África

¿Qué es lo que está matando a estos tiburones blancos encontrados en Sudáfrica?

Cuatro tiburones blancos fueron hallados muertos en las costas de Sudáfrica en condiciones impresionantes, gracias a una batalla sin precedentes entre titanes del mar

Cuatro tiburones blancos fueron hallados sin vida recientemente en las costas de Sudáfrica, sorprendiendo a propios y extraños con lo inusual de su muerte, anunció Dailystar.

Tres de los escualos fueron arrojados a la playa de Gansbaai, cerca de Ciudad del Cabo, el mes pasado. De los tres ejemplares de gran tamaño, uno de ellos pesaba una tonelada y medía apróximadamente unos 15 pies (casi 5 metros) de longitud.

Los cuerpos de los tiburones, incluyendo al gigante, yacían sobre la arena de la popular playa turística con enormes agujeros a los costados. Tres playas cerca de Magaluf y Palma tuvieron que ser cerradas por esta razón, afirma la publicación británica.

En los cuerpos se observó un gran agujero entre las aletas pectorales, desde donde fueron desgarradas para revelar su cavidad corporal y la ausencia de sus grandes hígados.

Cuatro días después, fue encontrado un cuarto tiburón cerca de Danger Point en condiciones similares.

La bióloga Alison Towner, de Marine Dynamics, que se dedica al estudio de la fauna marina, dijo: “Nunca hemos visto algo como esto antes en las muertes de los grandes tiburones blancos”, según los informes del diario.

 

¿Qué había pasado con estos depredadores marinos tan temidos?

Ante este suceso tan desconcertante, las pistas apuntaban hacia una clara explicación.

Los turistas de esta región suelen salir a bucear para ver tiburones desde una jaula. Sin embargo, notaron que el número de escualos había estado disminuyendo.

Este descenso en la población de tiburones coincidía con el avistamiento de orcas en los alrededores. Por lo que todas las pistas eran suficientes para creer que ellas fueron las responsables y todo apunta a una batalla campal  entre estos monstruos marinos tan temidos.

Tras los estudios realizados por el Departamento de Asuntos Medioambientales, Alison Towner explicó que los ataques fueron ocasionados por una o varias orcas, de cuerdo con informes de la BBC.

De hecho, las culpables parecen estar bien identificadas e incluso bautizadas como “Puerto” y “Estribor”, debido a la inclinación de sus aletas dorsales, explica la página de noticias.

En efecto, los tiburones temen a las orcas con sobrada razón, ya que estas ballenas asesinas, conocidas como “lobos de mar”, “son el único depredador conocido del Gran Blanco y son cazadores extremadamente inteligentes y especializados que también se alimentan de focas y delfines y tortugas y calamares”, revela Dailystar.

Al parecer las orcas arrancaron sus hígados ricos en nutrientes durante una sangrienta batalla.

“La naturaleza puede ser tan cruel, pero la destreza con la que estas ballenas son capaces es impresionante”, expresó Towner.

Ecoportal.net

La Gran Epoca

https://www.lagranepoca.com/

Estos artículos también podrían interesarte

Agrega un Comentario

Pulsa aquí para hacer un comentario