Un mundo torturado

Desde la primera conferencia sobre el medio ambiente de Naciones Unidas en Estocolmo (1972) han sido más de trescientos los acuerdos firmados para reparar y optimizar los recursos de una manera sostenible. A pesar de todo, los Estados siguen prefiriendo invertir en las energías tradicionales más que hacer un gasto en reestructuraciones para poder utilizar energías limpias como la solar o la eólica.