://ajcn.nutrition.org/content/94/3/709.full
http://www.bmj.com/content/337/bmj.a2002
http://www.foodtalk.com.au/contents/en-us/d66_how-to-slow-down-fast-speed-eating.html
https://newsroom.heart.org/news/gobbling-your-food-may-harm-your-waistline-and-heart?preview=ff29

All About Eating Slowly


https://www.theguardian.com/lifeandstyle/2017/nov/20/is-eating-food-too-quickly-bad-for-health
https://www.webmd.com/diet/obesity/features/slow-down-you-eat-too-fast#1

Estos artículos también podrían interesarte

Agrega un Comentario

Pulsa aquí para hacer un comentario

Busca en EcoPortal

TU APOYO ES IMPORTANTE!!!

Llamamiento

Posts más compartidos