La Justicia declaró a la orangutana del zoo porteño “sujeto no humano”: podrá vivir en libertad

Veinte años vivió en el zoo de Palermo. Se llama Sandra y es la orangutana de Sumatra que pasó dos décadas encerrada para entretener a los niños, pero que ahora recuperará su libertad. En un fallo descomunal a nivel mundial, la Sala II de la Cámara de Casación Penal le concedió un hábeas corpus y resolvió, por unanimidad, que gozará de derechos básicos tras ser declarada "sujeto no humano".