Electrosmog: una contaminación invisible pero omnipresente

Ese océano multi-frecuencias que nos baña de manera permanente es esencialmente causado por la actividad humana y va desde las Bajas Frecuencias (entre 0 y 100kHz: líneas de alta tensión, en el exterior, instalaciones domésticas y toda la panacea de aparatos eléctricos que nos rodean al interior) a las Altas Frecuencias (entre 100kHz y 300GHz: principalmente la telefonía celular, los satélites de comunicación, radares, horno microondas, Wi Fi, Wimax, etc.).

Los peligros de las antenas y de las líneas eléctricas

La civilización actual es generadora de una amplia gama de campos electromagnéticos, que van desde los de alta frecuencia como antenas de radio y televisión, radar, microondas, telefonía celular, hasta los de muy baja frecuencia como las líneas de alta tensión, pantallas de ordenadores, redes eléctricas, etc. En ocasiones nos decimos que cada vez somos más propensos a ciertas enfermedades, que antes no nos salían tantas manchas en el cuerpo, que nos acatarrábamos menos, que la raza era mas "fuerte". En realidad nuestro progreso lleva alrededor un sinfín de cambios, pequeños en muchos casos, pero que la naturaleza percibe y que nos afectan en mayor o menor grado.