bananas

El agricultor Alberto Flores (centro) se esmera en colectar los pocos racimos de plátano que logró rescatar de su plantación, anegada y arruinada tras las lluvias que azotaron El Salvador a mediados de octubre. Calcula sus pérdidas por este rubro en 2.000 dólares. Antes, en agosto, perdió la cosecha de maíz, esta vez por la sequía. Crédito: Edgardo Ayala/IPS

cambio climático, campesinos, FAO

Estos artículos también podrían interesarte

Agrega un Comentario

Pulsa aquí para hacer un comentario