olivos

Olivos resecos en el norte de Croacia, donde el virus del Nilo Occidental ya dejó una persona muerta. Las infecciones por ese virus aumentaron de forma notoria en Europa en 2018, informó la Organización Mundial de la Salud (OMS), en gran parte por una temporada de transmisión más prolongada que este año registró altas temperaturas seguidas de sequía, lo que contribuyó a la reproducción y a la propagación del mosquito. Crédito: Ed Holt/IPS.

dengue, mosquitos, cambio climático

Estos artículos también podrían interesarte

Agrega un Comentario

Pulsa aquí para hacer un comentario