Artico

El caliente Ártico atrae delfines, nuevo menú de osos polares

El calentamiento del Ártico está cambiando significativamente no sólo el ecosistema, sino también las relaciones entre las especies. Un grupo de científicos presentaron las primeras imágenes que por primera vez evidencian a un oso polar comiendo delfines. Esto ocurrió en un pequeño fiordo en Svalbard, Noruega, parte del  alto Ártico.

Por Anastasia Gubin

El estudio publicado el 1 de junio "Delfines de pico blanco atrapados en el hielo y comido por los osos polares", liderado por el científico Jon Aars, del Instituto Polar Noruego, describe a un oso polar con 2 delfines de pico blanco -Lagenorhynchus albirostris- el 23 de abril de 2014, y otro oso comiendo un delfín el 2 de julio, del mismo año, algo nunca visto en el pasado.

Los autores citan que el oso polar -Ursus maritimus- es una de las especies que se anticipa se verá muy reducida, especialmente, en la zona del Mar de Barents y Svalbard, aunque los cadáveres de delfín atrapados en la zona, podrían ser una solución a la falta de su alimento habitual.

Estos osos polares habitan en zonas árticas, donde antes normalmente se alimentaban de la anillada -Pusa hispida- y focas barbudas – Erignathus barbatus.

Según la disponibilidad se alimentan también de otras especies. Entre ellas siete especies de ballenas son parte de su menú, y ahora por primera vez se los ve comer el delfín de pico blanco ( Lagenorhynchus albirostris ), una especie de ballena usualmente encontrado en las zonas de aguas subárticas y con menor frecuencia en las áreas del hielo marino, según estudios de Reeves de 1999, citados por Jon Aars.


Svalbard, donde se hicieron las observaciones, consiste un grupo de islas en la parte noruega de la zona del Mar de Barents. Una rama de la Corriente oceánica del Atlántico Norte se extiende al norte a lo largo de la costa oeste de Spitsbergen, la mayor de las islas del archipiélago, y trae agua más caliente desde el sur.

A medida que las temperaturas se han visto ascender en el agua en la zona del noroeste de  Svalbard, también por otro lado se ha visto una reciente disminución de la cubierta de hielo marino del verano, que llega a ser de un 14% en la zona del Mar de Barents, cita el autor.

“El 23 de abril de 2014, nos encontramos con un macho de oso polar adulto con el cadáver de un delfín de pico blanco en Raudfjorden, a los 79 ° 45’1 “N y 11 ° 56’28”, relataron en su investigación. El cuerpo de uno de los delfines (denominado A) estaba en el mar de hielo cerca de 5 metros de la orilla. Otro ( B) estaba muerto a unos 50 metros más al sur y 5 metros de la orilla.

El delfìn A estaba en un agujero de unos 60 por 75 cm de diámetro, cubierto de agua nieve hielo. El hielo marino que lo rodeaba era de unos 20 centímetros de espesor. Este fue el único lugar en el fiordo sin hielo sólido, y que parecía ser un agujero que sirvió de respiración para los delfines. Los investigadores creen que el oso polar atrapó a ambos delfines en el agujerol Al segundo delfín (B) lo trasladó y luego de comerse la capa de grasa, lo cubrió con hielo.

Luego de inmovilizar al oso polar para su estudio, por su desgaste dental, el equipo de Aars estimó que tenía una edad de unos 16 a 20 años y estaba extremadamente flaco.

“Con las costillas claramente visibles, el oso era muy flaco. La figura muestra también que el oso tenía un vientre muy completo, que refleja una reciente gran cantidad de comida, probablemente mucho del delfín B y partes del delfín A. El macho estaba en el proceso de cubrir un delfín con la nieve. Esto podría disminuir la probabilidad de que otros osos, zorros o las gaviotas limpien los restos”, agregó.

La presencia de los delfines probablemente se debió a la falta de hielo. Los fiordos y alrededor de la costa del norte de Spitsbergen, son un área normalmente cubierta por el hielo anual, pero en el invierno 2013/14, estaban libres de hielo. Se postula que algunos delfines de pico blanco, incluidos los dos que se encontraron muertos quedaron atrapados por asfixia, luego que fuertes vientos movilizaron los hielos.

Los registros de avistamientos de delfines en Svalbard, indican grupos de hasta 200 unidades, con un promedio de seis, esencialmente en los meses de verano. En el mes de abril de 2014, se anotaron siete cadáveres de delfines reportados en la zona cercana a las imágenes del oso con los dos delfines muertos.

El 2 de julio, se sacó una foto de “un oso polar adulto alimentándose de los restos de un delfín de pico blanco en Raudfjorden. “El delfín se presume que es un miembro del mismo grupo de los delfines comidos por el oso en abril”.

“Un aumento de los delfines de pico blanco en las zonas donde se desplaza el hielo del mar hacia el norte puede, dado el tamaño considerable de estos animales, ofrecer, una nueva presa o fuente de alimento de carroña a los osos, en un ambiente donde el acceso a las focas anilladas y focas barbudas pueden disminuir en el futuro”, concluyó el autor del estudio.

Respecto a las otras ballenas que el oso polar algunas veces se alimenta, están las pequeñas ballenas blancas belugas  (Delphinapterus leucas ) y las narvales ( Monodon Monoceros ). Estas son cazadas por los osos en algunas circunstancias, en cambio las restantes son bastante grandes para ser presa, pero también son alimento de los osos polares: la Balaena mysticetus, de Groenlandia, que se adaptó al Ártico y el hielo marino; la ballena de aleta (Balaenoptera physalus ), la ballena gris ( Eschrichtius robustus ), ballena minke ( Balaenoptera acutorostrata ) y el cachalote ( Physeter macrocephalus ). Estas últimas son frecuentes en las zonas árticas, pero no son realmente especies de esta zona.

Ecoportal.net

La Gran Epoca

https://www.lagranepoca.com

Estos artículos también podrían interesarte

Agrega un Comentario

Pulsa aquí para hacer un comentario

Busca en EcoPortal

TU APOYO ES IMPORTANTE!!!

Llamamiento

Posts más compartidos