España

España crea impuesto para el sol

Gobierno Español gravó con un impuesto, bajo el rótulo de peaje, el uso doméstico de energía solar. Ecologistas denuncian esta imposición como un atentado contra la utilización de energías renovables. Voceros de la administración española defienden medida afirmando que el autoconsumo de sol es “antisocial”.

Por José Carlos Díaz Zanelli

Una noticia poco alentadora de cara al uso doméstico de energías renovables ha tenido lugar en España en los últimos meses. Se trata de una suerte de impuesto que ha creado el Gobierno Español para la utilización de paneles solares.

Bajo una retórica que intenta proyectar una imagen de promoción del uso de energías renovables, el Gobierno Español promulgó a fines del 2015 una ley que gravaba con impuestos a quienes hagan uso de energía producida por paneles solares. El concepto bajo el cual los autoconsumidores deberán realizar pagos es el del peaje.

La norma aprobada implicaba crearse un registro de autoconsumidores de energía solar. El plazo para dicho registro caducó en el mes de abril del 2016, por lo que actualmente ya sería ilegal en España utilizar energía solar para consumo doméstico sin estar empadronado.

Rechazo a la medida

En la praxis lo que esto representa es la obligación de pagar un impuesto por el sol. Para la Unión Española Fotovoltaica lo que esta medida persigue es frenar el desarrollo de la energía solar doméstica, en contradicción con lo que suelen manifestar los representantes gubernamentales.

Por su parte, la Asociación Nacional de Productores de Energía Fotovoltaica ha calificado la medida como “absolutamente inaceptable” por no contar con respaldo social. En los mismos términos se han ido manifestando diversos grupos ecologistas en el ámbito español.

La única respuesta que ha llegado de parte del Gobierno Español en defensa de esta medida han sido las declaraciones del secretario de Estado de Energía, Alberto Nadal, quien para defender el impuesto al sol ha señalado que “el autoconsumo sin cargos es lo más antisocial que existe”.

De momento, los únicos que parecen ser claramente beneficiados con esta medida son las empresas eléctricas que tienen el monopolio de la energía doméstica e industrial. Esto porque se estaría frenando una de las industrias renovables más eficientes de cara al futuro. Las acusaciones de lobby en el terreno español no se han hecho esperar.

Ecoportal.net

SERVINDI

http://www.servindi.org/

Estos artículos también podrían interesarte

Agrega un Comentario

Pulsa aquí para hacer un comentario