Argentina

Explotación petrolera en el Parque Nacional Calilegua

El pueblo de Calilegua reclama y se opone a las nuevas explotaciones petroleras dentro del Parque Nacional que se realizan con el consentimiento del gobierno provincial y que contaminan aún más sobre los pasivos nunca remediados.

Por RENACE

Los trabajadores del Parque Nacional Calilegua, denunciaron esta situación y la impunidad con que se maneja el gobierno de la provincia, haciendo caso omiso a las presentaciones judiciales y otras medidas preventivas que se adoptaron. Los guardaparques señalaron que estas actividades son impulsadas por el gobierno nacional, administradas por el gobierno provincial a través del Jemse (empresa estatal asociada a una empresa china) que pretende perforar nuevos pozos petroleros, otros pozos para la inyección del agua contaminada que resulta de la separación del crudo para separar gas/petróleo.

La actividad ilegal del petróleo se realiza dentro del Parque Nacional Calilegua y contamina arroyos y cursos de agua que luego son consumidos por la comunidad de Caimancito y Yuto. Los trabajadores del Parque Nacional han denunciado a las autoridades de la Administración de Parques Nacionales (APN) ante la Fiscalía de Administrativa de Investigaciones en Expediente Nº 30368/1713, por permitir un proyecto ilegal dentro del parque. Han aportado a la causa evidencias técnicas en la forma de análisis en laboratorios universitarios que certifican la contaminación del arroyo Yuto y el arroyo Sauzalito. Asimismo, indican que la contaminación de las napas de agua en profundidad es reconocida en un informe técnico de la misma empresa petrolera, como declaración jurada.

La APN se ha constituido como querellante a través de la Dirección de Asuntos Jurídicos, para intervenir en la causa en la que se investiga el impacto ambiental provocado por las aguas surgentes del pozo petrolero “E-3” en la zona del Arroyo Yuto, fuera de la jurisdicción del Parque Nacional Calilegua. el Directorio de APN informó sobre los procesos judiciales para determinar la supuesta infracción a la ley 24.051 de Residuos peligrosos, que tramita en el Juzgado Federal de Primera instancia de San Salvador de Jujuy. Y el 24 de octubre ppdo APN comunicó a la Secretaría de Minería e Hidrocarburos de la Provincia de Jujuy el rechazo a la propuesta presentada por las empresas que explotan el yacimiento petrolero Caimancito, por resultar inapropiada de acuerdo a la Ley 22.351, de Parques Nacionales y a la Ley General del Ambiente y de Explotación de Hidrocarburos.

La Asociacion Trabajadores del Estado eN APN Calilegua denuncia esta semana que existiría un proyecto para desafectar la zona petrolera del parque y aprobar la continuidad de la extracción en el Yacimiento Caimancito sin ningún control ni restricción. Señalan en su comunicado que el 24 de enero de 2014, Carlos Corvalán, presidente de APN, admitió un proyecto de perforación de pozos petroleros en el Parque Nacional Calilegua, autorizando a la empresa JHP, de capitales chinos, a presentar el Estudio de Impacto Ambiental, a sabiendas que la actividad hidrocarburífera es contraria a la ley en territorios bajo jurisdicción de la APN (ley 22.351).

Añaden que APN acompaña el proyecto de Desafectación – eufemísticamente llamado “Rediseño del Área Protegida”- bajo una estrategia consensuada de que APN “defienda duramente” el Área Protegida, y que el Gobierno de Jujuy, en “defensa del desarrollo de la provincia”, “se vea obligado” a requerir la Desafectación del Parque Nacional ante el Congreso, donde Nación y Provincia cuentan con mayoría necesaria para concretar la maniobra.

Junto con autoridades de la Iglesia Católica jujeña, (Comisión Episcopal de Pastoral Aborigen, Obispo Cesar Daniel Fernández) los Vecinos Autoconvocados presentaron un petitorio al gobernador Eduardo Fellner en el cual solicitan la remediación de las aguas contaminadas en Yuto, Caimancito, el propio Parque Nacional Calilegua, además del cese de la explotación del Yacimiento Petrolero Caimancito. La presentación va acompañada por 1500 firmas de San Salvador de Jujuy. El Gobierno de Jujuy había recientemente prorrogado por 20 años más la concesión en favor de la empresa JHP, autorizándola a perforar nuevos pozos petroleros, pero sin establecer planes de manejo ambiental ni de remediación de los pasivos ambientales existentes.

Otros actores en este caso son el diputado nacional Mario Fiad, los legisladores provinciales Pablo Baca y Manuela Cabello y la Fundación Pámpanos, que presentaron un recurso de apelación ante la Justicia Federal de Jujuy para que intervenga e investigue las consecuencias de esa explotación petrolera, obteniendo una disposición en ese sentido de parte de la Cámara Federal de Salta. Los funcionarios y la Fundación habían iniciado una demanda ante el Juez Federal Mariano Cardozo para que detenga la explotación petrolera y se expida sobre el pasivo ambiental en Calilegua. Cardozo rechazó el recurso de amparo, pero ahora, ante el dictámen de la Cámara, deberá realizar las investigaciones pertinentes y resolver el asunto de fondo, entendiendo en su texto que el Parque Nacional es además, reserva estricta. El propio presidente de la Comisión de Ecología y Medio Ambiente de la Legislatura de Jujuy, indicó que esa explotación petrolera está prohibida por las leyes vigentes.

El yacimiento petrolero Caimancito se comenzó a explotar en 1969, ocupando 5.700ha. En 1979 la empresa Ledesma donó 76.000 hectáreas para la creación del Parque Nacional Calilegua, área que incluía el sector del yacimiento petrolero, por lo cual, el conflicto ambiental de uso de suelos pasó a la APN, y allí quedó. Con esta vuelta que ha tenido el caso, el gobierno provincial parece descubrir ahora que está obligado a aplicar un plan de remediación ambiental, y a gestionar el cierre del Pozo Caimancito.

El Parque Nacional Calilegua fue creado con el fin de preservar un área representativa de la selva tucumano-oranense, conocida como “yungas”, y constituye el ambiente de mayor biodiversidad del país junto con la selva paranaense, en Misiones.

Es el único parque nacional de la provincia de Jujuy y el área protegida más grande de la Argentina dedicado a la conservación de las selvas tropicales de montaña. El acceso es gratuito. Se trata del corredor ambiental de mayor importancia del Noroeste Argentino, la última zona de conectividad entre los sectores Norte y Centro de Selva de Yungas y el Chaco, particularmente rica en biodiversidad.

Ecoportal.net

RENACE

Estos artículos también podrían interesarte

Agrega un Comentario

Pulsa aquí para hacer un comentario

Busca en EcoPortal

Te invito

TU APOYO ES IMPORTANTE!!!

Posts más compartidos