Argentina Calefacción

Desarrollan un sistema de calefacción sustentable para viviendas rurales

Compártelo en tus redes

Las bajas temperaturas que se registran en el país y el aumento de la tarifa del gas crean un conflicto que origina una inmensa injusticia y desigualdad, fundamentalmente en los sectores rurales de nuestro país. Atendiendo a esta realidad, investigadores de la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la Universidad Nacional de La Plata están desarrollando un prototipo para calefaccionar viviendas rurales basado en el uso de las energías renovables.

Graciela Viegas, directora del Proyecto comentó a la prensa que “existen problemas históricos relacionados con la inversión destinada a mejorar el hábitat socioproductivo en terrenos donde los agricultores sólo son arrendatarios, lo que contribuye a que sus inversiones con respecto a ese terreno sean transitorias. El desarrollo que estamos haciendo busca mejorar la climatización en la vivienda rural y además en los espacios productivos agropecuarios, como las parideras porcinas y los criaderos de pollos, que actualmente usan energía convencional con infraestructura de baja eficiencia y un grado importante de contaminación que es además muy costoso”

El Instituto de Investigación y Políticas del Ambiente Construido (IIPAC) trabaja desde hace más de una década con agricultores familiares del gran cordón hortícola platense, uno de los más grandes e importantes del país. Este estudio de campo les ha permitido a los investigadores conocer de primera mano las principales dificultades que la familia rural tiene con respecto a la calefacción en temporada invernal.

El proyecto que desarrolla la UNLP se basa en la incorporación de la energía solar para climatizar, de esta manera se evitan las emisiones contaminantes, y se puede usar tanto en forma familiar como productiva, gracias a un sistema muy sencillo de construcción de montaje y desmontaje del sistema de calefacción, que permite que pueda ser relocalizado, de esta manera se puede trasladar. Juan Jodra, ingeniero del IIPAC lo explica de esta manera: “Se trata de sistemas modulares, constituidos por acumuladores/amortiguadores térmicos, conformados por bloques premoldeados de hormigón y tubos de agua estanca de gran capacidad térmica“.

Los equipos se colocan en los espacios cercanos a ventanas o vidrios por donde ingresa la radiación solar, absorben energía radiante y aportan energía térmica permitiendo sostener una temperatura de base para la climatización sustituyendo la energía fósil o reduciendo sustantivamente su uso”, puntualizó.


El  desarrollo conlleva un original sistema que funciona  “por una masa de acumulación térmica pesada, sólida, conformada por los bloques de cemento u hormigón con capacidades caloríficas menores (calor específico del hormigón 0.25 kcal/kg°C), y con retardo térmico significativo y otra líquida, utilizando agua envainada en múltiples tubos plásticos u equivalentes, que permiten a partir de su mayor capacidad calorífica, aumentar la energía captada en el mismo tiempo de exposición a la radiación solar (calor específico del agua 1kcal/kg°C)”, explica Jodra, quien agrega que el “los bloques premoldeados de cemento u hormigón brindan parte de la acumulación de calor y capacidad de retardo; mientras que el agua cuadriplica la capacidad de carga con una relación de retardo muy inferior, entregando calor en forma mediata”

Los investigadores de la UNLP, gracias a su trabajo de campo con los agricultores familiares, usaron materiales que están disponibles en cualquier corralón, y que son económicos. El sistema permite ahorrar energía y fundamentalmente, evitar el uso de gas, un combustible fósil no renovable. 

Ecoportal.net

El Federal

http://www.elfederal.com.ar/

Compártelo en tus redes
Suscríbete a nuestro boletín semanal de noticias
También podrían interesarte

Agrega un Comentario

Pulsa aquí para hacer un comentario

Apoya nuestro trabajo

Boletín de noticias

Envío semanal de noticias de EcoPortal por correo electrónico