Argentina

Aseguran que el volcán Copahue puede vigilarse con ecodrones

Últimamente se ha potencializado el uso de ecodrones para diferentes tareas de corte civil, como la identificación del patrimonio arqueológico, la prevención de desastres naturales, zonas de riesgo, la vigilancia de costas y el control de volcanes.

Por Norberto Ovando

Científicos de diferentes partes del mundo están advirtiendo sobre el  crecimiento de la actividad volcánica y los vehículos aéreos no tripulados, más conocidos como Drones, (en español se les conoce como VANT-Vehículo Aéreo No Tripulado), han adquirido una gran importancia para el monitoreo ambiental y la detección volcánica.

Ecodrones

Estos vehículos aéreos por su física, configuración mecánica y electrónica son capaces de desarrollar una multiplicidad de tareas. Se los provee de equipo electrónico como DGPS (sistema de posicionamiento diferencial global), altímetro, brújula, giroscopio, sistema telemétrico de comunicación, cámara de video digitales de alta resolución que transmiten imágenes y datos en tiempo real  y cámaras térmicas o infrarrojas según el rubro que realicen.

Los ecodrones tienen la virtud de aportar grandes beneficios hacia el medio ambiente, volando velozmente sobre ecosistemas protegidos, zonas inundadas, áreas con caída de cenizas, pueden medir la contaminación del aire y grabar durante una erupción volcánica.

Exploración de volcanes

En lugares de alto riesgo dotado de la tecnología adecuada, los ecodrones llevan instrumentos eficientes y seguros para observar y evaluar el comportamiento de la actividad volcánica. La captura detallada de imágenes y vídeos, permite trazar mapas termales de las cumbres y reunir los datos adicionales que se requieran para cada oportunidad, recorre los movimientos de los ríos de lava, mide y compara concentraciones de sustancias en el aire, etc., verifica los humos y residuos que el volcán lanza a la atmósfera, aportando gran cantidad de información en pocas horas de vuelo.

Los ecodrones ante situaciones de peligro pueden moverse rápidamente de una a otra posición y dejar la zona de peligro en segundos, sí es necesario.

Costa Rica

 Un equipo de investigadores de la NASA desplegó tres Drones de apenas dos kilos de peso y un metro de envergadura con instrumentos especiales por encima de la nube de dióxido de azufre nocivo del volcán Turrialba uno de los más activo cerca de San José, capital de Costa Rica.

Los científicos creen que los datos obtenidos sobre la intensidad y el carácter de la actividad volcánica situada cerca de la ventilación del cráter, conocer la altura de las concentraciones de ceniza y gas (por ejemplo, el dióxido de azufre volcánico o “VOG”), y las temperaturas durante una erupción contribuirán a mejorar la vida para las personas que viven cerca de los volcanes.

México

El vulcanólogo integrante del Comité Científico Asesor para el Volcán de Fuego de Colima, Mauricio Bretón González manifestó la posibilidad de usar ecodrones para la vigilancia volcánica, sobre todo en un volcán como el de Colima y aseveró que “El volcán de Fuego de Colima, el más activo y el más explosivo que tenemos en el país, nos obliga a buscar nuevos métodos para la vigilancia”.

Las primeras pruebas se realizaron con un hexacóptero capaz de volar a más de 4 mil metros de altura desde el Parque Nacional Nevado de Colima, donde se ubica una estación de monitoreo del Observatorio Vulcanológico de la Universidad de Colima.

“Esta es la primera vez que lo estamos haciendo en Colima y esperamos que nos sirva de referencia para otros volcanes y para otros peligros que puedan ser utilizables los ecodrones”, especificó Bretón González.

Isla de Sumatra

El Centro de Desarrollo de Investigación y Tecnología en Volcanes (BPPTK) de Indonesia está usando ecodrones para monitorear la actividad del Volcán Sinabung, en la isla de Sumatra.

El Sinabung es uno de los aproximadamente 130 volcanes activos del país, ubicado a lo largo del llamado Círculo de Fuego, un cinturón volcánico a las márgenes del Océano Pacífico, al cual también pertenece el Volcán Copahue.

En cada erupción, este volcán que lleva latente 400 años, pero que despertó en 2010/13 y 14, emite ríos de lava y gases que bajan por la ladera de la montaña, mientras del cráter emanan piedras y ceniza, dejando a su paso víctimas humanas y por eso es importante ampliar con esta tecnología la vigilancia de la montaña, dicen los científicos.

Videos de la erupción de los volcanes Bardarbunga en Islandia y del Monte Yasur, en la Isla de Tanna, en Vanatu en el Pacífico, ambos en actividad, grabados con Ecodrones Phantom 2 provistos con una cámara GoPro.

  

Conclusión

El estudio de los volcanes desde el aire puede ser un trabajo peligroso, tanto para los investigadores como para las aeronaves, por eso introducir los ecodrones para el estudio y vigilancia de los volcanes son una forma nueva y eficaz para reunir datos cruciales sobre la ceniza volcánica y los gases que emiten.

Ecoportal.net

Diario Andino

http://www.diarioandino.com.ar/

Estos artículos también podrían interesarte

Agrega un Comentario

Pulsa aquí para hacer un comentario