México

Abatir la contaminación por plásticos en los océanos requiere educación

Abatir la contaminación por plásticos en los océanos es un reto que implica remediar lo hecho hasta ahora y educar a las nuevas generaciones para evitar que sigamos con la afectación a esos ecosistemas, fundamentales para la vida en el planeta, expuso César Flores Coto, investigador del Instituto de Ciencias del Mar y Limnología de la UNAM.

Todos los tipos de contaminación son graves, aunque la de origen orgánico es menos dañina porque acaba por degradarse y se convierte en la parte básica de los elementos. Pero el plástico, al igual que los residuos nucleares, pesticidas, detergentes e hidrocarburos, no se destruyen o tardan mucho en hacerlo y se acumulan cada vez más en los mares; a largo plazo dañan a los organismos que viven en esos entornos, dijo a propósito del Día Mundial de los Océanos, a celebrarse este 8 de junio.

Este año, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) eligió para la efeméride el lema “Unos océanos sanos, un planeta sano”, y se centra en los esfuerzos por acabar con la contaminación originada con ese material, característico del siglo XX.

El plástico, indica el organismo internacional, es una amenaza grave porque deteriora esas enormes masas de agua lentamente y sus efectos perduran en el tiempo. Además, daña la salud de muchas especies animales, que confunden sus partículas con comida.

“Sus efectos dañinos en los mares son amplios y medirlos y cuantificarlos representa un gran trabajo de investigación”, destacó Flores Coto, biólogo y doctor en oceanografía biológica y pesquera, adscrito a la unidad académica Ecología y Diversidad Acuática, del ICMyL.

Aportan alimento, energía, agua y, de sus fondos, hidrocarburos y recursos minerales de gran valor, pero cada vez se ven más afectados por el desarrollo de las zonas costeras, los desechos industriales y la pesca sin control, concluyó.

Ecoportal.net

Campus Mexico

http://campusmexico.mx/

Estos artículos también podrían interesarte

Agrega un Comentario

Pulsa aquí para hacer un comentario