Bolivia

Las etiquetas deben advertir si los alimentos son transgénicos

Los supermercados están obligados a cambiar las bolsas plásticas por biodegradables y a tener suficientes cajeros para evitar colas.

Por Verónica Zapana

En los supermercados, los alimentos genéticamente modificados tendrán que contar con etiquetas que adviertan que son transgénicos. Además,  esos centros de abasto deben sustituir las bolsas  plásticas por  envases  biodegradables, según establece la norma de  Regulación de las Actividades  de  los  Supermercados.

El viceministro de Defensa del Consumidor, Guillermo Mendoza,  explicó que esas determinaciones serán implementadas una vez que se publique el Reglamento  Específico de  Regulación de las Actividades  de  los  Supermercados  para  Protección  de  las  Usuarias  y  los  Usuarios y  las  Consumidoras  y los  Consumidores. La norma fue aprobada el 6 de octubre mediante  la Resolución Ministerial 205/2015 y consensuada con los propietarios de supermercados.

"El reglamento -que tiene seis capítulos, 21 artículos, una disposición transitoria y dos disposiciones finales- lo publicaremos  hasta el fin de semana”, aseguró Mendoza. Recalcó que luego de esa difusión entrará en vigencia.

Entre otros aspectos, la norma establece que  los supermercados deben sustituir las bolsas plásticas por las biodegradables "preferentemente de papel y de industria nacional”. "Nosotros no podemos obligar al uso de ciertas bolsas; pero eso sí, deben desaparecer las plásticas”, indicó el viceministro.

También instruye   que los alimentos químicamente modificados  lleven etiquetas que indiquen  que son transgénicos. Mendoza dijo que "no será fácil lograr que  los proveedores coloquen las advertencias en las dimensiones establecidas”. Por lo que se dio un plazo de seis meses a tres años para el cumplimiento.

El Reglamento también indica que los productos deben tener la fecha de expiración en  tamaño más grande y notorio. Asimismo, establece que los supermercados deben instalar  letreros que indiquen las propiedades nutritivas de cada alimento.

Según la norma, los supermercados deben tener suficientes cajas registradoras para no generar filas. Las facturas deben imprimirse con caracteres perfectamente legibles.

El artículo segundo  determina que el Viceministerio  de  Defensa  de  los  Derechos  del  Usuario  y  Consumidor es el   encargado  del  cumplimiento,  seguimiento  y  ejecución  de  la norma.

Mendoza comentó que los supermercados que no cumplan con la disposición serán sancionados a través de  faltas leves, graves y gravísimas. "Las sanciones serán monetarias  y desde 3.000 hasta 10.000 UFV (Unidad de Fomento a la Vivienda)- es decir desde 6.000 hasta 20.000 bolivianos- y también habrá  clausuras”, advirtió la autoridad.

Ecoportal.net

Página Siete

http://www.paginasiete.bo/

Estos artículos también podrían interesarte

Agrega un Comentario

Pulsa aquí para hacer un comentario

Busca en EcoPortal

Te invito

TU APOYO ES IMPORTANTE!!!

Lo mas visto