Grecia, Irlanda, Portugal: ¿Por qué son odiosos los acuerdos firmados con la «Troica» (UE, BCE y FMI)?

No hay ninguna duda de que las condicionalidades impuestas por la Troica violan de forma manifiesta la Carta de las Naciones Unidas. Los gobiernos de Grecia, Irlanda y Portugal deberian romper los acuerdos con la Troica, suspender de forma inmediata el reembolso de su deuda y poner en marcha unas auditorías con participación ciudadana que deberán determinar la parte ilegítima de la deuda, la que debe ser anulada incondicionalmente y se deben tomar medidas complementarias y esenciales puesto que la anulación de deudas ilegítimas, si bien es necesaria, no es suficiente si la lógica del sistema permanece intacta.