España

Las ecoaldeas se multiplican en Europa y España lidera la tendencia

Dejas atrás el estrés, vivir en armonía con el entorno, tratar de mejorar las relaciones humanas con tiempo suficiente: las ecoaldeas, un fenómeno que no es nuevo en Occidente, pero que ahora se convierte en tendencia masiva y donde España está liderando las intenciones de mejor calidad de vida.

Un estilo de vida en comunidad, alternativo y sostenible, así define el diario español La Vanguardia, los conceptos básicos que están conquistando a los españoles y que los lleva a alejarse cada vez más del bullicio de las grandes urbes.

Si algunos observadores han hecho notar que el fenómeno ha sido coincidente con la crisis de fuentes de trabajo y económica en general que sufrió España, otros sociólogos responden que aún cuando cierto, también es que muchos ya no quieran volver a los errores del pasado con una vida carente de todo estímulo vivencial y solamente limitada por el consumismo absorbente.

Más allá, otros idealistas también lideran las ideas de formar más ecoaldeas, sobre la base de intentar detener la crisis ecológica o de abandonar la dependencia energética tal cual la conocemos.

Una nueva forma de ver la realidad

La Red Ibérica de Ecoaldeas, aparece así como “la más antigua y consolidada de toda Europa”, entanto tiene ya una treintena de iniciativas que conforman asentamientos comunitarios tan diversos como reales.

“No hay un perfil único y las iniciativas caminan entre lo espiritual y lo socio-político”, afirma a La Vanguardia, Kevin Lluch portavoz de la Red Ibérica, psicólogo de profesión que dejó Sevilla para emprender sus visiones hace ahora unos 17 años. Sus sueños se convirtieron en mucho en comunidades pequeñas, autogestionadas, que se financian con lo que producen y abastecen de lo que cultivan, cuyos miembros comparten tareas y decisiones, llevando adelante la bandera de que “otra sociedad es posible”.

Las ecoaldeas tienen ya centenares de habitantes en toda España, y los coordinadores afirman recibir decenas de correos electrónicos cada mes, de personas interesadas en desarrollarse en esta forma de vida. Con perfiles de edad promedio entre 20-30 años, pero con gente mayor a 60 interesada, el movimiento crece a expensas de ciudadanos “convencionales, que se plantean una nueva realidad después de fracasos sociales con mayúsculas. El mensaje de ´estoy harto de mi vida´, está entre los que más recibo”, afirma Lluch. “Hay una tremenda efervescencia por romper con el individualismo y la competitividad y vivir con más conciencia”, sentencia.

Ecoportal.net

La Gran Epoca

http://web.lagranepoca.com/

 

 

 

Estos artículos también podrían interesarte

Agrega un Comentario

Pulsa aquí para hacer un comentario

Busca en EcoPortal

TU APOYO ES IMPORTANTE!!!

Llamamiento

PROMOS ECOPORTAL – NATURA

Posts más compartidos