Asia

El cuarto lago más grande del mundo se esfumó y se convirtió en un desierto tóxico

Bastaron solo 40 años de acción humana para acabar con una de las maravillas del mundo, el cuarto lago mas grande del mundo ha llegado a su fin.

De los 60.000 kilómetros cuadrados de agua, con una profundidad de hasta 40 metros, ahora solo quedan recuerdos, porque en la actualidad sólo el 10% del agua está presente en lo que antes fue un enorme lago.

El 90% restante se ha evaporado y desaparecido.

En la década de 1960, la Unión Soviética llevó a cabo un importante proyecto de desviación de agua en las llanuras áridas de Kazakstán, Uzbekistán y Turkmenistán.

De dos grandes ríos de la región, alimentados principalmente por el deshielo y las precipitaciones en las alejadas montañas, fueron utilizados para transformar el desierto y dejarlo útil para granjas de algodón y otros cultivos.

El lago que hicieron, conocido como el Mar de Aral, fue en algún momento el cuarto más grande del mundo.


Así se veía el lago en el año 2000, según la imagen satelital de la NASA. El contorno negro muestra el tamaño del mar en 1960.

Los dos ríos más grandes de Asia solían alimentar al mar de Aral: uno -el Sir Daria- desde el norte, el otro –el Amu Daria- desde el sur.

Lo sorprendente es que en tan solo 40 años, uno de los lagos más grandes del mundo, se secara casi por completo.

El Mar de Aral desaparece, el cuarto lago más grande del mundo ha llegado a su fin

Los ríos que alimentaban al Mar de Aral, también eran una fuente de irrigación para la industria de algodón de la Unión Soviética.

El gobierno soviético quería transformar a Asia Central en el mayor productor de algodón del mundo, y por un periodo, en los años 80 Uzbekistán cultivó más algodón que cualquier otro país del mundo.

A medida que el lago se secó, la pesca y las comunidades que dependían de él, se derrumbaron. El agua cada vez más salada se contaminó con la gran cantidad de fertilizantes y pesticidas que fueron arrojadas. El polvo que sopa desde el lecho del lago, contaminado con productos químicos agrícolas, se convirtió en un verdadero peligro para la salud pública. El polvo salado voló desde el lago hasta acomodarse en los campos con lo que degradó el suelo.

La última imagen divulgada por la NASA del lago en 2014, muestra claramente la disminución del agua.


A medida que el lago se iba encogiendo, los enormes volúmenes de pesticidas e insecticidas acumulados se fue concentrando y los peces murieron por el alto grado de contaminación.

El desarrollo de la industria del algodón terminó por destruir el lago y obviamente, también a la industria pesquera.

El clima cambió

Como consecuencia, la pérdida de la influencia de una gran masa de agua hizo que los inviernos fueran más fríos y los veranos más cálidos y secos.

El pasto se secó y los pequeños lagos de agua fresca que existían cerca de las costas desaparecieron completamente.

Los antílopes que se solían ver en el sector se redujeron drásticamente, al igual que muchas otras especies.

En un último esfuerzo para salvar lago del lago, Kazajstán construyó una presa entre el norte y el sur del Mar de Aral. Finalizada en 2005, la presa era básicamente una sentencia de muerte para el Mar de Aral del sur. Toda el agua que fluye en la cuenca del desierto desde el Syr Darya ahora se queda en el Mar de Aral Norte.

Hoy día lo que queda es un paisaje desértico gobernado por abandonados barcos que están inmóviles en la superficie de lo que alguna vez fue un mar.

Ecoportal.net

El Dinamo

http://www.eldinamo.cl/

Estos artículos también podrían interesarte

Agrega un Comentario

Pulsa aquí para hacer un comentario

Busca en EcoPortal

Te invito

TU APOYO ES IMPORTANTE!!!

Lo mas visto