Semillas, multinacionales y movimientos sociales

El aviso urgente que hay que dar a los movimientos de resistencias en esta guerra de las semillas, y ante una situación tan grave como la aquí descrita es que, mientras las entidades aquí mencionadas (CIFAES, Universidad Rural Paolo Freire y Tejiendo Redes), con contratos y compromisos con las fundaciones ligadas a Monsanto, Gates y Nestlé, vía AVINA y Ashoka, no se desliguen pública e inequívocamente de estas alianza aquí demostradas, digo que los movimientos sociales no colaboren con ellas; especialmente en proyectos que tienen que ver con las tareas de recuperación de semillas o construcción de bancos comunitarios “in situ”. El principio de precaución aconseja esta desconfianza: “hay que detener el robo de las semillas”.

Robo de agua

Siento mucha motivación para seguir escribiendo sobre el tema agua. En varios Foros, donde he participado últimamente, comprobé el interés en aumento que vimos en mucha gente. Es muy auspicioso que tomemos conciencia de algo tan fundamental para la Vida.