Crean aislante 100% natural que retarda la propagación del fuego en las casas

Hecho con raíces de granos cultivadas en la Región del Biobío, este producto made in Chile, busca reemplazar al plumavit o la fibra de vidrio. En El Definido hablamos con uno de los creadores.

Por María Victoria Coutts

Hoy uno de los principales retos en la industria es crear productos de calidad, pero que a la vez sean amigables con el medio ambiente, este es el desafío propuesto, que en algunos casos ha logrado resultados sorprendentes, y Chile no se ha quedado atrás.

Luego de siete años de trabajo e investigación, en un galpón en Duqueco, cerca de Los Ángeles, en la Región del Biobío, la empresa Rootman está trabajando en un producto que busca marcar un cambio sustancial en los aislantes para las casas.

Se trata de un colchón radicular (CR), en palabras simples, un aislante para muros hecho con raíces de granos que no solamente es natural, sino que supera en muchos aspectos a los clásicos que se usan actualmente como el plumavit, la fibra de vidrio y el poliuretano.

“La gracia que tiene es que es más térmico que el plumavit y que el poliuretano, que son los mejores aislantes hoy en día, pero al mismo tiempo es acústico, cosa que los otros materiales no tienen y además tiene alta resistencia a la llama”, cuenta a El Definido el gerente general de Rootman, Roberto García.

Es decir, se quema muchísimo más lento que los otros materiales, una ventaja increíble para proteger las casas, sobre todo en un país que ha visto las duras consecuencias de los incendios forestales. García ejemplifica: “El plumavit es tres segundos se quemó, la fibra de vidrio, que le sigue, 15 segundos, el poliuretano en 1 minuto y el colchón radicular en 60 minutos”.

Además, pese a que el precio unitario es un poco más alto que el del plumavit, cada uno de estos CR, equivale a 3 veces la cantidad necesaria de plumavit, para que sirva como aislante, entonces finalmente, el producto es más barato, además de tener propiedades superiores.

Material natural y mayor sustentabilidad

¡Raíces! ¿De dónde las están sacando? Tranquilos, para su fabricación no se tala ni un solo árbol, pues están hechos con semillas de granos cultivados que pasan por un proceso hidropónico diseñado especialmente para fabricar estos colchones radiculares.

Desde que se siembran los granos hasta la cosecha, el colchón radicular, tarda tan solo tarda 10 días en estar listo. Son 100% naturales, su producción es rápida y requiere poca energía y agua. Es un producto amigable con el medio ambiente (biodegradable) y sustentable.

“Este material es una realidad, ya hemos hecho casas y entregamos una de regalo en Santa Olga. Hoy estamos buscando un inversionista que quiera masificar esta tecnología. Esto es 100% chileno, está patentado y es bueno que tengamos tecnología que salga hacia afuera, además es desarrollado en provincia, cosa que no es fácil”, dice García.

Ecoportal.net

El Definido

http://www.eldefinido.cl/

Agrega un Comentario

Pulsa aquí para hacer un comentario