Argentina

Los disparates van a la basura

El gobierno porteño anunció que retira los proyectos de ley para desafectar siete hectáreas de ese pulmón verde. Lo hizo en una reunión de comisión a la que asistieron una multitud de vecinos y organizaciones ambientalistas. Después de la avalancha de protestas de vecinos y organizaciones ambientalistas, el gobierno de Mauricio Macri decidió retirar de la Legislatura porteña los proyectos que proponían destinar siete hectáreas de la Reserva Ecológica a un depósito de camiones recolectores de basura. El anuncio se hizo en medio de la Comisión de Medio Ambiente, convocada para tratar esos proyectos, ante la presencia de numerosos manifestantes que asistieron a la sesión pese a que se celebró dos horas antes del partido Argentina-Suiza, que paralizó al país.

Uno de los proyectos había sido presentado el 10 de junio último, llamativamente un día después de que el propio Macri anunciara su ambicioso programa Ciudad Verde, que incluiría la construcción de 12 grandes parques y 78 nuevas plazas. Los proyectos restaban espacios verdes en lugar de sumarlos.

La propuesta del PRO impulsaba desafectar cinco hectáreas del pulmón verde ubicado junto al Río de la Plata para destinarlas a una “base primaria de recolección de residuos”, que no es otra cosa que un depósito de camiones y de basura. Tres días después –el 13 de junio–, otra iniciativa proponía quitarle a la Reserva otras 2,5 hectáreas para el mismo fin. Los proyectos también avanzaban sobre otros espacios verdes, como el Parque Avellaneda, al que se proponía quitarle 2,5 hectáreas, siempre con la finalidad de usarlos para actividades de higiene urbana.

“Macri tuvo que recular. Este es un logro de todos los que rechazamos estos atropellos anti verdes”, dijo el diputado Alejandro Bodart (MST), uno de los denunciantes de los proyectos del PRO. “El gobierno retrocedió porque los proyectos eran indefendibles. Asistió mucha gente a la reunión, pese a que se convocó el mismo día en que jugaba Argentina”, destacó Enrique Viale, de la Asociación de Abogados Ambientalistas. Según el letrado, las propuestas violaban el artículo 27 de la Constitución de la Ciudad, por el cual el Estado debe promover “la preservación e incremento de los espacios verdes”.

La llamada Reserva Costanera Sur está incluida desde 2005 en la Lista Ramsar de Humedales de Importancia Internacional, lo que le otorga un alto grado de protección: la Ciudad y la Nación están obligados a cuidarla y evitar cualquier tipo de daño, como hubiera implicado la construcción de una playa de estacionamiento. Un humedal es un ecosistema híbrido entre el terrestre y el acuático, que cumple funciones fundamentales, como la regulación del ciclo hídrico, la estabilización del clima, la mitigación de los cambios climáticos globales y la conservación de la biodiversidad, además de poseer valores turísticos y recreativos. El espacio de la Reserva Ecológica que resultaba afectado es el ubicado entre las proyecciones de las calles Estados Unidos y Carlos Calvo.

Los proyectos llevaban la firma de Macri; el ministro de Ambiente, Edgardo Cenzón; su par de Desarrollo Urbano, Daniel Chain, y el jefe de Gabinete, Horacio Rodríguez Larreta. El anuncio de su retiro fue realizado por el subsecretario de Higiene Urbana, Mariano Campos. También se dejó sin efecto la iniciativa que afectaba un sector del Parque Avellaneda.

Pese al anuncio, las organizaciones ambientalistas Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN), Greenpeace, Amigos de la Tierra y Aves Argentinas leyeron un duro documento en el que reafirmaron la “defensa de la Reserva Ecológica como área protegida por convenios internacionales”.

Campos anunció que el gobierno presentará un nuevo proyecto, en el que mantendrán las otras propuestas realizadas. Entre ellas, la afectación de un predio ubicado detrás del Autódromo, sobre la avenida 27 de Febrero, ribereña del Riachuelo, y un predio bajo la autopista AU7 Héctor Cámpora, desde la avenida 27 de Febrero hasta Coronel Roca.

En todos los casos, la finalidad de la desafectación es “instalar y operar una base de recolección de residuos sólidos urbanos”. Esa base no es más que “un depósito de vehículos livianos y pesados, maquinarias y enseres destinados a la guarda, mantenimiento y limpieza de los vehículos utilizados para realizar el servicio de recolección de residuos”. También se permitiría allí “el almacenamiento del material recuperado final que, en razón de sus características voluminosas, necesite un acopio mayor debido a que no pueda ser compactado”. Lo que equivalía a un basural.

“Es asombroso el doble discurso de Macri que, en una misma semana anuncia un plan verde y el cercenamiento de la Reserva”, lamentó la legisladora Virginia González Gass (PSA). Los opositores a la medida, al final, se mostraron satisfechos, aunque advirtieron sobre la necesidad de estar “alertas ante las políticas del macrismo”. Ecoportal.net

Página 12

http://www.pagina12.com.ar/

Estos artículos también podrían interesarte

Agrega un Comentario

Pulsa aquí para hacer un comentario

Busca en EcoPortal

Te invito

TU APOYO ES IMPORTANTE!!!

Posts más compartidos