Receta

Y por qué no un desayuno salado?

desayuno, aguacate, queso, hummus

En muchos países del mundo, acostumbramos a consumir alimentos dulces en el desayuno, pero quizá no sea tu preferencia. Por ello compartimos tres ideas de desayunos salados y nutritivos.

Tostada de aguacate, huevo y tomate

Solo necesitamos tostar unas rebanadas de pan, partir el aguacate y pisarlo un poco para poder untarlo, y cortar en rodajas el tomate.  Se pueden usar tomates Cherry que son más sabrosos. Lleva además rodajas de huevos duros. Podemos ponerle las especias que más nos gusten y una pizquita de sal.

Hummus

El hummus es una pasta de garbanzos de origen árabe, rica en proteínas. Es tan tan delicioso que no deberíamos dejarlo solo para la hora del aperitivo… Puede realizarse una pasta similar con berenjenas.

Se puede untar en galletas, pan, tostadas, así comenzaremos el día con mucha energía.

Bocaditos de queso

desayuno, aguacate, queso, hummus

Estos bocaditos son una auténtica delicia a cada bocado… Si le queremos poner un toque dulce a nuestro desayuno salado, le podemos poner un poquito de la mermelada de frutos rojos que más nos guste: grosella, frambuesa, fresa…

Llevan más tiempo de elaboración pero valen la pena.

Ingredientes:

  • 1/2 taza de leche entera
  • 1/2 taza de agua
  • 1/2 taza de mantequilla sin sal
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1 taza de harina para todo uso
  • 5 huevos grandes
  • 1 1/2 tazas de queso rallado

Preparación:

Para comenzar la receta, consigue la medida exacta de queso rallado con un rallador.

En una olla de tamaño mediano, agrega la leche, el agua, la mantequilla y la sal. Añade lentamente la harina y revuelve constantemente hasta lograr una consistencia uniforme y sólida.

Continúa revolviendo con un cucharón hasta que se genere una masa pesada. En caso de que los ingredientes queden demasiado coagulados, puedes agregar un poco más de leche o agua para alivianar.

Coloca la preparación en una batidora. Incorpora los huevos, uno a la vez. Después, tampoco olvides incorporar el queso rallado, que será el encargado de otorgar el sabor principal a la receta.

El resultado final será una mezcla grumosa con una aroma realmente estupendo.

En una bandeja enmantecada, coloca pequeñas porciones de masa. Puedes realizar pequeñas bolitas con una cuchara o simplemente con la mano. ¡Como prefieras!

Lleva la bandeja al horno y luego de unos 12 o 15 minutos aproximadamente ya puedes disfrutar de estos deliciosos bocaditos de pan de queso.

Ecoportal.net

Con información de:

https://www.rebanando.com/

https://www.vix.com/

Estos artículos también podrían interesarte

Agrega un Comentario

Pulsa aquí para hacer un comentario

Busca en EcoPortal

Te invito

TU APOYO ES IMPORTANTE!!!

Posts más compartidos