Imagina que Hay una Guerra y No Vamos Nadie

Lo vimos en Irak. Guerra por petróleo. Soldados carne de cañón. Protagonistas principales. Directores en bunkers, palacios presidenciales y despachos corporativos. No quise entrar en esta película. Aprender a matar y por lo visto, a humillar, torturar y someter. Sin preguntar. Sin derecho a cuestionarse nada. Sin sentimientos.