Agua

El proyecto de Ley de Aguas no garantiza pureza ni acceso al agua

El proyecto no prevé nada para impedir o remediar la contaminación de nuestros peces y crustáceos por la irresponsable explotación minera, las salmoneras, los barcos industriales o bolicheros y otros factores de contaminación de las aguas del mar y de los ríos como la basura de las ciudades, las aguas servidas sin tratar, los agro tóxicos (fungicidas, herbicidas, nematicidas, etc.) utilizados en la agricultura, los desechos arrojados por la industria fabricante de balanceado, sardinas, los ingenios azucareros, las procesadoras de palma africana, los camales de faenamiento de miles de pollos y gallinas y mas productos.

Por Jorge Toapanta Vera

El proyecto no prevé nada para impedir o remediar la contaminación de nuestros peces y crustáceos por la irresponsable explotación minera, las salmoneras, los barcos industriales o bolicheros y otros factores de contaminación de las aguas del mar y de los ríos como la basura de las ciudades, las aguas servidas sin tratar, los agro tóxicos (fungicidas, herbicidas, nematicidas, etc.) utilizados en la agricultura, los desechos arrojados por la industria fabricante de balanceado, sardinas, los ingenios azucareros, las procesadoras de palma africana, los camales de faenamiento de miles de pollos y gallinas y mas productos.


Ante el Proyecto de Ley Orgánica de los Recursos Hídricos, Uso y Aprovechamiento del Agua, que el Presidente de la República, mediante oficio No. T. 4644–SGJ-0-1998, de fecha agosto 26 del 2009, ha enviado al Presidente de la Asamblea Nacional, Arq. Fernando Cordero Cueva, manifestamos:

Proyecto de Ley no garantiza pureza ni acceso al agua

Mariscos contaminados con mercurio amenazan con cáncer al pueblo ecuatoriano

Agua salada o agua de mar

El mar es el depositario final de todos, absolutamente de todos los desechos habidos y por haber, por ello consideramos que la limpieza del agua salada también debe estar garantizada en la Ley del Aguas que se pretende aprobar. ¿Por qué?

Porque el camaronero durante el proceso de cría del camarón en cautiverio en sus piscinas utiliza el balanceado que precisamente es elaborado con harina de pescado en las fábricas que moradores de la provincia de Santa Elena denunciaron como centros de gran contaminación.

También utiliza fertilizantes y más elementos que contaminan el agua que el camaronero devuelve al mar sin ningún tratamiento. Al pescar (sacar) el camarón para la venta, a las piscinas las “limpian” con cal, barbasco (pepas que las muelen luego de extraerlas del árbol de barbasco que especialmente cree en las islas) y que mata peces como la llamada “millonaria”, el bagre “plumero”, jaibas y mas animales marinos que el camaronero considera depredadores; es decir, el camaronero no quiere que en la piscina quede ninguna especia de larvas de peces que crie conjuntamente con el camarón y se coma una parte de la cantidad de camarones pre juveniles o juveniles “sembrados” en su piscina.

Esta agua contaminada de las camaroneras al ser arrojada, por lo general, a los esteros o brazos de mar, afecta las conchas, cangrejos y peces que tienen su hábitat en los esteros de mar o manglares circundantes al perfil costero; lo que hace que los peces y mariscos que se comercializan en los diferentes mercados de nuestras ciudades tengan cierto grado de contaminación por causa de la industria camaronera. Ojo, esto solo es una parte del problema.

Barcos industriales o bolicheros

Los iniciadores de esta depredación en la provincia de El Oro fueron personas de origen peruano que desde hace aproximadamente 9 años vinieron a la provincia orense, luego de que en el Perú diezmaron prácticamente la existencia de peces desde puerto Zorritos hasta el Órgano.

¿Porque los barcos bolicheros diezman la existencia de peces? Porque en sus embarcaciones industriales tienen adaptada equipos con tecnología moderna; es decir que, a sus redes las alzan y las bajan con un sistema llamado Macaco operado con la máquina del barco; a mas de eso, utilizan equipos con ondas conectadas al sistema GPS satelital para ubicar el cardumen o bancos de peces. Al botar sus redes, a pesar de ser prohibido hacerlo dentro de las 8 millas cercanas al perfil costero, arrasan con toda especie de animales sean chicos o grandes; y una vez que la máquina alza las redes y las bota en el piso de la proa del barco industrial, del producto capturado solo cogen al pez grande y a todos los pequeños, jaibas, camarones, los botan al agua pero ya muertos; este proceso depredador es el que acaba con nuestras especies marinas. Como las redes de los bolicheros pueden cubrir un calado (profundidad de agua) hasta de 22 metros y en los humedales del golfo el calado (la profundidad de agua) esta entre 12 y 14 metros, esta redes remueven todos los desechos acumulados en cientos de años en el lecho del mar y con esto envenenan el agua de mar con las consabidas consecuencias de contaminación.


Nuestros pequeños y tradicionales pescadores artesanales jamás causan este tipo de daños a la naturaleza porque únicamente utilizan arpón, anzuelos y redes operadas manualmente.

Por otra parte en El Oro tenemos permanente mortandad de peces, especialmente de la especie cachema y últimamente se ha hecho mas presente la mortandad del chuhueco, una especie de pez que vive a la orilla del manglar; los pescadores lugareños especialmente de la comuna de Bajoalto acusan de esta contaminación a la EDC que es la empresa extranjera extractora del gas del Golfo y a la generadora Machala-Power asentada junto a la población de Bajoalto. Por contaminación de las aguas del mar, los pequeños pescadores dicen que los peces que capturan se pudren en forma inmediata así le pongan hielo, hecho que nunca les sucedía antiguamente.

Contaminación por desechos de la minería

Esto es sumamente grave. Ya tenemos marcadas las áreas de contaminación en el perfil costero adyacente al Golfo de Guayaquil, concretamente desde Puerto Hualtaco (límite con el Perú) hasta Maturín, desembocadura del Río Siete donde termina la provincia de El Oro; de ahí comienza la provincia de El Guayas y la contaminación de las mineras sigue evidenciándose en el Puerto El Conchero perteneciente a Tenguel parroquia del cantón Guayaquil; el puerto El Conchero esta ubicado en la desembocadura del Río Tenguel, donde en los años treinta del siglo pasado los gringos construyeron un muelle para sacar los bananos en racimo de su gran hacienda “Tenguel” (ya hace mas de 40 años que los gringos se fueron, pero el muelle aún subsiste y es utilizado por los pescadores artesanales de la zona).

¿Por qué la contaminación actual?. Porque al Río Siete le mataron sus peces desde hace 20 años, ese río esta muerto por los relaves (desechos mineros concentrados con mercurio, arsénico, plomo, cadmio, cianuro, etc.), que son arrojados de los asentamientos mineros de Bella Rica perteneciente a la jurisdicción del hoy cantón Camilo Ponce Enríquez (pueblo conocido como “La Ponce” por así acostumbrarse a llamarlo los lugareños, al querer decir en el pasado “la parroquia Ponce Enríquez” de la provincia del Azuay). A los ríos Gala y Chico (su afluente) les arrojan desechos mineros de los sectores Mullullacu, San Gerardo, etc. ubicados en la zona de Shumiral; el río Tenguel es el único que aún esta un tanto salvado pero la amenaza de contaminación cada día es mayor por estar concesionada a los mineros todas las áreas de montaña donde nacen sus afluentes.

Siguiendo hacia el norte del perfil costero nos encontramos con varios ríos, entre ellos, el Río San Pablo, Balao, Cañar hasta llegar al río Churute (reserva Churute), cuyas fuentes de agua están en la cordillera de Molleturo perteneciente a la provincia del Azuay. Todas estas áreas están contaminadas por las plantas de beneficio (mineras) instaladas en esta cordillera y que están contaminando sus aguas.

En la provincia de El Oro

Tenemos la cordillera de Mollopongo en la jurisdicción del cantón El Guabo, cuyo límite termina en el río Siete. Después de pasar el río Jubones que nace en el Azuay en los cantones azuayos Nabón, Girón, Santa Isabel, Pucará, etc.), en esta área, siguiendo la vía Panamericana hacia Guayaquil, tenemos el río Chaguana (con sus afluentes: El Colorado y Progreso), Zapote (con sus Afluentes: Sonador y San Jacinto), Bonito, Pagua y de allí entre los principales, tenemos al río Siete. Con excepción del Siete, señores señoras, todos los ríos últimamente citados desembocan en un solo colector que es el Tendales, estuario o río de marea. Esto es maravilloso porque tenemos una cuenca fabulosa, la cuenca de Mollopongo, tan cercana al mar, cuyas aguas desembocan al golfo de Guayaquil, único en Latinoamérica, porque ningún país sudamericano tiene un golfo como el nuestro por estar ubicado en plena zona tórrida y afectada por la corriente fría de Humboldt que en el cabo Pasado vira hacia Galápagos. La provincia de El Oro en su parte occidental lindera con el Golfo de Guayaquil y por lo tanto, en el lecho de mar de su jurisdicción están ubicados los llamados HUMEDALES o santuarios de reproducción de una infinidad de especies marinas.

Lamentablemente al hacerse estudios tenemos por resultado que son altos los índices de trazas de mercurio, arsénico, plomo, en aguas de los esteros de mar donde se ha tomado muestras. Eso significa que nuestras conchas, cangrejos, mejillones y peces están contaminados y están contaminando a todas las familias del Ecuador que consumen estos productos.

Siguiendo el perfil costero hacia el sur tenemos el río Pital, que es un gran colector o estuario o río de marea, donde desembocan sus aguas los ríos Santa Rosa, río Negro, Buenavista, Carne Amarga, etc., todos captan sus aguas de la cordillera de Dumarí, donde existen grandes asentamientos mineros, porque este ramal geográfico esta conectado a las cordilleras pertenecientes a Zaruma y Portovelo, centros mineros ancestrales. Esta zona pertenece al cantón Santa Rosa y uno de los principales mineros del lugar es Carlos Zambrano, actual asambleísta de la lista 35 por El Oro, quién gastó grandes cantidades de dinero para ser calificado como pre candidato en las amañadas elecciones primarias que hicieron, porque sus mismos compañeros denunciaron que para ganar llevó cientos de personas pagándoles $ 10 y en la campaña ya como candidato a asambleísta hizo una campaña individual gastando otra gran cantidad de dinero.

Preguntamos ¿Qué puede hacer el asambleísta C. Zambrano para preservar el medio ambiente si el invirtió tanto dinero para defender sus intereses y el de sus socios los mineros.

Otras causas

La basura de las ciudades, las aguas servidas sin tratar, los agro tóxicos (fungicidas, herbicidas, nematicidas, etc.) utilizados en la agricultura, los desechos arrojados por la industria fabricante de balanceado, sardinas, los ingenios azucareros, las procesadoras de palma africana, los camales de faenamiento de miles de pollos y gallinas y mas productos son otros factores de contaminación de las aguas del mar y de los ríos que por ninguna parte vemos se regula en el citado Proyecto de Ley de Aguas en discusión.

Compañeros, compañeras, la Ley de Aguas no prevé nada para impedir o remediar lo mencionado, cuando el problema de contaminación de nuestros peces y crustáceos por la irresponsable explotación minera es sumamente grave, por constituir un problema de SALUD PUBLICA, porque el mercurio, el arsénico, el plomo producen cáncer en el ser humano, a los niños les produce cretinismo, retardo mental y mas distorsiones en su salud; a mas de eso, causan irreversibles enfermedades hepáticas (cirrosis al hígado), diabetes, artritis, etc.. www.ecoportal.net

Jorge Toapanta Vera , Ecuador

Estos artículos también podrían interesarte

Agrega un Comentario

Pulsa aquí para hacer un comentario

Busca en EcoPortal

Suscríbete a EcoPortal

TU APOYO ES IMPORTANTE!!!