Estados Unidos

Ecologistas culpados por el pinchazo de la burbuja del fracking

En el sector financiero, esto se reconocería como una variante de la estafa “usar y tirar”, sin embargo, la EIA (Administración de Información sobre la Energía), agencia propiedad del gobierno estadounidense, acaba de confirmar, de forma muy discreta, que se trata de una práctica estandarizada en las empresas responsables del milagroso renacimiento del gas y del petróleo americano, de los que dependen otros departamentos gubernamentales en sus pronósticos de creación de empleo, ingresos fiscales futuros, y en la (presunta) influencia en la exportación de energía en la nueva guerra fría contra Rusia.

El estallido de la burbuja de fracking no tiene relación con los ecologistas, pero ellos se han puesto de forma deliberada en el punto de mira. La fracturación hidráulica tiene impactos terribles en el agua, el aire, la tierra, la salud humana, el bienestar del ganado, la fauna silvestre y el clima.

Cientos de grupos locales anti-fracking han surgido en todo el país en los últimos años. A menudo, creados por ciudadanos corrientes que encontraban de repente sus pozos sucios, su ganado enfermo o a sus hijos con dolores de cabeza y sangrado de nariz. Todo ello como resultado de las cercanas operaciones de estimulación hidráulica.

Frecuentemente, resulta difícil para los científicos ambientales documentar tales impactos, debido a los esfuerzos deliberados por parte de la industria de impedir estudios y publicaciones (por ejemplo, pidiendo acuerdos de confidencialidad cuando las quejas se resuelven con liquidaciones en efectivo); de hecho, los portavoces de la industria continúan negando que el fracking sea el responsable de algún problema medioambiental o de salud. La industria desprecia a los ecologistas. Pero el motivo de este artículo no son susceptibilidades heridas o venganza.

Todo esto es un negocio. Los ecologistas son meros chivos expiatorios útiles- Culpando a los ecologistas de la explosión de la burbuja de fracking, la atención pública se desviará de las malas prácticas del sector. Pero más útil aún, diciendo a los miembros más receptivos del Congreso que la caída de los índices de producción de gas y petróleo está causada por los anti-fracking, alarmistas, ecologistas anti-negocio, propiciarán un nuevo escenario de llamadas para hacer retroceder las legislaciones locales, estatales y nacionales. La probable respuesta del Congreso será ¡Pobre de ti!. ¿Cómo podemos ayudarte? ¿Qué te parecen algunas exenciones en los actos de limpieza del aire y del agua? ¿Tal vez prioridad de las legislaciones locales de fracking con una norma nacional más amiga de la industria? ¿te gustaría algunos contratos de perforación en millones de acres de terreno federal como aperitivo, mientras esperas? Estás en tu casa.

El sector tiene mucho que ganar retratándose como víctima de los poderosos intereses medioambientales. Pero, ¿iniciará esta maniobra una nueva ronda de crecimiento de la producción de gas y petróleo?. Esta posibilidad es remotamente posible, ya que todavía hay miles de millones de toneladas de recursos de hidrocarburos de bajo grado atrapados bajo tierra americana. Pero, no cuentes con ello. Se necesita dinero para perforar, incluso si es dinero de otras personas. Como la calidad de los recursos disponibles disminuye, la cantidad de dinero que se necesita para producir cada incremento de energía de esos recursos, crece. La industria tendrá que encontrar y convencer a un nuevo grupo de inversores, lo que probablemente será difícil ya que el gas de esquisto y la producción de petróleo siguen la tendencia de dirigirse al sur. Sobrellevar las cargas derivadas de las deuda ha sido relativamente fácil debido a las tasas de interés muy bajas; Mantener las cargas de las deudas ha sido relativamente fácil debido a los bajos tipos de interés muy bajos; si la Reserva Federal decide dejar que los índices vuelvan a subir, podría ser una estaca en el corazón de la industria.

De una forma u otra, la burbuja de fracking actual puede ser el último suspiro de crecimiento de la producción de petróleo y gas de Estados Unidos.

La ofensiva de la industria tendrá mucho menos efecto si los principales medios publican de forma destacada y reiterativa buenos análisis de lo que está pasando en la geología de los campos fracking y los balances de las empresas de perforación; y si los funcionarios públicos entienden y hablan de las verdaderas razones de la pérdida y caída en la producción de petróleo y gas de Estados Unidos.

Ambos desarrollos podrían ser facilitados por el trabajo de la EIA. El reciente informe de la Agencia fue un excelente primer paso. La EIA trabaja para los estadounidenses, y no para la industria de petróleo y gas. Cuando los intereses de las personas y los de la industria divergen, está claro dónde deben descansar las lealtades de la Agencia. Esto es un alegato abierto a los funcionarios de la Agencia: Por favor, seguir las pruebas y contarle a los funcionarios públicos y a los estadounidenses la verdadera historia de lo que está pasando y como el auge del fracking nacional va a estallar. Usted es la autoridad hacia la que todo el mundo mira.

Ecoportal.net

Estos artículos también podrían interesarte

Agrega un Comentario

Pulsa aquí para hacer un comentario

Busca en EcoPortal

TU APOYO ES IMPORTANTE!!!

Llamamiento

PROMOS ECOPORTAL – NATURA

Posts más compartidos