Conciencia España

Barcelona, epicentro del cambio

Por Esther Vivas

Si durante largo tiempo tuvimos que oír a tertulianos de distinta índole acusar al 15M de radical, antisistema y “perrofláutico”, diciendo aquello de que “si queréis hacer política formad un partido”, como si la política se limitara a hacer política partidista, sin entender o no querer entender absolutamente nada de lo que significó ese “levantamiento popular” indignado; ahora, las peores pesadillas del establishment se han hecho realidad.

El discurso contrahegemónico levantado en aquel momento en múltiples plazas, capaz de dibujar un nuevo imaginario colectivo, que mostró sin rodeos el vínculo entre crisis económica y secuestro político y que conectó, como nunca antes, con una mayoría social golpeada por tres largos años de recortes asalta hoy las instituciones, desbordando los límites de lo posible que nos habían impuesto.

No se trataba, como decían algunos “todólogos”, de uniformizar la heterogeneidad del movimiento en un partido único, y hacer más de lo mismo, sino de levantar nuevos instrumentos políticos, metodologías, confluencias, procesos que permitieran trasladar esa indignación de la calle a las instituciones.

Convertir la mayoría social azotada por la crisis en mayoría política. Sin olvidar que todo proceso de cambio real vendrá de la toma de conciencia colectiva, la autorganización popular y la movilización sostenida. En definitiva, ocupar las instituciones, como antes se habían ocupado las plazas, para ponerlas al servicio de los “nadie”. Y eso es lo que se ha hecho ahora.

La eclosión fulgurante de Podemos un año atrás, en mayo del 2014, obteniendo inesperadamente en las elecciones europeas 1,2 millones de votos y 5 eurodiputados, fue el mejor ejemplo. Una hoja de ruta planteada anteriormente, en abril del 2013, por el Procés Constituent en Catalunya, impulsado por la monja benedictina Teresa Forcades y el economista Arcadi Oliveres, apelando a construir desde abajo una nueva mayoría político-social. Una apuesta que Guanyem Barcelona y Ahora Madrid, a pesar esta última de no ganar por la mínima, han materializado como nadie en estas elecciones. Una experiencia que se ha extendido a numerosos municipios y comunidades, con la emergencia de nuevas fuerzas políticas, resultado de la confluencia social, capaces de llegar a los sectores más golpeados, quienes sí se han movilizado y han votado en esta ocasión.

Los resultados de esta contienda electoral rompen los esquemas de la política tal como la conocíamos desde la transición. El tablero ya no es cosa de dos. Y la entrada de los “sin voz”, de los precarios, los desahuciados, los parados…, en definitiva de los “outsiders”, al frente del ayuntamiento de Barcelona demuestra que se puede ganar y que todo es posible. Es el momento de llevar a la práctica esa famosa consigna de “mandar obedeciendo”.

Pero, la senda del cambio en mayúsculas no será fácil. La presión del establishment, desde sus lobbies económicos a su maquinaria mediática, no se hará esperar. Las trabas y las descalificaciones, de bien seguro, serán múltiples. La responsabilidad, así como la oportunidad, es enorme.

Hoy, vivimos un momento histórico. Han pasado cuatro años desde que en las plazas se gritara: “No nos representan”. Tras el terremoto político de estas elecciones una nueva consigna se impone: “Sí nos representan”. En Catalunya, las elecciones al Parlament son el próximo asalto. En Madrid, el Congreso de los Diputados que se prepare. Como decía Ada Colau en esta histórica noche electoral: “Esto es una revolución imparable”.

Ecoportal.net

Esther Vivas

http://esthervivas.com/

Acerca del Autor

Esther Vivas

Esther Vivas Esteve (Sabadell, 1975)1​2​ es una periodista y autora de diversos libros y publicaciones sobre movimientos sociales, consumo responsable y maternidades.
Ha participado en el movimiento antiglobalización y contra la guerra en Barcelona, así como en distintas ediciones del Foro Social Mundial, el Foro Social Europeo y el Foro Social Catalán. En la actualidad, sus posiciones políticas se integran en el independentismo catalán.
En 2009 participó como cabeza de lista en la candidatura de Izquierda Anticapitalista a las elecciones al parlamento europeo, recibió 19.880 votos (0,13%). También concurriría como cabeza de lista en la elecciones catalanas del año siguiente en la candidatura "Des de Baix" obteniendo un 0,23 % de los votos.
Es miembro del consejo asesor de la revista Viento Sur y del consejo científico de ATTAC-España. Escribe en el diario El Periódico y en Público (España). Algunos de sus artículos han sido criticados por su falta de rigor científico y ha mostrado su respaldo a autores considerados conspiranóicos o anticientíficos, como Sofía Gatica o Teresa Forcades5​. Colabora con varios medios de comunicación en tertulias de análisis político.
Es profesora en el máster de Agricultura Ecológica de la Universidad de Barcelona.
Participó en el Procés Constituent impulsado por Teresa Forcades y Arcadi Oliveres en Cataluña.
Es autora de diversos libros. Su última obra es Mamá desobediente. Una mirada feminista a la maternidad (Capitán Swing, 2019). Anteriormente ha publicado otras obras, entre las que destaca El negocio de la comida. ¿Quién controla nuestra alimentación? (Icaria editorial, 2014).

Agrega un Comentario

Pulsa aquí para hacer un comentario

About Author

Esther Vivas

Esther Vivas Esteve (Sabadell, 1975)1​2​ es una periodista y autora de diversos libros y...